Lo que no sabías sobre las huellas dactilares

Una huella dactilar es la impresión visible o moldeada que produce el contacto de las crestas papilares de un dedo de la mano (generalmente se usan el dedo pulgar o el dedo índice) sobre una superficie. La primera técnica de identificación de personas mediante estas fue inventada en Argentina por el antropólogo Juan Vucetich.

Datos curiosos de las huellas dactilares

1.- En la antigua Babilonia y Persia se usaban las impresiones dactilares para autenticar registros en arcilla, pues ya se conocía su carácter único.

2.- En julio de 1858 el inglés Sir Guillermo Herschel, principal magistrado del distrito de Jungipoor, en la India, utilizó por primera vez la identificación a través de las huellas. Las primeras huellas dactilares usadas fueron en los contratos nativos. Por un capricho, y sin pensamiento, hacia la identificación personal, Herschel tenía a Rajyadhar Konai, hombre de negocios local, que utilizaba la impresión su mano, en la parte posterior de un contrato. La idea era simplemente “. . . para asustar y dejar fuera de todo el pensamiento la posibilidad de negar su firma.” Herschel, hizo un hábito de requerir impresiones de la palma — y más adelante, simplemente las impresiones del índice derecho y los dedos medios — en cada contrato que hizo con los locales. Dándole un mayor valor a la firma de cada contrato.

3.- En 1883, el francés Alphonse Bertillon propuso un método de identificación de personas basado en el registro de las medidas de diversas partes del cuerpo. Su método, adoptado por las policías de Francia y otras partes del mundo, tuvo un estrepitoso fracaso cuando se encontraron dos personas diferentes que tenían el mismo conjunto de medidas.

4.- El uso de los relieves dactilares fue por primera vez objeto de un estudio científico por el antropólogo inglés Francis Galton (1822-1911), quien publicó sus resultados en el libro Huellas dactilares (1892). Los mismos verificaron tanto la invariabilidad de las huellas dactilares a lo largo de toda la vida de un individuo como su carácter distintivo aun para gemelos idénticos. Los estudios de Galton estuvieron orientados a la determinación de las características raciales hereditarias de las personas (sobre las que las huellas dactilares no podían dar información) y determinó algunas características de las huellas que todavía se usan hoy en día para su clasificación. Con base en ello, Galton propuso usarlas para la identificación personal en reemplazo del inexacto sistema Bertillon, entonces en uso.

5.- Los cuarenta rasgos propuestos por Galton para la clasificación de las impresiones dactilares fueron analizados y mejorados por el investigador de la policía de la provincia de Buenos Aires Juan Vucetich, a quien el jefe de policía, Guillermo Núñez, le había encomendado sentar las bases de una identificación personal confiable.

6.- Vucetich determinó, inicialmente, ciento un rasgos de las huellas para clasificarlas en cuatro grandes grupos. Logró luego simplificar el método basándolo en cuatro rasgos principales: arcos, presillas internas, presillas externas y verticilos. A partir de sus métodos, la policía bonaerense inició en 1891, por primera vez en el mundo, el registro dactiloscópico de las personas. En el año 1892, hizo por primera vez la identificación de una asesina, con base en las huellas dejadas por sus dedos ensangrentados (en particular por su pulgar derecho) en la escena del crimen de sus dos hijos, en la ciudad de Necochea (provincia de Buenos Aires). La mujer, de nombre Francisca Rojas de Caraballo, había acusado de los asesinatos a su marido.

7.- El método lo describe Vucetich detalladamente en sus escritos Instrucciones generales para el sistema antropométrico e impresiones dactilares, Idea de la identificación antropométrica (1894) y Dactiloscopía comparada, presentado en el segundo Congreso Médico de Buenos Aires (1904). El último trabajo recibió premios y distinciones en todo el mundo y fue traducido a los principales idiomas. Luego de más de un siglo de su implantación —aunque han variado sustancialmente los métodos de relevamiento, archivo y comparación—, la identificación de huellas dactilares todavía se basa en los cuatro rasgos finalmente elegidos por Vucetich.

8.- En 1901 comenzaron a utilizarse las huellas dactilares para la identificación criminal en Inglaterra y el País de Gales, usando las observaciones de Galton, evaluadas por Sir Edward Richard Henry. Así comenzó el sistema de clasificación de Sir Edward Richard Henry, usado hoy por los ingleses.

9.- En 1902 comenzó el uso sistemático de huellas digitales en los Estados Unidos por la Comisión de la función pública de New York.

10.- En 1903 el sistema Penitenciario del estado de Nueva York comenzó el primer uso sistemático de huellas digitales en los Estados Unidos para los criminales. En 1904 la identificación por huellas digitales, comenzó a utilizarse en la “Federal Penitentiary Leavenworth” en Kansas, en el departamento de Policía de St. Louis, asistidos por un Sargento de la Policía Británica.

Foto: Huellas dactilares – Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1