La consagración de Maradona, el gol de la mano de Dios

La consagración de Maradona, el gol de la mano de Dios

En el partido que enfrentó a la selección Argentina contra Inglaterra por los cuartos de final del mundial disputado en México, Diego Armando Maradona llevó a cabo su obra cumbre que lo consagró como el mejor jugador del mundo: el gol de la mano de Dios.

El 22 de junio de 1986, en el Estadio Azteca de la Ciudad de México y frente a 114.600 espectadores, Argentina venció 3-2 a Alemania, lo que significó el segundo título mundialista del conjunto albiceleste. En ese mismo estadio Pelé se coronó campeón en 1970.

José Brown marcó al minuto 23 y luego del descanso, Jorge Valdano lo llevaría al 2 a 0 que mantenía cómodos al conjunto suramericano, hasta que llegó el minuto 74 cuando Alemania descontó por gol de Rummenigge y posteriormente Rudi Völler empató el encuentro al 80. A menos de 10 minutos para el final, Maradona hizo un pase magistral a Jorge Burruchaga, que posteriormente convertiría el gol del definitivo 3-2.

En ese mismo estadio, una semana antes de la final, Diego había maravillado al mundo con dos goles frente a la selección inglesa, goles que hoy son considerados como dos joyas de los mundiales, uno al minuto 51 con la mano izquierda, conocido “como la mano de Dios” y el segundo antes del minuto 80, partiendo desde la media cancha dejando de lado a 5 jugadores ingleses, incluyendo al arquero inglés.

Por Salvador Vásquez 

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia