Menú
Los orígenes del apellido Bolívar, el Libertador

Los orígenes del apellido Bolívar, el Libertador

En el valle de Ondarroa, en una pradera del Monte Oiz entre las montañas de Vizcaya (España), se ubicó el primer Bolívar. En un lugar muy cerca del mar, a 5 km de Cenarruza, Diego López de Haro fundó un caserío, aproximadamente en el año 1300, en donde vivió el primer Bolívar, llevando consigo el Escudo Familiar que representa “La Pradera de Molino” que hacía referencia al paisaje vasco de esa zona.

Alrededor del siglo X, la familia Bolívar fundó la Puebla que lleva su nombre. Construyeron un molino de agua que significó el pilar fundamental para la prosperidad de la región.

Topónimo de Cenarruza-Puebla de Bolívar

La denominación oficial en España es Ziortza-Bolibar. Ziortza es la denominación moderna en esukera del topónimo Cerranuza, que significaría “ladera fría”. Según varios estudios, la etimología del topónimo “Bolívar” viene de “bolu ibar”, que significa en esukera “vega del molino”. Antiguamente se escribía Bolíbar en español, pero de acuerdo a las nuevas reglas del idioma castellano pasó a escribirse Bolívar.

Actualmente el pequeño pueblo tiene orgullosamente el honor de haber sido el origen de uno de los personajes más relevantes en la historia occidental, en la historia de América.

España, País Vasco, Vizcaya, Lea-Artibai, Ziortza-Bolívar
Gentilicio: Ziortzarra Bolibartarra.
Sitio web: www.ziortza-bolibar.com

Simón Bolívar (El Libertador)

La conexión de este ilustre venezolano y este pueblo vasco es dada por su antepasado directo, su quinto abuelo, que llevaba por nombre Simón de Bolíbar, el Viejo, quien emigró a mediados del siglo XVI desde Vizcaya a América. El nombre completo de Simón Ochoa de la Rementería (errementari = herrero en vazco) de Bolíbar-Jáuregui (palacio de Bolívar). El padre del Viejo intercambió Remetería por Bolíbar-Jáuregui, tal vez para adoptar más prestigio, pero en realidad fue el Viejo quien simplificó el apellido sólo por Bolíbar. En aquella época se usaban los patronímicos de las familias para adoptar el apellido; sin embargo no existían reglas estrictas para la configuración y transmisión de los apellidos. Así pues, con el desuso de los patronímicos, el Viejo adoptó solamente el nombre de la localidad de su familia.

El primer Bolívar que arribó a América fue Bolíbar, el Viejo. Según algunos historiadores cuando su hijo Simón Bolívar (el Mozo) nació en Santo Domingo (primer Bolívar nacido en América), por error del escribano el nombre se cambió a Bolívar.

El Viejo debutó como trabajador en América como amanuense (escribiente) de los Tribunales de la Real Audiencia. Su gran desempeño en esa área atrajo la atención del Gobernador de Venezuela para ese entonces, Don Diego de Osorio y Villegas, quien lo contrató como secretario. Caracas, era un simple pueblo, y gracias a su inteligencia y su activismo, fue capaz de organizar una Federación de Provincias con la ayuda de todos los cabildos del país para organizar la ciudad.

Desde ese entonces, la arrogancia del Viejo, le permitió imponer supremacía de Caracas sobre las otras regiones, que luego pasaría a ser la capital de la República. Con el tiempo, el Viejo fue nombrado Procurador de la Provincia, comisionado a España para suplicar ante el rey Felipe II, ventajas sociales, políticas y económicas de los blancos no peninsulares en el país, que sólo gozaban los blancos nacidos en España.

Al parecer, la familia Bolívar estaba destinada a dar beneficios a Venezuela. Fue gracias a Bolíbar el Viejo, que España le permitió a Venezuela abrirse al comercio directo y con autonomía de hacerlo, ya que no dependía más de la Audiencia de Santo Domingo. Las “Perlas” pasaron a ser moneda de Venezuela en esa época y luego el Viejo, con su gran prestigio, fundó el Seminario Tridentino, que más tarde se convertiría en la Universidad de Caracas, ahora Universidad Central de Venezuela.

La familia Bolívar se convirtió en unas de las más poderosas del país. Antonio Bolívar (tercera generación de la familia), ocupó cargos tales como: Alcalde de Caracas, Corregidor de los Valles de Aragua y Alcalde de la Santa Hermandad. Uno de sus hijos, Luis Bolívar y Rebolledo, nacido en Caracas el 27 de febrero de 1627,  se casó con Doña María de Martínez Villegas y Ladrón de Guevara. Fue un gran empresario, una importante figura pública y ocupó cargos como: Alcalde de Caracas, Corregidor y Justicia Mayor de los Valles de Aragua. Debido a su inmensa fortuna, Luis Bolívar financió la construcción del castillo de La Guaira para defender los asedios piratas que azotaban la zona.

Su hijo, Juan Vicente Bolívar Martínez y Villegas también siguió los pasos de sus antecesores, expandiendo las posesiones de la familia Bolívar. Don Juan Bolívar se casó con Doña Petronila de Ponte, quienes tuvieron a Juan Vicente de Bolívar y Ponte, padre de Simón Bolívar (el Libertador). Según algunos historiadores, el Libertador declaró en un testamento datado del 10 de diciembre de 1830. “Yo, Simón Bolívar, Libertador de la República de Colombia, declaro: Fui casado legalmente con la señora Teresa Toro, en cuyo matrimonio no tuvimos hijo alguno”.

La familia Bolívar de procedencia vasca fue un linaje poderoso, ambicioso y visionario, que dio a América una nueva imagen, arropada por la libertad de los pueblos del nuevo continente. Simón Bolívar inspirado por Francisco de Miranda (luchador en la Revolución Francesa) fue héroe independentista, Libertador y Padre de la patria de la Gran Colombia (Venezuela, Colombia, Ecuador, Panamá) Perú y Bolivia.

En su honor un país fue bautizado por su nombre, Bolivia y muchos años después, Venezuela pasó a ser la República Bolivariana de Venezuela; también ciudades, estados, departamentos, barrios, plazas, museos, edificios, avenidas, calles, universidades, instituciones, etc. hacen honor a su nombre e incluso la moneda de Venezuela lleva por nombre el Bolívar (Bs.)

En el año 1927, el Gobierno de Venezuela construyó el primer monumento en España en honor a Simón Bolívar ubicado en la plaza de ese pequeño pueblo. En los años 50 el gobierno venezolano subvencionó la construcción de las escuelas de La Puebla de Bolívar y donó un busto de El Libertador, que se conserva aún. La antigua casa del los antepasados de El Libertador (Errmentaikua) de la familia Rementería se rehabilitó y fue luego convertida en museo: El Museo Simón Bolívar, inaugurado en 1983 (bicentenario del nacimiento del Libertador).

Una colaboración de Charrier Corona @CharrierCorona para @Culturizando / Para más información: http://tedejo2.wordpress.com/bolibar-pradera-de-molino/

--


Lo que más gusta

Lo más destacado