¿Cómo se hace la purpurina?

¿Cómo se hace la purpurina?

Gracias a su atractivo visual, la purpurina (o escarcha) es uno de los materiales que más se usan en manualidades y en maquillaje facial. ¿Te gustaría saber cuáles son los componentes de este vistoso aditivo? Descubre aquí cómo se hace la purpurina, y desde cuándo existe.

Composición de la purpurina

La purpurina está compuesta por un conjunto de pequeñas partículas cuyo tamaño ronda los 0,9 mm². Este aditivo actualmente se hace de pedazos de plástico, hojas de aluminio, dióxido de titanio y óxido de hierro. Todas estas partículas son pintadas con una pintura especialmente diseñada para reflejar la luz.

Purpurina empleada para decorar un adorno navideño. La purpurina plateada es una de las más populares que existen – Imagen: Pixabay.-

¿Desde cuándo existe?

La purpurina ya se utilizaba antiguamente, pero estaba hecha partículas de mica, un mineral caracterizado por su flexibilidad, elasticidad y brillo. Con esta brillantina rudimentaria se decoraban pinturas rupestres. Su primera aparición registrada data entre el año 40.000 y el 10.000 a. C.

Por los registros históricos se sabe que las mujeres hindúes ya la utilizaban para decorar su piel en fiestas o eventos especiales. También en la cultura griega y en Egipto, las mujeres usaban un tipo de escarcha proveniente del plomo, pero esta era muy dañina; al punto de que podía producir muerte por envenenamiento.

Por otro lado, en 1934 Henry Ruschmann descubrió una forma de moler el plástico para crear brillantina de forma masiva.

¿Cómo se hace?

La escarcha se obtiene aplicando diferentes químicos sobre láminas de aluminio, luego de que estas han sido divididas en pedazos mínimos. Al inicio del proceso, los trozos de aluminio se tratan con dióxido de titanio, esto garantiza el característico brillo de la purpurina.

Luego necesitas calentar un horno a unos 170ºC, y mezclar sal con colorante líquido. La sal debe esparcirse de forma uniforme en una bandeja para ser horneada por unos 10 minutos. Después, las partículas calentadas se dejan enfriar y tendrás escarcha casera en poco tiempo.

El tiempo en el horno también dependerá de su potencia. Esto porque, si se pasa el horno, la sal podría quemarse y se oscurecería demasiado. Esto haría que se pierda por completo el efecto del brillo.

Con información de: Mejorconsalud / Wikipedia / Imagen de portada:

  • Me encanta 6
  • Me divierte 1
  • Me asombra 14
  • Me entristece 1
  • Me enoja 5



Es tendencia