Menú
Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen?

Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen?

Escucha «E18 • Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen? • Medicina • Culturizando» en Spreaker.

Los antibióticos han salvado millones de vidas. Han tratado o prevenido infecciones bacterianas que pueden suceder durante la quimioterapia o en procedimientos de suma importancia como los de reemplazo de articulaciones o los trasplantes de órganos; entre otras cosas más. Aunque los beneficios están bien marcados, desde hace unos cuantos años se ha visto un asunto global muy serio: la resistencia a los antibióticos. ¿Quieres saber más al respecto?

Los primeros pasos de los antibióticos

Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen?
El descubrimiento accidental de la penicilina en 1928 concedió un paso importante hacia la era moderna de la medicina – Imagen: Wikipedia.-

En la década de 1940, se elaboró la primera prescripción de antibióticos. Asimismo, en medio de la Segunda Guerra Mundial, la penicilina fue un fármaco de preferencia entre las fuerzas armadas para el control de las infecciones bacterianas.

A pesar de todo esto, la resistencia a la penicilina se volvió un problema poco después, por lo que, en la década de 1950, muchos de los progresos de los años anteriores se vieron amenazados. Se descubrieron, desarrollaron y desplegaron nuevos antibióticos betalactámicos, pero el primer caso de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina se identificó en Reino Unido en 1962 y en Estados Unidos en 1968.

Desafortunadamente, se ha detectado resistencia a casi todos los antibióticos que se han desarrollado.

¿Qué está pasando en la actualidad?

Cabe destacar que no solo se trata de los antibióticos, sino de la resistencia a los antimicrobianos. Esta se produce cuando microorganismos (como virus, hongos, bacterias y parásitos) pueden adaptarse y crecer en presencia de medicamentos que alguna vez los chocaron.

La resistencia a los antimicrobianos puede ser capaz de sabotear años de luchas mundiales contra muchas enfermedades infecciosas como la tuberculosis, el VIH y la malaria. Por ejemplo, el 60% de los pacientes con VIH en África subsahariana han desarrollado resistencia a los medicamentos.

En la actualidad, el 4,1% de los nuevos casos de tuberculosis se consideran resistentes a múltiples fármacos. En países como la India, Sudáfrica y Filipinas, que siempre han tenido un alto número de casos de tuberculosis en comparación con otros lugares del planeta, se prevé que la tuberculosis multirresistente aumentará significativamente para 2040.

Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen?
La Organización Mundial de la Salud informó un aumento del 650% de los casos de tuberculosis multirresistente en África entre 2005 y 2012 – Imagen: Pixabay.-

¿Cuáles son algunas de las causas de esta resistencia a los antimicrobianos?

La resistencia a los antibióticos en patógenos bacterianos humanos existía antes del uso de estos fármacos por el ser humano y su prevalencia era baja. Por consiguiente, desde el uso masivo de los antibióticos se ha corroborado un incremento de la prevalencia de esa resistencia.

1. Uso inadecuado de antibióticos por las personas

El mismísimo Alexander Fleming advirtió al público sobre la alta demanda de antibióticos en el futuro, lo que podría conducir a un uso excesivo.

Se ha visto que en los países en desarrollo la situación con la resistencia a los antimicrobianos no se ha manejado de la mejor forma. Al no tener herramientas de diagnóstico adecuadas, el tratamiento de los pacientes depende predominantemente de las prescripciones de medicamentos en las que se incluyen antibióticos.

Administrar antibióticos cuando no hay necesidad es un mal uso común de ellos, además que en muchos países se venden sin receta médica.

2. La utilización agrícola

Solo en Estados Unidos, aproximadamente el 80% de los antibióticos vendidos se aplican a los alimentos que consumen los animales. En 2010, se usaron 63.200 toneladas de antibióticos en la producción ganadera a nivel mundial, lo que resulta en algo más que el consumo humano.

3. Rutas de viaje

Estudios han sugerido que rutas de viaje modernas y fáciles para personas y animales han contribuido a la diseminación de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo.

Por ejemplo, Ruppe y otros han demostrado que los turistas europeos que viajaban a la India y que no tenían ningún contacto con el sistema de salud de aquel país dieron positivo en las enterobacterias productoras de carbapenemasas después de volver de su viaje. Las carbapenemasas son enzimas que en la mayor parte de los casos hacen que la enterobacteria sea resistente un grupo de antibióticos reservados para tratar infecciones que no son sensibles a otros antibióticos.

4. Factores biológicos

La resistencia a los antibióticos puede ocurrir de manera espontánea a través de mutaciones y evolución bacteriana. Los plásmidos (pequeños fragmentos circulares de ADN en bacterias) pueden conseguir una variedad de genes de resistencia y transferirse a bacterias de otras especies.

Pero ¿qué se puede hacer al respecto?

Resistencia a los antibióticos: ¿Es tan grave como dicen?
A pesar de la dificultad de obtener tasas de mortalidad precisas, los informes han estimado que alrededor de 10 millones de personas morirán en todo el mundo para 2050 si no se toman medidas efectivas contra la resistencia a los antimicrobianos – Imagen: Pexels.-

Similar al calentamiento global, la resistencia a los antimicrobianos es algo de gran magnitud. En consecuencia, la Organización Mundial de la Salud logró aclarar que la resistencia a los antimicrobianos es un problema de salud mundial.

La resistencia a los antibióticos es un mecanismo natural que puede ralentizarse gradualmente pero no detenerse por completo.

Se habla de enfoques que incluyan el uso cauteloso de antibióticos, el avance de la configuración de la atención médica, la promoción restringida de medicamentos, etc. Todas estas estrategias requieren paciencia y tiempo para organizarse. De igual modo, se necesita una asociación multisectorial, que incluya agencias gubernamentales y no gubernamentales, compañías farmacéuticas, profesionales de la salud pública, investigadores, líderes de la industria agrícola, pacientes, etc.

Es necesario realizar esfuerzos coordinados para renovar los esfuerzos de investigación, promover nuevas políticas, y seguir pasos para trabajar en la crisis. Porque sí: la resistencia a los antibióticos es un problema grave.

Con información de: PubMed Central (enlace 1, enlace 2 y enlace 3) | Elsevier

Imagen de portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado