¿Cómo es el lenguaje corporal de un gato?

¿Cómo es el lenguaje corporal de un gato?

Se cree que los gatos son animales poco expresivos. Esta percepción, muy generalizada, suele apoyarse en el hecho de que las muestras de cariño de los felinos son más sutiles, y, por lo tanto, no es difícil que pasen desapercibidas. Sin embargo, los gatos son animales muy expresivos. Hoy aprenderás cómo es el lenguaje corporal de un gato.

Cada parte del cuerpo emite señales sutiles

El lenguaje corporal de los felinos es complejo y sutil. Está compuesto por señales visuales, auditivas, y algunas otras que no somos capaces de percibir.

A continuación te explicaremos qué significan los gestos corporales de los gatos, centrándonos en tres partes específicas de sus cuerpos: la cola, los ojos y las orejas.

La cola

Cola hacia arriba: Cuando un gato tiene su cola de esta manera quiere decir que se siente feliz o curioso. Es por eso que es normal que tu gato te reciba de esta forma cuando llegas a casa.

Cola hacia abajo: Cuando la cola del felino está hacia abajo o escondida denota derrota, tristeza o sumisión. También se puede interpretar como que el animal anticipa un conflicto, pero no quiere participar.

Contracciones en la cola: El movimiento de la cola puede ser interpretado como un signo de indecisión o conflicto. Cuando un gato mueve su cola constantemente puede ser una señal de advertencia antes de hacer un movimiento agresivo.

Ojos

Los gatos son animales muy visuales. Por lo general, si un gato te mira se forma fija, y el resto de su cuerpo se nota tranquilo, sin tensiones, su mirada puede ser sinónimo de amistad.

La forma en que un gato te mira puede revelarte más sobre sus emociones de lo que piensas – Imagen: Pixabay.-

No obstante, no siempre el contacto visual prolongado de un gato es símbolo de camaradería. En ocasiones este tipo de fijación por parte de un felino puede implicar una advertencia o una amenaza. La posición de la cola puede ayudarte a dirimir de cuál de las dos actitudes (agresiva o pasiva) se trata.

Orejas

Las orejas de los gatos son extremadamente movibles, poseen entre 20 y 30 músculos que hacen que giren 180°. Cuando un felino está feliz sus orejas suelen estar hacia arriba, mientras que cuando están abajo es un símbolo de miedo o de una actitud defensiva.

Es importante observar siempre cómo es el lenguaje corporal de un gato para saber cuándo está feliz, molesto o triste. Los gatos siempre están expresando una gama de emociones que es más compleja de lo que la gente suele creer.

Con información de: Etología Veterinaria / Gatospedia / My Animals / Imagen de portada: Shutterstock

  • Me encanta 23
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia