Adolf Hitler: duro de matar

Se dice que sobre Hitler se gestaron 42 atentados, ninguno tuvo éxito ya que el líder nazi se mantenía resguardado por un equipo de seguridad, y cambiaba repentinamente su agenda sin avisar; aquí te contamos los atentados más famosos.

Te contamos quienes estuvieron detrás de los atentados más famosos hacia Hitler:

Georg Elser, un carpintero y relojero comunista

Este obrero construyó un dispositivo explosivo y lo colocó el 8 de noviembre de 1939 en una de las columnas del estrado en la cervecería en la cual Hitler daría un discurso. El Führer se presentó media hora antes y finalizó su discurso 20 minutos antes de que la bomba estallara, salió rápidamente debido al mal tiempo, el cual le impedía tomar el avión de regreso a Berlín, y en su lugar tomó el tren.

El estallido de la bomba mató a 8 personas y dejó 63 heridos. Elser sería capturado 5 años después por ser parte de la resistencia comunista. Murió el 9 de abril de 1945 en el campo de concentración de Dachau.

En 1923 la policía intenta ahogar el intento de golpe de estado de Hitler

Hitler casi perdió la vida al ser herido por un proyectil de parte de la policía alemana, en su esfuerzo para detener su intento de golpe de estado en noviembre de 1923.

Fabian von Schlabrendorff y la bomba que no explotó por la temperatura


Otro de los intentos fallidos tiene fecha el 17 de marzo de 1943. Fabian von Schlabrendorff, militar y abogado alemán, voluntario en la Resistencia alemana, colocó bombas barométricas en el avión personal de Hitler que no explotaron gracias a la temperatura.

Asesinar a Hitler suicidándose

El héroe de la resistencia Claus von Stauffenberg, que moriría acusado de traición poco después, organizó varios intentos de magnicidio.

El primer intento tenía como protagonista al militar Axel von dem Bussche-Streithorst. Este se suicidaría al cargar una bomba y abrazar al Führer, logrando la muerte de los dos.

El plan no se pudo llevar a cabo ya que la ocasión oportuna quedó cancelada. Se suponía que Hitler iba a observar los nuevos uniformes de invierno del ejército en su cuartel general y von dem Bussche-Streithorst se los mostraría. Sin embargo, el 16 de noviembre de 1943, un día antes de la fecha fijada para el magnicidio, los Aliados bombardearon el tren con los nuevos uniformes.

Axel von dem Bussche sobrevivió a la guerra, gracias al silencio de los demás conspiradores torturados y enjuiciados que no revelaron su nombre – Imagen: Wikipedia.-

El capitán Rudolf Christoph von Gersdorff también llevaría a cabo el plan de suicidio y magnicidio. La bomba en el pecho del capitán tenía un temporizador, se supone que estaría a tiempo de acercarse a Hitler en el momento del estallido. No obstante, el 21 de marzo de 1943, Hitler visitó el Zeughaus Berlin, para inspeccionar armas soviéticas capturadas, pero su revisión fue apresurada para los planes de von Gersdorff, quien tuvo que correr a un baño público a desactivar «al último segundo» el artefacto explosivo.

Poco después, el teniente Ewald-Heinrich von Kleist se propuso culminar el plan de von de Bussche y asesinar a Hitler. El Führer canceló y postpuso repetidamente el evento en donde se encontraría con el teniente.

Eberhard von Breitenbuch también fue otro militar perteneciente a la resistencia, conectado con el conde Claus von Stauffenber. El 11 de marzo de 1944 planeaba dispararle a Hitler durante una conferencia, pero los cuerpos de seguridad no lo dejaron pasar.

Operación Valquiria

El intento que estuvo más cerca de conseguir aniquilar a Hitler fue el conocido como el complot del 20 de julio de 1944. El conde Claus von Stauffenberg tenía un papel central en la ejecución del Plan Valquiria. Stauffenberg consiguió poner una bomba accionada por un detonador químico a unos cuantos metros del Führer y escapó con destino a Berlín, pensando que Hitler había perecido en la explosión.

No obstante, aunque Hitler sufrió heridas severas sobrevivió, gracias a que uno de los presentes en la reunión, Heinz Brandt, se tropezó con el maletín de la bomba y lo transportó detrás de las resistentes patas de la mesa donde estaba Hitler.

Aproximadamente 200 personas estuvieron implicadas en el Plan Valquiria, en la cual la primera fase era asesinar a Hitler, y la segunda tomar control del gobierno. El líder planificador detrás de uno de los atentados a Hitler más famosos era el general Henning von Treskckow.

Después del fracaso del plan, Stauffenberg fue sentenciado y fusilado por el general Fromm, uno de los conspiradores que durante el atentado se pasó al bando de Hitler nuevamente.

Con información de: Wikipedia / XLSemanal / Muy historia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia