Menú
Cuando abstenerse también representa un problema

Cuando abstenerse también representa un problema

Abstención quiere decir carencia o privación de hacer o consumir determinada cosa, de manera voluntaria y por la cual, el individuo se mantiene pasivo ante un estímulo.

En medicina, existe lo que se llama Síndrome de abstención, y se da en aquellos pacientes que tienen un vicio y deciden dejarlo por razones de salud o por sí mismos.

Es posible que se presente por igual en enfermedades psicológicas como la dependencia emocional, es decir, cuando una persona busca afecto desmesuradamente. Esto es importante porque no solo se trata de que un individuo busque las maneras de llenar ese vacío, sino que esa dolencia emocional se somatiza.

Lo principal es conocer por qué se comienza a ingerir sustancias en demasía (independientemente que sea alcohol, drogas o comida). Generalmente estos componentes contienen ciertos aditivos que actúan como neurotransmisores, haciendo que se despierte en el cerebro, sensaciones como la exaltación, alegría o serenidad.

Esta es quizás una de las razones por las cuales, las personas suelen recurrir a los “vicios”, para enfrentar un mal momento, depresión, etc.

El detalle de esto, es que cada vez que se recurre a una sustancia, se necesitar mayor cantidad porque el cuerpo poco a poco se va acostumbrando a esos aditivos. Es lo que se conoce como tolerancia.

Dejar de fumar, de beber, consumir alguna droga o incluso dejar de comer ciertos alimentos genera una serie de síntomas que pueden causar cambios repentinos en el metabolismo y sensación de malestar.

Los síntomas más recurrentes dependerán del tipo de sustancia que se acaba de dejar:

-Nicotina: Aumento de peso, dolor de cabeza, sensación de necesidad de fumar, falta de concentración, insomnio y somnolencia.

-Alcohol: Temblores, escalofríos, nauseas, cefaleas, deshidratación, palidez. En algunos casos (graves) se presenta el delirium tremens, que puede generar ansiedad, convulsiones, sudoración excesiva y alucinaciones, además de otros trastornos destacados por movimientos anormales en los ojos, pérdida de memoria, confusión y cambios de humor.

-Narcóticos: Agitación, sudoración, lagrimeo, hiperactividad, estado alerta, taquicardia, escalofríos, dilatación de pupilas, dolor abdominal y diarrea, entre otros.

-Ansiolíticos: De  prescripción médica para combatir insomnio o ansiedad. Síntomas: debilidad, depresión, insomnio, temblores, deshidratación, alucinaciones y delirio.

 

Es recomendable la práctica de ejercicios al aire libre o actividades artísticas, para despejar la mente e ir eliminando esas toxinas que libera el cuerpo. En ocasiones para contrarrestar la propia abstinencia, se requiere tomar ciertos medicamentos, vitaminas y drogas prescritas.

Las terapias grupales también sirven como apoyo a nivel emocional, y por supuesto, algunos recurren a la medicina alternativa. Por ejemplo: sesiones de acupuntura, hierbas y plantas medicinales, meditación, etc.

Pialet Narváez / culturizando.com
Con información de: deconceptos / remediosnaturales / Wikipedia / medlineplus / drugs | Foto: Mujer aburrida / Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado