La Nota Curiosa: ¿Por qué los hombres se duermen después del sexo?

La Nota Curiosa: ¿Por qué los hombres se duermen después del sexo?

¿Por qué los hombres se duermen después del sexo? Es posible que muchas mujeres se hayan hecho esta pregunta al comprobar que, luego del clímax, el hombre siente unas impostergables ganas de entregarse al sueño. La ciencia se ha propuesto hallar una explicación para este fenómeno.

Durante un estudio del Concejo Francés de Investigaciones Médicas (conocido también como Inserm), el cerebro de varios hombres fue analizado antes y durante un orgasmo. Este experimento pretendía mostrar qué cambios propiciaba el sexo en la materia gris masculina.

Al finalizar la experiencia, el neurocientífico francés Serge Stolerú observó que existen dos áreas en la materia gris masculina, la corteza cingulada y la amígdala. Estas estructuras le dan la orden al resto del cerebro de desactivar cualquier sensación de deseo, al finalizar el coito.

La supresión del deseo sexual viene acompaña de la secreción masiva de dos hormonas, la oxitocina y la serotonina. Se trata de dos sustancias que ayudan a inducir un sueño profundo.

Psicología, bioquímica y evolución

Melinda Wenner, investigadora de la Universidad de las Ciencias de Nueva York, hace una lista con las razones más posibles para explicar el sueño poscoital masculino. Primero, si los encuentros sexuales se dan de noche y en la cama, es natural que los amantes masculinos sientan deseos de dormir luego del clímax.

Por otro lado, un experimento hecho con tomografía por emisión de positrones dejó ver que para que un individuo llegue al orgasmo, es necesario “suprimir todo el miedo y la ansiedad”. Es por esto que ya cerca del clímax, el cerebro apaga las zonas que se encargan de procesar estos sentimientos.

Después del orgasmo la actividad cerebral induce aún más el sueño. Según Wenner, luego del orgasmo el cerebro masculino produce niveles altos de prolactina. Esta hormona relaja al hombre y a la vez se encarga de regular la duración del período refractario (tiempo a esperar antes de tener sexo otra vez).

La visión evolutiva también aporta una explicación tangible. Al tener sexo, el cerebro del hombre libera oxitocina y vasopresina; hormonas que refuerzan los lazos de pareja y a la vez provocan el sueño. Es posible que este reposo busque (aparte de brindar energía) mejorar las probabilidades que un individuo tiene de transmitir sus genes a la siguiente generación.

Imagen: Pixabay.-

¿Dormidos después o durante?

Una encuesta organizada en The Vitality Show (una de las ferias de salud más relevantes de Europa), interrogó a 10000 adultos sobre esta materia. El resultado mostró que al menos 80% de los entrevistados se duermen tras el sexo.  

Aparte, 48% de los encuestados admitieron haberse quedado dormidos alguna vez durante el acto. Cifra bastante elocuente, tomando en cuenta que es casi la mitad del grupo.

Con información de: Scienceline / Daily Mail / Imagen de portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia