Trump logra normalización de relaciones entre Israel y Sudán

Trump logra normalización de relaciones entre Israel y Sudán

Una de las razones principales de la desestabilidad que existe en el Medio Oriente, es por el conflicto –ya sea armado o diplomático- entre Israel y las naciones de la Liga Árabe. Hoy en lo que va de 2020, Sudán se convierte en la tercera nación árabe que busca normalizar sus relaciones con el Estado de mayoría judía.

Antecedentes

• En 1967, después de la Guerra de los Seis Días (conflicto bélico que enfrentó a Israel y a naciones árabes como Egipto, Siria, Jordania e Irak), la Liga Árabe ratificó una declaración donde se le negaba a Israel el “derecho a la paz”, lo cual conllevaba que estos países continuarían su política de no reconocimiento a Israel. Esta reunión fue llevada a cabo en Jartum, capital de Sudán.

• A comienzos de los años 80, el Mosad (servicio de inteligencia israelí) utilizó el territorio de Sudán para una operación de rescate a judíos etíopes, usando como herramienta un hotel falso en las costas del Mar Rojo. Aunque se piensa que un militar de alto rango sudanés tenía conocimiento del operativo israelí, en 1985 el proyecto de Israel y el Mosad se hizo público y el Gobierno de Sudán negó cualquier tipo de vinculación con Israel.

• Desde 1993, Sudán ha sido considerado como un país promotor del terrorismo internacional por Estados Unidos, debido a los lazos que tenían con grupos terroristas como Al-Qaeda. Las naciones en esta lista sufren mayor dificultad para tener cualquier tipo de inversión extranjera o para obtener acceso al sistema financiero mundial.

• En 1998 ocurrieron sangrientos atentados terroristas, por parte de Al-Qaeda, contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, y se comprobó que los perpetuadores del ataque tenían sus bases operativas en Sudán.

• Posteriormente se comprobó que también el país tenía relaciones con otros grupos terroristas como lo es Hamas, uno de los principales enemigos de Israel.

• En 2019 fue derrocado, después de 30 años de gobierno, el presidente sudanés Omar al Bashir, considerado por los activistas y organizaciones internacionales como un dictador. Desde entonces Sudán ha ido paulatinamente cambiando sus políticas internas e internacionales, en vías de una democratización y recuperación económica gracias a una Junta de Transición.

Establecimiento de relaciones

En los pasados meses, se dio a conocer la noticia de la normalización de las relaciones de Israel con Baréin y Emiratos Árabes Unidos, países de la Liga Árabe (y que por lo tanto rechazaban la propia existencia de Israel). Dichos acuerdos sin precedentes, fueron dados gracias a la intermediación del Gobierno de los Estados Unidos, liderado por Donald Trump.

El 19 de octubre de 2020 la Casa Blanca anunció que Sudán sería retirado de la lista de países promotores del terrorismo. Trump indicó que la nación sería removida de la llamada “lista negra” una vez pagara una indemnización de 335 millones de dólares a las víctimas de los atentados de Kenia y Tanzania de 1998. Este sería el primer paso para la normalización de las relaciones entre Israel y Sudán, cuyas negociaciones se rumora llevaban desde agosto del 2019; esto incluyó una reunión entre el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y el general sudanés Al Burhan en Uganda. A estas reuniones se le sucedieron otras donde participó el director del Mosad, Josi Cohen, quien se trasladó a Jartum. El mediador de este encuentro fue Jared Kushner, quien es el asesor principal, y además, yerno del presidente americano.

El 23 de octubre, el presidente Trump firmaba la notificación oficial al Congreso para que removiera al país de la lista negra. Dos horas después, Estados Unidos y los dos países emitían un comunicado conjunto, informando que por primera vez en la historia Israel y Sudán establecerían relaciones diplomáticas. Esto un paso importante para alcanzar la estabilidad en el medio oriente.

Los máximos líderes de Israel y Sudán se reunirán en las próximas semanas para hacer acuerdos comerciales y establecer relaciones económicas formales.

Hay que recordar que Sudán, después de la caída de Omar al Bashir, se encuentra en una situación económica particularmente desfavorecida, por lo que este acuerdo, más su salida de la lista negra, le permitirá al país recibir ayuda económica y acceder a préstamos para su recuperación.

Según el diario El País, aunque no hay mucho conocimiento de la opinión popular de los sudaneses en cuanto a Israel, se especula que los ciudadanos de la nación (especialmente los más jóvenes) no estarían en desacuerdo debido a los beneficios que podría traer este tratado en específico.

Trump también declaró que además de Sudán o el reciente y similar acuerdo con Emiratos Árabes Unidos y Baréin, en los próximos días serán anunciadas otras naciones que también establecerán relaciones con el Estado de Israel, y que probablemente incluyan a Arabia Saudita.

Con información de: El País / Infobae / CNN / El Espectador / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia