Los primeros en conquistar la cumbre del Everest

Los primeros en conquistar la cumbre del Everest

El monte Everest es la montaña más alta del mundo con una altura de 8.848 metros sobre el nivel del mar. Está localizada en el Himalaya, en el continente asiático, y marca la frontera entre Nepal y China. En Nepal es llamada Sagarmatha (“La frente del cielo”) y en China Chomolungma o Qomolangma Feng (“Madre del universo”). La montaña fue nombrada en honor de George Everest, geógrafo galés, en 1865.

Numerosos alpinistas han emprendido la conquista del Everest. El 8 de junio de 1924, George Mallory y Andrew Irvine, ambos británicos, realizaron un intento de ascensión hasta la cima por la Vía de Collado Norte, del cual no volvieron nunca.

En 1999, la “Expedición de Investigación sobre Mallory e Irvine” encontró el cuerpo de Mallory en el punto esperado cerca del antiguo campo base chino. A partir de ese momento, surgió la controversia en el mundo del montañismo sobre si los dos montañeros pudieron alcanzar cima en aquella ascensión, 29 años antes de que la alcanzaran Hillary y Tenzing en 1953.

Mallory había pronunciado una serie de conferencias en Estados Unidos el año antes, en 1923. Fue entonces cuando, tras la pregunta de un reportero de Nueva York de por qué escalar el Everest, (pregunta que había oído miles de veces) respondió exasperadamente: “Porque está ahí”.

En 1933, Lady Houston, una millonaria británica exbailarina, patrocinó el Vuelo Houston del Everest de 1933, por el que una formación de aviones dirigida por Douglas Douglas-Hamilton, decimocuarto Duque de Hamilton y Marqués de Clydesdale, voló sobre la cima en un esfuerzo de desplegar la bandera del Reino Unido sobre la cima.

Las primeras expediciones ascendieron la montaña desde el Tíbet por la cara norte, acceso que fue cortado a expediciones occidentales en 1950 después de que la reafirmara el control sobre el territorio tibetano República Popular China. De todas formas, un grupo de escaladores comandados por Hill Tilman realizó una expedición exploratoria a través del Nepal por la ruta que hoy es la ruta habitual desde el sur.

El 29 de mayo de 1953, dos alpinistas plantaron su bandera en la cumbre: el neozelandés Edmund Hillary y el guía nepalés Norday Tensing.

Como homenaje a los dioses budistas, Tensing depositó en la cumbre una barra de chocolate, un paquete de galletas y algu nos bombones; por su parte, Hillary enterró un crucifijo.

Desde entonces, una gran cantidad de alpinistas han realizado de nuevo esa hazaña (entre ellos también varias mujeres), pero otras personas encontraron la muerte en los abismos, las aludes y las tempestades de nieve.

En 1978, el alemán Reinhold Messner y el austríaco Peter Habeler lograron otra gran proeza: vencieron al Everest sin utilizar máscara de oxígeno.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia