Agosto 15, 2018

La incondicional rendición de Japón en la II Guerra Mundial

La incondicional rendición de Japón en la II Guerra Mundial

El 15 de agosto de 1945 Japón aceptó de manera definitiva la rendición incondicional conforme a las condiciones impuestas por los principales países aliados en la Segunda Guerra Mundial, tales como la Unión Soviética, Estados Unidos, el Imperio británico y China.

Muchos historiadores y expertos en este tema opinan que en realidad, esta rendición llevada a cabo por el país asiático fue el fin simbólico de este inolvidable conflicto bélico. La rendición de los japoneses fue anunciada al mundo por el presidente de Estados Unidos para ese momento, Henry S. Truman.

2 de septiembre de 1945, emperador Hirohito realizando la firma de la rendición de Japón.

En Japón, la decisión fue transmitida a la población por el emperador Hirohito, quien estuvo al mando hasta el año 1989. Este hecho, aparte de ser un punto fundamental para el final de la Segunda Guerra Mundial, también formó una parte fundamental de la historia japonesa por otra razón, pues fue la primera vez que un emperador se dirigió a la nación a través de la radio.

Dentro del discurso expuesto por el emperador se pueden destacar varias frases, a continuación te mostraremos los fragmentos más significativos del mismo:

“A pesar que hemos dado lo mejor de nosotros. La lucha valiente de las fuerzas armadas y dedicación de Nuestros servidores y de nuestros 100 millones de súbditos, la guerra no se ha desarrollado favorable a los intereses de Japón, sino más bien en contra.

Además el enemigo ha utilizado una bomba nueva y cruel. Cuyo poder es incalculable y se ha llevado la vida de miles de inocentes. Si continuáramos luchando no solo acabaríamos con la civilización japonesa, sino que acabaríamos con la civilización humana.

Los sufrimientos y dificultades para nuestra nación serán ciertamente muy grandes. Somos plenamente conscientes de los sentimientos más profundos de todos nuestros súbditos. Sin embargo, es de acuerdo con los dictados del tiempo que hemos decidido realizar una gran paz para todas las generaciones que están por llegar, soportando lo insoportable y sufriendo lo insufrible”.

Hirohito fue el 124º emperador de Japón desde 1926 hasta 1989.

A pesar de que un día como hoy, 15 de agosto se realizó la declaración pública de esta subordinación, la rendición se firmó el día 2 de septiembre de 1945, exactamente 18 días después, a bordo del buque estadounidense USS Missouri en la bahía de Tokio, hecho que llevó a la conclusión definitiva y oficial de la guerra.

Tomando una visión amplia y general de este acontecimiento, dentro de la historia del mundo se provocó un cambio fundamental, pues esta rendición de 1045 trajo consigo el sistema presidencial tal cual lo conocemos hoy alrededor de todo el mundo. Generó el colapso final y definitivo de las potencias del Eje que se caracterizaban por la autocracia de un monarca y además provocó la victoria de la democracia, el sistema presidencial y la oligarquía.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1