La mujer que encarnó a Venus en el famoso cuadro de Sandro Botticelli

La mujer que encarnó a Venus en el famoso cuadro de Sandro Botticelli

El rostro más famoso del renacimiento pertenece a la protagonista de la pintura de Sandro BotticelliEl Nacimiento de Venus” pero ¿Quién fue esta misteriosa mujer?

Conocida por su sobrenombre “La bella”, Simonetta Cattaneo de Candia mejor conocida como Simonetta Vespucci por su nombre de casada, fue una hermosa mujer nacida en una familia adinerada en Italia.

Se casó con 16 años con Marco Vespucci, el primo de Américo Vespucci, un famoso comerciante italiano que estuvo presente en los dos viajes al “Nuevo Mundo”  o lo que se conoce hoy en día como “América” en su honor.

Fue un matrimonio arreglado por sus familias, ambas con poderosas conexiones en toda Italia. Los Vespucci estaban especialmente relacionados con los hermanos Médici, el grupo familiar más importante de toda Italia, lo que convertía la unión de ambos en un provechoso negocio de popularidad y posicionamiento.

Simonetta era admirada por su belleza y actitud delicada y femenina. Una vez en Florencia con su esposo enamoró a casi todos los hombres nobles del pueblo, quienes intentaron sin éxito conquistarla. Entre sus pretendientes estaban los dos hermanos Médici, Lorenzo y Giuliano, pero ninguno pudo cortejarla.

El Nacimiento de Venus - Sandro Botticelli
El Nacimiento de Venus – Sandro Botticelli

Simonetta y Botticelli

Sandro Botticelli fue un famoso pintor italiano, uno de los más aclamados de su época. Al conocer a la hermosa Simonetta no pudo resistirse a sus encantos y la adoptó como su musa.

Simonetta se convirtió en el rostro femenino principal de las obras de Botticelli, quien la retrató en múltiples ocasiones encarnando a diosas. En una de sus obras “Venus y Marte” el pintor se hace un autorretrato acostado en una cama junto a la hermosa Vespucci.

Pese a que era evidente la fascinación de Botticelli, nunca tuvieron una relación más allá de pintor y modelo. El amor del pintor hacia ella fue tan fuerte, que al momento de su muerte pidió ser enterrado junto a ella, deseo que se le cumplió pues su cuerpo yace en la capilla de los Vespucci a pocos metros del cuerpo de su amada.

Una muerte prematura

Simonetta Vespucci quien había sido cortejada por las más grandes personalidades de Italia en ese entonces, falleció repentinamente a sus 22 años de tuberculosis. Su muerte fue un terrible acontecimiento en toda Florencia y uno de los más afectados fue Botticelli.

Botticelli, aún después de la muerte de su amada Simonetta, retrató su rostro en su famosísima pintura “El nacimiento de Venus” en la que aparece encarnando a Venus, la diosa del amor y la figura principal de la pintura.

Con información de: Daily Art Daily  |

  • Me encanta16
  • Me divierte0
  • Me asombra5
  • Me entristece1
  • Me enoja0



Es tendencia