Pequeños grandes escritores (primer tomo)

Pequeños grandes escritores (primer tomo)

Durante el mes de julio del año 2020, realizamos en nuestras RR. SS. un concurso para los más chicos de la casa con el objetivo de motivarlos a desarrollar el amor por la lectura y la escritura. Y… ¿Quién mejor que un niño, con esa increíble y vivaz imaginación para contar una historia?

En este artículo se nos presenta la oportunidad de sumergirnos en la maravillosa mente de algunos encantadores pequeños que, con mucha ilusión, nos hicieron llegar las historias que crearon. Pero… ¡Este es tan solo el primero de cinco tomos! Así que pronto estaremos publicando otros grandes cuentos escritos por los más chiquitos de la casa, ¿preparados?

Te esperaré aquí

Por Camila Villamarin, de Quito (Ecuador) [12 años]

Recordar el pasado ayuda nuestro futuro…

Mi nombre es Rose Lancet y tengo 28 años. Todo cambió cuando hace 14 años conocí a un ser fantástico del cual no tuve más información que solo su nombre… Magnum, era un ser del cual no tenía conocimiento y ni siquiera sabía qué era. Llegamos a ser grandes amigos y disfrutamos muchas aventuras juntos, hasta que un día me dijo que al provenir de diferentes mundos no podemos avanzar en nuestra amistad por cierto tiempo, pero que me esperaría allí en ese pequeño bosque en el que nos conocimos.

Hasta el momento sigo esperando, yendo cada semana con el módico pretexto de visitar a mis padres, pero la realidad es que voy a ese lugar por Magnum. Aunque dudo que nos veamos otra vez, no he perdido la esperanza de volvernos a encontrar y poder retomar nuestra amistad, he conocido a muchas personas a lo largo de mi vida pero con ninguna de ellas he tenido la misma confianza que con Magnum, él fue el único que me hizo sentir suficiente conmigo misma.

Puede sonar loco e irreal pero créanme, es más verdadero que muchas de las cosas que veremos a lo largo de nuestras vidas. Al contarles todo esto les afirmo que no solo existimos los humanos y los demás seres vivos del planeta, sino que en el exterior, al mirar las estrellas en el cielo, vemos miles de galaxias imperceptibles para nuestro ojos… pero allí están… En cada una de esas galaxias hay vida aunque no lo creamos y no haya pruebas de ello, en cada planeta de esas galaxias puede que haya seres fantásticos, solo basta la imaginación y podremos ver cada cosa sin necesidad de que lo pensemos como imposible o no verídico.

El limbo de los ángeles

Por Matteo Capocci, de Caracas (Venezuela) [13 años]

El misterio de lo que sucede después de la muerte ha acosado a la humanidad durante toda su existencia, el terror de la oscuridad y el vacío que persigue a las personas que cargan con inmensa culpa de que todo lo que hagas, todo lo que vivas, llegará a su fin, seguido del vacío y el silencio.

1. El sendero silencioso

En partes rurales del estado Vargas, ronda la leyenda de si eres infiel o cometes un mal acto de pasión, llegas a un vacío infinito del cual no puedes escapar, desolado y deprimente. Aquí comienza nuestra historia, con un chico llamado Juan Manuel, un venezolano de 22 años que le era infiel a su pareja.

Un día ella descubrió la verdad y rompieron… Decepcionado, Juan tomó la camioneta que lo dejaba cerca de su hogar, pero el sendero por el que normalmente iba estaba cerrado. Suponiendo que estaba cerca, decidió caminar el resto del camino por la carretera vieja. Con la cabeza nublada de pensamientos, Juan se percató de que ya era muy tarde, y estaba en un camino oscuro y lleno de neblina.

Estaba condenado, y no lo sabía, cuando un ruido semejante a una brisa empezó a perturbarlo; pero cuando se dio cuenta… la oscuridad absoluta lo había azotado.

Nunca se halló su paradero; los únicos testigos lo vieron caminar hacia aquella vieja carretera. A pesar de que Juan era infiel, terminó solo en el limbo.

2. Crimen pasional

El matrimonio García era un ejemplo de un matrimonio perfecto, y a pesar de que no tenían hijos, todas las parejas del pueblo los envidiaban o al menos lo hacían hasta los eventos de aquel 14 de febrero.

José García regresaba a su cada con un humor más gris de lo normal. Cuando su esposa Mariale, lo interroga, José la acusa de todos sus problemas: resulta que los García desde hace tiempo, presentaban problemas monetarios.

A la pareja la habían estafado con una suma de dinero la cual no disponían, y empezaron a discutir.

José en un acto inconsciente, abofeteó a Mariale, y ella en contraataque lo apuñaló en el estómago. No había comprendido lo que había hecho, y su primer instinto fue correr. Ella lloraba, estaba molesta y asustada, confundida, pero cuando abrió los ojos, no podía ver nada.

Al llegar la policía pensó que huyó, pero no se encontró ningún rastro de su paradero. Aparentemente, ellos no eran la pareja perfecta…              

Una gran aventura

Por Sebastian Castellano Useche, de Caracas (Venezuela) [11 años]

Siempre he deseado tener una mascota y una gran aventura… en una
ocasión iba por la 4ta Avenida, y observé algo peludo en la basura. Lo
tomé y era un perrito con una placa que decía “Calle 42, Casa N°106,
Nueva York”. No tenía nombre, así que lo llamé Lucas.

Me lo llevé al metro, en la estación Wall Street y al llegar a la dirección, la casa estaba vacía. Volví a tomar el tren, al salir y abrir las puertas estábamos al frente de los Campos Elíseos de París… Ya en la Torre Eiffel un fuerte viento me trajo un papel que decía: “Me voy de Nueva York e iré a Nepal”.

Lucas sale corriendo y entró a un hotel… Lo seguí, abrí la puerta y estaba en Londres, y saltó Lucas con otra nota que decía: “Ya estoy en Estambul, voy hacia Pakistán en carretera”. Enseguida fui a la India.

Al abrir las puertas del avión, veo la frontera con Nepal. A lo lejos hay un anciano con unos perros como Lucas; pero está al otro lado de la frontera. Abrí otra puerta y ahí estaba de nuevo el anciano y me dijo: “Quédate con Lucas y vive las aventuras”, y desapareció…

Teníamos mucha sed por el viaje… Había un río y tomamos mucha agua, al alzar la mirada veo al gran Salto Ángel en Venezuela, ya estamos en casa.
Unos lamidos en mi cara me despiertan, era Lucas, y me entero que todo fue un sueño…

Los demás tomos:

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia