Marzo 11, 2019

La vida del grandioso Michelangelo en 10 increíbles datos

La vida del grandioso Michelangelo en 10 increíbles datos

Michelangelo Buonarroti es uno de los artistas más grandes de todos los tiempos, es conocido por sus increíbles esculturas (como el David), la magnífica Capilla Sixtina, el diseño de la cúpula de la Basílica de San Pedro, entre otras grandes hazañas.

 Aquí tienes algunos de los datos más interesantes de su vida:

Además de escultor, pintor y arquitecto también fue poeta

Michelangelo escribió más de 300 textos que están resguardados como reliquias en la actualidad. Los tópicos más comunes de sus escritos fueron: eran el amor, la lujuria, la lealtad, el alma humana (tenía algo de filósofo) y el éxtasis.

El día en que Miguel Ángel envió al infierno al maestro de ceremonias del papa

Comenzó su carrera como falsificador

En 1496 copió una escultura llamada “Sleeping Cupid” y la logró venderlo como un original. Se rumora que después de terminarla decidió enterrarla para que luciera vieja y la vendió al cardenal Riario por una importante suma de dinero.

El talento para falsificar la escultura fue lo que hizo que se diera cuenta de su potencial como escultor.

No fue la primera opción para pintar la Capilla Sixtina

En el momento en el que se comenzaron a buscar artistas para pintar la estructura, el artista del momento era Rafael. El Papa Julio II había decidido contratarlo a él.

La fama de Michelangelo estaba en aumento lo que hizo que se rumorara que él podía formar parte de la creación. Rafael, ofendido por el comentario convenció al Papa Julio II que le diera el reto a Michelagenlo, pues afirmaba que no iba a poder completarlo porque era “un simple escultor.”

Hoy día la Capilla Sixtina es visitada por más de 25.000 mil personas al día, así que se puede decir que a Rafael le salió mal el reto.

Pintó un autorretrato en la Capilla Sixtina

Michelangelo no solía firmar sus obras de arte, se dice que la única que firmo fue Pietà una de sus primeras esculturas. En un espacio de la Capilla, justo donde está el juicio final, aparece San Bartolomeo sosteniendo la piel de una cara muy similar a la de Michelangelo. Fue su forma de personalizar su obra maestra.

Su escultura más famosa “El David” la talló en un bloque gigante de mármol

La pieza de mármol que el artista eligió para su escultura llevaba 40 años abandonada. Muchos creían que debido a la dimensión y la textura totalmente lisa de la piedra iba a ser una escultura imposible, pero Michelangelo logró modificarla a su gusto y creó una de las esculturas más famosas del mundo.

Michelangelo nunca se casó ni tuvo hijos

La vida amorosa del artista es casi un misterio, se rumora que tenía amoríos con hombres y mujeres por igual pero nunca se concretaron en algo serio.

El público admiraba su talento pero reprochaba su aspecto.

El artista pocas veces cambiaba su ropa y rara vez se bañaba. Su aspecto andrajoso evitaba que fuera invitado a fiestas de la alta sociedad, lo que lo convirtió en un hombre misterioso y solitario.

Lo mejor de Miguel Ángel (+Frases)

Tenía la nariz desfigurada por un golpe

El artista de excéntrica personalidad no tenía muchos amigos, y se relacionaba únicamente por temas de trabajo. Se rumora que era malhumorado y tenía un humor ácido.

Pietro Torrigiano, un escultor italiano conocido por su carácter impulsivo y apasionado, en medio de una pelea con Michelangelo decidió golpearle la cara, lo que le desfiguró la nariz y se la dejó torcida para siempre.

Fue uno de los principales constructores y diseñadores de la Basílica de San Pedro

A sus 74 años formó parte de la construcción y el diseño de la Basílica. La iglesia católica pidió su ayuda y él trabajó arduamente durante 14 años para que finalizara la construcción.

Su salud no le permitía estar presente todo el tiempo en el lugar de trabajo, pero mandaba planos, dibujos y cartas con muy claras especificaciones. Murió a los 88 años cuando la Basílica seguía sin terminar.

El David de Miguel Ángel, la escultura más famosa de la historia

Tenía una muy buena posición económica

Los trabajos que realizó para el Papa Julio II fueron muy bien pagados. Al volverse uno de los artistas predilectos del Papa le surgieron importantes oportunidades que supo aprovechar. Cuando murió dejó una herencia de aproximadamente 50.000 florines, lo que es equivalente a 50 millones de dólares.

Con información de: Michelangelo | Walks Of Italy

  • Me encanta 17
  • Me divierte 1
  • Me asombra 10
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1