7 datos históricos interesantes sobre Rasputín

7 datos históricos interesantes sobre Rasputín

¿Santo excéntrico o místico hedonista? Rasputín ha pasado a la historia como una de las figuras más polémicas, debido a todas las conjeturas a las que sus acciones y su personalidad han dado cabida. Descubre 7 datos interesantes sobre Rasputín que te ayudarán a entender mejor quién fue este misterioso hombre.

Ingreso a la corte del zar Nicolás II

En el año 1905, Grigori Rasputín acudió en ayuda de los zares. Estos tenían un problema grave: el joven Alejandro, su heredero, sufría de una extraña enfermedad sanguínea. Aplicando métodos desconocidos Rasputín lo curó, y desde entonces se ganó el favor de la zarina Alejandra Romanóva.

Rasputín llegaría con el tiempo a ser uno de los consejeros más influyentes de los zares, situación privilegiada por la que algunos nobles rusos de la corte imperial buscarían deshacerse de él.

Retrato de Rasputín tomado entre los años 1914 y 1916 – Imagen: Wikipedia.-

1. Era de origen campesino

Parte del ascenso meteórico de Rasputín en la corte del zar Nicolás II se explica por sus orígenes humildes. Rasputín nació en una aldea en el extremo occidental de Siberia en 1869. Era descendiente de una familia campesina, y no aprendió a leer ni a escribir hasta bien entrada la adultez.

2. Se decía que podía curar a través del sexo

De joven, Rasputín ingresó en una secta cristiana conocida por los rústicos flagelos a los que se sometían, por mano propia, sus miembros.

Esta secta, rechazada por la Iglesia ortodoxa, promulgaba la idea de que a través del placer y del dolor se podía alcanzar la iluminación.

Existía la creencia de que Rasputín mantenía relaciones sexuales de forma frecuente con sus seguidoras, como una manera de extender hacia ellas el don de la gracia divina de la que se creía estaba investido, curándolas así de cualquier enfermedad.

Existen dudas sobre la verosimilitud de estos rumores, ya que fueron regados principalmente por nobles y clérigos que consideraban la fama del excesiva del monje como algo perjudicial para la sociedad.

3. Las mujeres de la corte imperial eran sus fanáticas

Después de que Rasputín demostrara sus poderes como curandero con el hijo del zar, los aristócratas de San Petersburgo acudieron en masa a él y lo exhibieron en sus salones y fiestas. Las damas, en particular, se sintieron atraídas por el místico.

Para ellas, su aspecto sucio y descuidado tal vez evocaba una autenticidad robusta (propia de los seres salvajes), que era muy distinta, y sobre todo ajena, a la sofocante rigidez de los aristócratas. Se sabe que una de sus seguidoras más notorias fue Anna Vyrubova, la dama de honor de la zarina.

4. Dos enemigos de cuidado: el monje Liodor y la mujer sin nariz

Gracias a la creciente hostilidad hacia él en la corte imperial, muchas personas poderosas intentaron deshacerse de Rasputín. Como resultado, se armaron varios complots de asesinato en su contra.

De estos atentados el más recordados fue el organizado por su enemigo declarado, el monje Liodor. Este le dio instrucciones a Jionia Guseva, una mujer cuya cualidad más notoria era la ausencia total de nariz, para que apuñalara a Rasputín, mientras visitaba el pueblo de Prokovskoie.

Así lo hizo la mujer. La herida, causada junto al ombligo, fue profunda, pero la víctima se salvó. Cuando fue detenida, Guseva explicó que para ella Rasputín era un falso profeta y que esa idea la había llevado a atacarlo.

Más tarde, un tribunal dictaminó que el fanatismo religioso de la mujer sin nariz era producto de una enfermedad mental.

5. La policía secreta lo seguía a todos lados

Dada la prominencia de Rasputín, la Okhrana (la policía secreta del zar) lo vigilaba muy de cerca.

Después del intento de asesinato, los oficiales de Okhrana fueron colocados aparentemente como guardaespaldas de Rasputín. Pero no siempre actuaban en su interés, ya que también reunían información sobre él, en caso de que hubiese que procesarlo.

Su informe de vigilancia, conocido como «Notas de escalera», revela mucho sobre la vida de Rasputín. Aunque conformado principalmente por los rumores que rodeaban a Rasputín, este informe también incluye partes del correo del místico hombre.

6. Matarlo fue muy difícil

El 29 de diciembre de 1916, un grupo de nobles, incluido el primo del zar, el gran duque Dimitri Pavlovich, intentaron librar a Rusia del excéntrico curandero  de una vez por todas. Para ello, atrajeron a Rasputín a la casa del príncipe Felix Yusupov con la promesa de que allí encontraría mujeres, comida y alcohol.

Lo que pasó después sigue siendo en buena medida un misterio: según la leyenda, los nobles le sirvieron a Rasputín tortas y vinos mezclados con veneno. Pero a pesar de comer con avidez, el monje no sintió malestar en ningún momento.

Entonces los conjurados recurrieron a otro recurso presumiblemente más efectivo: dispararle. Cuando eso no funcionó, lo golpearon, envolvieron su cuerpo en una alfombra y lo arrojaron al río.

Cuando se le realizó la autopsia al cadáver recuperado del río, este reveló que la causa de la muerte de Rasputín no había sido el envenenamiento, ni las heridas de bala, ni los golpes. El difunto murió por ahogamiento, algo que aún hoy resulta sorprendente.

7. Su cadáver fue incinerado

En 1917, durante los primeros días de la Revolución Rusa, partisanos revolucionarios exhumaron el cadáver de Rasputín y lo quemaron. Anteriormente el cadáver había permanecido sepultado en el jardín del palacio de Tsárskoye Seló, un miembro de la familia real.

Con información de: National Geographic / Wikipedia / Imagen de portada:

  • Me encanta 2
  • Me divierte 6
  • Me asombra 15
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia