Menú
Las mejores formas para retener información de forma eficiente de los libros que lees

Las mejores formas para retener información de forma eficiente de los libros que lees

Los beneficios de la lectura son innumerables. Una de las principales razones por las que muchas personas se vuelcan en ellos es porque estos pueden enseñarles cosas que antes no sabían. Dicho esto, no es fácil leer un libro repleto de nueva información, ya que retenerla no es cosa sencilla. Muchas veces, uno lee un párrafo contundente y termina sin ser capaz de memorizar nada de lo que ha leído. Si te sientes identificado, has llegado al lugar adecuado, ya que, a continuación, vamos a centrarnos en cómo puedes leer y retener la nueva información de forma más eficiente.

Que no te dé miedo abandonar un libro

Parece que hay como una presión excesiva para que la gente que empieza un libro continúe leyéndolo hasta que lo acabe. Esto no debería ser así. Solo deberías continuar leyendo un libro si realmente sientes que debes hacerlo. No te obligues. No te sientas presionado si el libro no te está aportando nada o no incluye información útil para tus necesidades. La vida es demasiado corta como para perder el tiempo con libros mediocres, y, por ello, debes asegurarte de que lo lees es algo que realmente te interesa.

Pon en práctica lo que aprendes del libro

Mucha gente aprende yendo más allá de lo que encuentra leyendo. Por ello, una gran forma de retener la información contenida en un libro es poniéndola en práctica en la vida real. Lleva a cabo los aprendizajes que leas. Por ejemplo, si se trata de un libro sobre apuestas, aplica sus consejos. Si lo que lees puede mejorar tu habilidad en los juegos de azar, ya sea a la hora de poner cara de póker, a la hora de gestionar el riesgo o a la hora de tomar decisiones, entonces trata de ver si la teoría funciona. Dispones de sitios como JackpotCity Casino, que recogen una amplia gama de juegos con los que puedes practicar tus nuevas habilidades.

Genera notas fáciles de usar

Debes asegurarte de tomar notas sobre lo que estás leyendo. Puedes enfocarlo del modo que desees. Solo asegúrate de que las notas no son demasiado extensas para que, así, cuando necesites acceder a determinada información, te resulte sencillo. Puedes utilizar una aplicación para tomar notas en caso de que tengas problemas con hacerlo a mano de un modo que te resulte útil.

En función del formato en el que estés manejando la información, podrás enfocar lo de la toma de notas de uno u otro modo. Por ejemplo, si estás usando Kindle, es posible que puedas marcar aquellos pasajes que consideres oportunos en el propio dispositivo. Por otro lado, si lo tuyo son los audiolibros, puedes tomar notas tradicionales. Con los libros físicos, por el contrario, es buena idea usar pósits o marcadores de colores para señalar las páginas que contienen datos relevantes.

Conclusión

Son muchos los beneficios derivados de la lectura y el más destacado de ellos (y por el que muchos empiezan a leer) es la posibilidad de aprender cosas nuevas. Dicho esto, a muchas personas les cuesta retener o memorizar nueva información cuando leen, pero para ayudarte con ello existen numerosas técnicas que favorecen el aprendizaje de nuevos datos. Si tienes dificultades para aprender cosas nuevas al leer, en este contenido recogemos algunos consejos de gran utilidad.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x