La prostitución de los cangrejos violinistas

La prostitución de los cangrejos violinistas

En Mozambique, la prostitución existe (como en todas partes), pero no sólo ocurre entre humanos. Los cangrejos violinistas también entienden el sexo como un valor intercambiable, y su lógica al respecto resulta fascinante.

Patricia Backwell de la Australian National University publicó una investigación realizada en Mozambique, donde llevó a cabo algunos experimentos con cangrejos violinistas, una subespecie de crustáceos en la que los machos se diferencian de las hembras por tener una de sus pinzas de un tamaño considerablemente grande para protección, mientras que en las hembras esta pinza está ausente.

Por lo tanto, si un intruso viene a atacar a un cangrejo violinista macho, éste se asegura de que tiene un arma para impedirlo, pero las hembras están desvalidas y vulnerables ante posibles ataques. ¿Cómo defenderse entonces? La respuesta es básica, instintiva y animal: sexo.

Backwell observó el comportamiento sexual de estos crustáceos, comprobando que las hembras escogen machos vecinos a su territorio para reproducirse, en un llamativo ritual que despertó interés en la investigadora. Ello la llevó a realizar 21 experimentos en los que estudió el comportamiento sexual de los cangrejos para conocer lo subyacente a él.

Los experimentos consistieron en ingresar un falso atacante al territorio de la hembra, para conocer cuál era la reacción del macho. En un 95% de los casos, el macho salió a defender a la hembra (con la que previamente se había apareado).

Defender un territorio es una tarea difícil y riesgosa, con posibilidad de sufrir serias heridas, pérdida de una pinzas y hasta la muerte. Esto se multiplica si no se defiende el territorio propio, pues al trasladarse a un territorio vecino la defensa del territorio propio queda librada al azar.

Publicados en el Royal Society Journal Biology Letters, los resultados demuestran que en el mundo de los cangrejos violinistas hay algo bastante similar a la prostitución, y allí el sexo no sólo se entiende como camino para la reproducción, sino que a la par como estrategia para la auto-defensa.

@Culturizando
Fuente: ojocientifico.com



  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia