Lo que debes saber sobre la Reflexología

Lo que debes saber sobre la Reflexología

Actualmente en el mundo resurgen técnicas terapéuticas ancestrales y naturales que pueden ayudar a tu organismo a mantener o recuperar un estado de salud equilibrado. Una de esas metodologías es la Reflexología, que combina el masaje terapéutico con un momento propicio para el relax y la tranquilidad. ¡Anímate a descubrirla!

¿Qué es la Reflexología?
La Reflexología es una especialidad terapéutica que activa la energía del cuerpo, incentivando la autorregulación de las funciones orgánicas. La base de este trabajo terapéutico es una estimulación con las manos sobre las zonas reflejadas del cuerpo en los pies, manos y rostro. En estos sectores está representada la persona en la totalidad de sus aspectos orgánicos, psíquicos y energéticos. Esto se debe en gran parte a las terminaciones nerviosas y a los canales energéticos que recorren el cuerpo. Mediante el masaje reflexológico se estimulan las áreas y puntos reflejos, el impulso llega a la médula espinal y de allí se dirige a los órganos, favoreciendo al mismo tiempo la relajación y reduciendo el nivel de estrés.

Orígenes de la Reflexología
Es un método antiguo y moderno a la vez. Antiguo porque textos, ilustraciones y obras de arte de China, Japón, Rusia y Egipto dejan testimonios de que trabajaban el pie para proporcionar buena salud; y es un método moderno porque en la actualidad se ha comprobado su eficacia mediante imágenes, censores de energía e informática. Hallamos que entre lo antiguo y moderno existe un nexo común, y es que el cuerpo humano está recorrido por canales de energía, que forman zonas en los pies, que reflejan las distintas partes del cuerpo físico, mental y emocional. La medicina occidental reconoce siete mil doscientas terminaciones nerviosas en cada pie; los estímulos viajan desde allí por vías neuronales a la médula espinal y al cerebro.

La energía en el cuerpo
Para comprender cómo funciona la reflexología, necesitarás observar la energía. Cuando se habla de energía no se está haciendo referencia a algo extraño o ajeno a ti. La energía es parte de todos los elementos que forman la existencia de todo el universo. Todo es energía y energía significa, realmente, en actividad, en movimiento. Desde épocas remotas los pueblos orientales conocen el sistema de circulación de esa energía en el hombre. No lo inventaron: solo lo fueron descubriendo durante milenios; los chinos lo llaman «chi» y los japoneses «ki». No hace falta creer en él, ya que se palpa, se siente. El hecho de que normalmente no lo percibamos no quiere decir nada: no ves las semillas que ve un gorrión, ni percibes los sonidos y olores que atraen la atención de un perro.

Meridianos: los caminos de la energía en el cuerpo
Esta energía fluye constantemente a través del cuerpo humano por canales llamados meridianos, los cuales son una de las bases de las medicinas orientales. Cuando hay salud, la energía fluye armónicamente desde la fecundación hasta la muerte, pero si se altera por bloqueos o hay excesos de un lado y disminuciones en otro, se rompe la armonía en el cuerpo. A lo largo de los meridianos existen lugares puntuales que condensan la energía y nos permiten accionar con mayor intensidad y facilidad. Estos meridianos comienzan en los pies y en las manos. De esta manera, la energía del universo circula en el cuerpo humano según una dirección precisa.

El pie como espejo del Ser
Los pies son un perfecto microcosmos o un pequeño mapa de la totalidad del cuerpo humano. Los pies crecen contigo, literal y figurativamente. Ellos son tu contacto con la tierra que pisas y con las energías que recibes a través de ella. Constituyen tu base, tus cimientos. Tu pie está idealmente trazado y proporcionado para poder sostener erguida tu estructura corporal. Estudiando su contextura anatómica, descubrirás una verdadera obra de arte, en la cual las treinta y tres articulaciones inervadas por centenares de nervios se fusionan de manera maravillosa. En tus pies encontrarás un reflejo fiel de ti mismo.

Reflexología en manos
La ventaja del masaje reflexológico en las manos es que lo puedes practicar en cualquier situación de manera muy rápida. Al igual que en el pie, en las manos se encuentran zonas reflejas de todo el organismo. El estímulo de los diferentes puntos de energía que allí se encuentran llega de manera más veloz a la médula espinal y al órgano en particular. De esta manera, puedes calmar un dolor de cabeza simplemente masajeando de forma circular la zona refleja correspondiente, como la falange distal de los pulgares. No debes confundir la reflexología de manos con un simple masaje, ya que los estímulos que actives repercutirán en todo el cuerpo.

Reflexologia facial
Desde la capa de piel más superficial, tu rostro está atravesado por una compleja red nerviosa que percibe estímulos externos y expresa mímicamente emociones, dolor o deseo, entre otros. A través de los puntos reflejos en el rostro, puedes aliviar, por ejemplo, dolores musculares y de cabeza o problemas articulares. Alcanza con conocer los puntos claves y estimularlos; su eficacia es instantánea. La técnica reflexológica aplicada de esta manera en tratamiento periódico contribuye también al rejuvenecimiento y a la belleza estética del rostro, ya que mejora la circulación y relaja los músculos faciales. Es útil para complementar profesiones como enfermeros, médicos, paramédicos, kinesiólogos, osteópatas y cualquier otra vocación que esté al servicio de la salud y el bienestar.

Beneficios de la Reflexología
Los beneficios de esta técnica son extremadamente valiosos. Tanto si realizas una terapia reflexológica periódicamente o sólo tomas una sesión, logrará reducir tus niveles de estrés considerablemente, mejorará la circulación sanguínea, linfática, nerviosa y energética de tu cuerpo y revitalizará tu energía. Si te animas a probarlo como tratamiento, verás habilitarse dentro tuyo un poder poco conocido: la homeostasis, que es la capacidad de tu organismo de auto-curarse y regular sus funciones para propiciar y mantener en armonía todo el ser. Ayudará a tu cuerpo a liberar toxinas e impurezas; te será más fácil sostener un estado de relajación en tu vida diaria, estimulará tu creatividad y productividad y como si fuera poco también mejora el sistema inmunológico y es preventiva.

Tips para el cuidado de los pies
Para muchas personas sus propios pies son grandes desconocidos. Si entras en contacto con ellos, te proporcionarán información importante sobre ti y además mucho placer. Para aliviar cansancio e inflamaciones en el cuerpo puedes tomar un delicioso baño de pies: sólo necesitas agua tibia, un puñado de sal marina y 15 minutos de descanso. El abuso de tacones altos puede dañarlos más de lo que imaginas. Por lo tanto, regálate un calzado cómodo, examínalos a menudo y mantenlos limpios y secos. El cuidado de los pies constituye una parte importante de la salud general tanto física como mental y emocional.

Fuente: Ehow

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia