La Nota Curiosa: El primer hilo musical de la historia

La Nota Curiosa: El primer hilo musical de la historia

Thaddeus Cahill fue un importante inventor de comienzos del siglo XX. Se le reconoce de modo generalizado por la invención del primer instrumento musical electromecánico, que él denominó el telharmonium.

El primer prototipo de telearmonio costó cerca de 200.000 dólares, pesaba aproximadamente 200 toneladas y tenía una longitud de 18 metros de largo. Este usaba una rueda tonal electromagnética para generar sonidos típicos del órgano y piano. El sonido que producía el telarmono ofrecía hasta 7 octavas, 36 notas por octavas y frecuencias entre los 40 a 4000 Hz.

A pesar de las excesivas proporciones del telarmonio, el instrumento fue transportado desde Holyoke a Nueva York. Para ello, fueron necesarios 30 vagones de tren. En Nueva York, ocupó una planta entera del teatro situado en la esquina de calle 39 de Broadway. Allí permaneció durante dos décadas, por ello, el edificio se conocería con el sobrenombre de Telharmonic Hall.

Cahill se asoció con la Nueva Inglaterra Electric Music Company para transmitir el telarmonio a los hoteles, restaurantes, teatros y hogares a través de la línea telefónica, cobrando a los abonados por este peculiar hilo musical. El negocio fue bien y sobrevivió al desplome de Wall Street y a la Primera Guerra Mundial, pero quebró con el «boom» de la radiodifusión.

Tras el primer modelo se construyeron otros dos telearmonios, mayores y más caros. Cahill terminó el tercer y último en marzo de 1911. Este tercer telarmonio funcionó hasta 1916.

Ninguno de los tres prototipos del telarmonio existe en la actualidad, ni tampoco se ha encontrado alguna grabación con dicho instrumento, pero se cree que su sonido era similar al del órgano Hammond.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia