Menú
¿Qué es la demencia frontotemporal?

¿Qué es la demencia frontotemporal?

La demencia frontotemporal es un trastorno degenerativo cerebral que afecta el funcionamiento cognitivo y la conducta. La demencia frontotemporal es causada por un grupo de trastornos que gradualmente dañan los lóbulos frontal y temporal del cerebro. Estos daños provocan alteraciones en el pensamiento y la conducta. Los síntomas pueden incluir comportamientos inusuales, problemas emocionales, dificultad para comunicarse, desafíos en el trabajo y problemas para caminar.

Esta enfermedad afecta cómo pensamos, nos relacionamos con los demás, nuestra personalidad y nuestro comportamiento.

Los síntomas de la enfermedad generalmente se desarrollan entre los 50 y los 65 años de edad, aunque hay reportes de casos en personas más jóvenes. Esta enfermedad se caracteriza por un déficit en la memoria y en otras áreas del funcionamiento cognitivo, junto con alteraciones de la personalidad y el comportamiento.

Los síntomas pueden incluir: agresividad, irritabilidad, problemas para comunicarse o expresarse, cambios en la motivación, pérdida de interés por las cosas habituales, dificultades para tomar decisiones, apatía e insensibilidad social.

¿Cuáles son los tipos de demencia frontotemporal?

Hay varios tipos de trastornos que pueden originar demencia frontotemporal y todos pueden afectar tanto a adultos de mediana edad como a personas mayores.

  • La demencia frontotemporal con variante conductual, el trastorno frontotemporal más frecuente, ocasiona cambios en la personalidad, la conducta, las emociones y el criterio.
  • La afasia progresiva primaria supone cambios en la capacidad de comunicarse, es decir, de hablar, leer, escribir y comprender lo que otros dicen.
  • Los trastornos del movimiento ocurren cuando las partes del cerebro que controlan el movimiento resultan afectadas. Hay dos tipos poco frecuentes de trastornos del movimiento asociados con la demencia frontotemporal: la degeneración corticobasal y la parálisis supranuclear progresiva. Otros trastornos relacionados con el movimiento incluyen la demencia frontotemporal con parkinsonismo y la demencia frontotemporal con esclerosis lateral amiotrófica. Los síntomas pueden variar entre estos trastornos del movimiento.

¿Cómo se diagnostica y se trata la demencia frontotemporal?

Puede ser difícil diagnosticar la demencia frontotemporal, ya que los síntomas son similares a los de otras afecciones. Además, debido a que estos trastornos son poco frecuentes, es posible que los médicos no estén familiarizados con los signos y los síntomas.

Las conversaciones tanto con el paciente como con sus familiares y cuidadores pueden ayudar a los médicos a emitir un diagnóstico. Es importante informar al médico sobre cualquier síntoma que incluya alteraciones en la personalidad y la conducta, así como dificultades con el habla o el movimiento.

Para diagnosticar la demencia frontotemporal, el médico puede realizar un examen y preguntar acerca de los síntomas, leer el historial clínico personal y familiar, solicitar pruebas que ayuden a descartar otras afecciones, ordenar pruebas genéticas, realizar una evaluación de la mente y la conducta, y solicitar imágenes del cerebro. Solo las pruebas genéticas en casos hereditarios o una autopsia cerebral después de la muerte de una persona pueden confirmar un diagnóstico de demencia frontotemporal. Diversos investigadores están estudiando formas de diagnosticar los trastornos en una etapa más temprana y de forma más precisa, y de distinguirlos de otros tipos de demencia.

No existe ninguna cura para la demencia frontotemporal y no hay forma de detener su avance o de prevenirla.

Con información de Alzheimer

Imagen portada: Shutterstock

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x