San Marino: el antiquísimo país que comenzó como un monasterio

San Marino: el antiquísimo país que comenzó como un monasterio

Al igual que como ocurre con el Vaticano, San Marino es un microestado que está rodeado completamente por Italia, pero que a su vez es totalmente independiente. Es una república oficial desde el siglo III y a pesar de que fue invadido por los nazis, San Marino se mantuvo neutral e independiente… ¡Conoce la leyenda de su creación!

El país que comenzó con un monasterio

 San Marino diácono, representado por el pintor Guercino – Imagen: Wikimedia.-

Cuenta la leyenda que un hombre llamado Marino, había nacido en las tierras de la actual Croacia (en ese entonces parte del Imperio romano) y que eventualmente llegó a las tierras de lo que hoy conocemos como Italia, mientras huía del emperador Diocleciano, el mayor persecutor del cristianismo.

Marino se estableció en Rímini, ahí se hizo diácono y con la ayuda de Leo (quien luego se convertiría en papa) querían reconstruir los muros de la ciudad, probablemente para huir del emperador. Lógicamente, el motivo de vida de Marino era predicar y buscar adeptos al cristianismo, labor que cumplió muy bien debido a que influenció a muchas personas para convertirse a la religión. Sin embargo, hubo alguien al que no logró convencer…

Se dice que había una mujer que se enamoró del diácono e intentó seducirlo, pero como Marino estaba muy comprometido con su filosofía cristiana que probablemente incluía algún tipo de celibato, el futuro santo no sucumbió a sus encantos. Este rechazo provocó que esta mujer, descrita como “loca”, lo acusara con las autoridades romanas por ser cristiano, entes que en ese momento eran politeístas, así que Marino se vio forzado a huir nuevamente y refugiarse en el monte Titano.

En la montaña, Marino construyó una capilla monasterio y una celda, para así poder vivir como ermitaño y en el exilio; sin embargo, también comenzó a predicar en el lugar y sumar nuevos creyentes para el cristianismo.

San Marino diácono trabajando en la capilla monasterio – Imagen: Wikimedia.-

La leyenda tiene varias versiones sobre las verdaderas razones por las que Marino se refugia en este lugar, pero todas desembocan en lo mismo: una mujer de Rímini junto con el dueño del monte Titano, decidieron regalarle la montaña a él , naciendo así lo que eventualmente se convertiría en la Serenísima República de San Marino…

Se piensa que San Marino diácono murió un 3 de septiembre, día que además de celebrarse al santo, también se considera como la fecha de independencia y fiesta nacional de San Marino (país).

El país más antiguo del mundo

Fortaleza de Guaita en el monte Titano. Además de ser el punto más alto de San Marino, las torres son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco – Imagen: Wikimedia.-

Cuando decimos que eventualmente se convertiría en el actual San Marino, en realidad puede sonar un poco exagerado, ya que desde ese momento (301 d. C.) el pequeño país es una nación independiente. Incluso, aunque ya tenía su propia autodeterminación de facto, tanto el Imperio romano como los antiguos Estados papales, reconocieron al pequeño país como independiente, posteriormente.

San Marino, junto con Liechtenstein, Andorra y Mónaco son de los pocos ejemplos actuales de lo que solían ser las ciudades-estado de la antigüedad; además, son naciones muy estables en términos políticos, sociales y económicos. De hecho, desde 1243, San Marino es gobernado por la figura de “capitanes regentes”, quienes son como los presidentes del país, pero la peculiar diferencia con el resto del mundo es que son dos personas a la vez, generalmente de partidos distintos, quienes comparten el poder del país. Esta forma de gobierno es conocida como diarquía, y además los capitanes regentes son cambiados cada seis meses, lo que probablemente ha influido en la notable estabilidad política de la Serenísima República de San Marino.

Aunque étnicamente la mayoría de las personas son de origen italiano y están completamente rodeados por Italia, San Marino mantiene estrechas relaciones comerciales con Suiza, para así no depender únicamente de su más grande vecino.

Guardia del país saludando a la bandera de San Marino – Imagen: Wikimedia.-

Volviendo a la leyenda, se dice que antes de morir, San Marino diácono le dijo a los discípulos de su monasterio la fraserelinquo vos liberos ab utroque homine (los dejo libre de ambos), probablemente hablando del Imperio romano y el papado. Si bien no hay pruebas históricas de la existencia de Marino, esta frase fue determinante en la historia del pequeño país, ya que llevan más de mil años gozando de libertad e independencia completa, convirtiéndose así en el país más antiguo del mundo, uno que comenzó con un pequeño monasterio.

Con información de: La Verdad Noticias / Wikipedia / Huffington Post / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia