Cinco obras de arte con las cuales convives a diario

Cinco obras de arte con las cuales convives a diario

Los museos llevan bastante tiempo siendo lugares destinados a la contemplación de trabajos artístico, nos parece algo tan normal y necesario; sin embargo, es a la vez alarmante: dirían algunos que hemos llegado a un punto en el que no consideramos como arte a nada fuera de ellos. Algunos se han percatado de este grave error, no por nada Guillaume Apollinaire en algún momento soñó con quemar el Louvre. El arte está en todos lados, no hay razón para encarcelarlo. A continuación una lista de cinco obras de artes relevantes en tu vida cotidiana.

Instrucciones para subir una escalera de Julio Cortázar

Si bien, la monotonía del mundo moderno nos ha llevado a realizar ciertas tareas de una manera casi instintiva, eso no detiene a extraños personajes a escribir sobre actos tan banales como subir una escalera. El escritor argentino, Julio Cortázar, en su libro Historias de Cronopios y Famas incluyó un manual en el cual se ofrecen instrucciones especificas para llevar a cabo distintas trivialidades. En esta obra literaria, se detalla vividamente cómo subir una escalera. Probablemente es algo que haces todos los días, subiendo cansado hacia tu departamento, corriendo hasta el salón de clases, visitando al dentista. Pero en caso de que –en algún momento de tu vida- hayas olvidado cómo subir una escalera, Cortázar te ofrece este divertido escrito.



Sleep de Andy Warhol

La mayoría de nosotros dormimos. Es un acto natural y necesario, seis horitas diarias para estar activo en el trabajo o dormirte en clase de derecho romano. No hay nada de especial ahí ¿no? Habría que preguntarle al padre del Pop Art: Una de las cintas más famosas de Andy Warhol consiste en cinco horas con veinte minutos de John Giorno, uno de sus amigos, durmiendo. Simple y efectivo. ¿Porqué tú no eres famoso? Llama a tu mejor amigo, convéncelo de conseguir una cámara de video y descansa unas horas. No olvides después revolucionar por completo el arte contemporáneo.

The Fountain de Marcel Duchamp

Quizás no te has dado cuenta debido a la preocupante cantidad de música y alcohol, pero cuando vas a un baño en tu bar favorito por lo general (si eres hombre y usas los sanitarios asignados) encontrarás mingitorios. Se trata de aparatos utilizados para deshacerse de los deshechos líquidos de un humano común. Suelen ser de porcelana. Y blancos. Y ocupan uno de los más importantes lugares en la historia del arte. Marcel Duchamp, el ajedrecista francés, un día tuvo la gran idea de tomar el urinario más cercano y llamarlo una obra de arte. Posteriormente, insultos, alabanzas y escándalos se oyeron en cada esquina del mundo artístico, cosas como: “¡Esto es una blasfemia!”, “¡Bravo!”, “¿Cómo se atreve?”, “¿Dónde debo orinar ahora?”, entre otras. Es una de las piezas artísticas más influyentes en el campo. Ahora ya sabes, la próxima vez que vayas a un mingitorio, no hay razón para sentirse ridículo si te visualizas en medio de una exposición en el MOMA.

L’origine du Monde de Gustave Coubert

De aquí vienes tú. Y todos tus conocidos. Esta pintura del artista francés retrata con fotográfica precisión las partes intimas de una mujer. Si eres mujer, basta con mirar hacia abajo para ver de qué se trata esta obra. Si eres hombre, bueno, las cosas se complican un poco más. Es una imagen chocante y al mismo tiempo tan cotidiana como esos molestos anuncios publicitarios a los márgenes de una página web. Como su nombre lo dice, es el origen del mundo y, al mismo tiempo, puede funcionar como la idea principal detrás de una ingeniosa frase de ligue.

4:33 de John Cage

¿Cuál sería tu reacción si al ir al teatro para disfrutar un poco de música orquestada no encontrarás más que músicos callados en sus sillas? Probablemente enojo o alguna revelación espiritual. En esta composición musical, John Cage nos ofrece nada más que cuatro minutos y medio de nada en particular. Silencio musical. Ninguna nota es tocada mientras los músicos hojean pretenciosamente a través de sus partituras. Si tienes suerte tal vez escuches a alguien toser dos filas atrás. Es un intento de silencio, ya que nunca se puede alcanzar un silencio total. Aquí va un dato curioso: cada vez que intentas ir a dormir y no lo logras de inmediato, mientras te revuelcas en tu cama, en realidad estás interpretando una pieza musical vanguardista. Aprovecha escuchando el sonido de los grillos afuera, de tu compañero de cuarto mirando alguna película en Internet, del arte fluyendo libremente por las distintas dimensiones de eso que llamas tu vida.

Una colaboración de @aaaaaaaaaaaaash para @Culturizando

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia