‘Born to Die’ de Lana del Rey, el álbum más influyente de la última década (+ videos)

‘Born to Die’ de Lana del Rey, el álbum más influyente de la última década (+ videos)

Lana del Rey siempre ha sido considerada como una “chica triste”, sin embargo logró cautivar a millones, siendo probablemente ella quien puso de moda este tipo de estética en la cultura pop. Todo comenzó con su álbum ‘Born to Die’, el cual no solo la lanzó al estrellato, sino que se convertiría en un referente para muchos futuros artistas…

Antes del estrellato

Aunque es considerado como su debut, Born to Die (Nacidos para morir) no fue el primer álbum de Elizabeth Grant antes de decantarse por el nombre artístico de Lana del Rey. Primero lanzó un álbum llamado Sirens, bajo el seudónimo de “May Jailer”; luego un EP en 2008, llamado Kill Kill, y en 2010 grabó bajo el nombre de “Lana del Ray”, un álbum llamado Lana del Ray a.k.a Lizzy Grant. No es necesario especificar que no fueron discos famosos en lo absoluto, y que la artista ha renegado de estos trabajos y no están disponibles en plataformas de streaming.

Finalmente, tras más de siete años intentando alcanzar el éxito en la música, se decidió por el nombre artístico de “Lana del Rey” y grabó una canción llamada «Video Games», una hermosa balada nostálgica de piano y arpegios, que surgió cuando su novio en la época la ignoraba por jugar en su consola de videojuegos. Grabó un video musical con su teléfono, con escenas de ella y de unos adolescentes divirtiéndose, con un presupuesto claramente bajo… Eso bastó.

El video y la canción se viralizaron, aunado a la aparición del tema en series como ‘Ringer’ y ‘Gossip Girl’, proporcionándole fama por primera vez.-

La crítica profesional y el público amaron la canción, siendo considerada una de las mejores del 2011; el quisquilloso portal de crítica musical Pitchfork le dio la calificación de “Mejor Nueva Canción”, e incluso, ocho años después, la eligió como la «Novena mejor canción de la década». Además, fue un éxito comercial en varias partes del mundo, en especial en Europa, donde llego al tope de las listas musicales de Alemania, obteniendo resultados similares también en Reino Unido, Irlanda, etc.

Gracias al éxito, firmó un contrato con la gran disquera Interscope Records (casa de artistas de la talla como Madonna o Katy Perry). Todo estaba listo para el éxito: unos meses después, en enero del 2012, saldría a la venta por fin el álbum debut de Lana del Rey…

El álbum que lo cambió todo

El álbum no tiene un género definido: varía entre baladas, canciones orquestales y otras minimalistas, llegando a temas con una sonora influencia de ritmos electrónicos y hip-hop (género del cual la artista ha confesado ser admiradora).  

Pero lo que sí es evidente en la música del álbum es que nada tenía que ver con el dance electrónico de David Guetta o las baladas vocales de Adele que estaban dominando el escenario musical del 2012. Mientras Rihanna cantaba que encontró el amor en un lugar inesperado, Lana decía que todos nacíamos para morir.

Sin embargo, más allá de la música en sí, lo que más resaltaba de Lana era su voz que recordaba a las icónicas divas de los 60 y 70, como Joni Mitchell o Stevie Nicks (con quien cantaría años después), pero especialmente recordaba a la legendaria Nancy Sinatra. No obstante, aparte de su voz, lo más interesante era su estética vintage y su inspiración de esas eras del glamour americano de la historia contemporánea.

Por ende, ya que la parte estética jugaba un rol importantísimo, sus videos también fueron impactantes: en el de «Born to Die» muestra una relación tóxica, mientras ella narra la canción desde una especie de altar eclesiástico con ella en un trono, para finalmente morir de manera sangrienta, indicando que, en efecto, había nacido para morir.

Las letras del álbum, por su parte, también llamaron la atención por lo “depresivas” y melancólicas que podían llegar a ser. Por ejemplo, «Summertime Sadness», una de las más exitosas del álbum, hablaba de una despedida y sobre la depresión del verano vinculada al abandono. Pero volviendo a los videos, la tristeza no se quedaba solo en la música, pues en el de «Summertime Sadness» podíamos ver a una mujer que se suicidaba al haber sido abandonada por la novia que la amó.

En el video de «National Anthem», podemos apreciar a Lana tanto como una Marylin Monroe como una Jacqueline Kennedy, cantándole sensualmente al presidente John F. Kennedy, pero, para mayor polémica, el líder era interpretado por el rapero de raza negra, A$AP Rocky, mientras Lana cantaba sobre dinero, poder y sexo. Por supuesto, todo esto era un notorio contraste con los videos felices que se hicieron famosos en el 2012, como el baile del caballo del «Gangnam Style» o la divertida chica tratando de conseguir el número del chico que le gustaba, con «Call Me Maybe».

Born to Die definitivamente representaba una diferencia abismal con lo popular, y fácilmente se podría argumentar que ese fue el ingrediente clave para su éxito: la gente estaba aburriéndose de la música feliz y quería escuchar algo distinto. Así que ahora teníamos a Lana, quien a pesar de su distintivo sonido, estaba por vender millones.

El abandono de la crítica

No obstante, a pesar del enorme éxito del álbum en Estados Unidos o de las canciones individuales en Europa, los expertos de la música le dieron la espalda y comenzaron a criticarla por sus temáticas sexuales y controversiales.

En «Blue Jeans» habla de una relación tóxica, pero también llega a una de las notas más altas de su carrera.-

El portal Pitchfork, por ejemplo, consideró el álbum tan “auténtico como un orgasmo fingido”, otorgándole una puntuación de 5.5 de 10. Por otro lado, la revista Rolling Stone, le dio 2 estrellas de 5, afirmando que “los doctores de sus canciones” (refiriéndose a los productores del álbum), debían “regresar a la escuela de medicina”. Además, Lana realizó una presentación considerada desastrosa en el show americano Saturday Night Live, el cual según la crítica, mató su carrera.

Alegaban que la artista había creado un personaje plástico y poco creíble, sin autenticidad, solo importándole vender y dejando el arte en segundo plano, pero no podían estar más equivocados…

Born to Die: un álbum trascendental

Si bien la crítica consideraba que Lana se había vuelto demasiado comercial, al poco tiempo del lanzamiento de Born to Die, pudimos escuchar que en las radios y canales musicales de todo el mundo estaba ocurriendo un peculiar fenómeno: la música “indie” se estaba convirtiendo en popular. En la década pasada pudimos presenciar el éxito de artistas que probablemente en años anteriores no habrían logrado alcanzar un éxito significativo, como la neozelandesa Lorde con su «Royals» o «Team».

Es importante destacar que Lana del Rey se hizo muy relevante en una época cuando la red social Tumblr era una de las más utilizadas, página que se caracterizaba por sus usuarios más enfocados en fotos estéticas y mensajes “depresivos”. Así que Lana se volvió una especie de artista de culto allí, lo que permitió que otros músicos con temáticas similares, y que también utilizaban esta red, alcanzaran la fama, como Melanie Martinez, Troye Sivan o la superestrella Halsey.

«When The Party’s Over» de Billie Eilish ha sido muy comparada con la música de Lana.-

También, es imposible no mencionar a Billie Eilish, quien es una de las estrellas más relevantes de la escena musical en la actualidad, y cuyas tramas, manera de cantar y hasta la producción puede recordar muchísimo a Lana del Rey.

Sin embargo, con esto no queremos decir que estos artistas hayan “copiado” los estilos de Lana, pero fue probablemente gracias a ella que pudieron surgir en un mercado similar.

Incluso, artistas que ya estaban consolidados como Miley Cyrus o Taylor Swift, han alegado que Lana ha sido una inspiración para ellos. De hecho, en el último disco de Taylor, Folklore (2020) podemos escuchar la resonante influencia que ha dejado Lana del Rey, gracias a su Born to Die.

Born to Die en la actualidad

Diez meses después del lanzamiento de Born to Die, Lana sacó un EP que fue una especie de continuación, llamado Paradise. Poco tiempo después fue publicado Born to Die: The Paradise Edition el cual incluía ambos proyectos en un solo disco, haciendo que el álbum tuviera una mayor repercusión e impacto comercial.

Para la semana del 18 de octubre de 2020, Born to Die volvió a entrar en la lista de álbumes más vendidos en Billboard Hot 200, pero en realidad, cada cierto tiempo el disco regresa al conteo, teniendo ya para la fecha 367 semanas acumuladas. Y eso si solo nos ceñimos a las ventas…

Cuando en 2019, Lana del Rey lanzó su quinto álbum de estudio, Norman Fucking Rockwell!, la crítica consideró que había grabado su mejor disco hasta la fecha, pero también los hizo admitir que habían sido muy duros con ella, y que efectivamente Born to Die no solo era un buen proyecto musical, sino que además había sido el comienzo de una era un poco más oscura, pero definitivamente excelente para la música.

Con «Off to the Races» de este álbum, Lana cerraba los conciertos de su gira ‘The Endless Summer Tour’. Es uno de los temas favoritos de los fans a pesar de no haber sido sencillo.-

Lana con su primer álbum no solo incentivó a muchos otros artistas indies o diferentes, a seguir su propio camino exitoso más allá de lo “comercial”, sino que además Born to Die fue solo el comienzo: Lana del Rey anunciaba que estaba aquí para quedarse, y que en realidad no había nacido para morir…

Con información de Pitchfork / Wikipedia / Rolling Stone

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia