La campaña publicitaria más arriesgada de todos los tiempos

La campaña publicitaria más arriesgada de todos los tiempos

En 1896, la línea de trenes estadounidense que iba entre Missouri, Kansas y Texas (también llamada Katy) estaba experimentando un descenso del número de pasajeros bastante marcado.

Un ejecutivo de la compañía de ferrocarriles llamado William Crush fue encargado de resolver el problema con los pasajes. Lo primero que llamó la atención del Sr. Crush era que prácticamente nadie visitaba Texas, solo los Tejanos utilizaban el servicio de ferrocarriles para viajar de un sitio a otro dentro de Texas.
Crush, con ese espíritu indomable que caracterizaba al Lejano Oeste, se le ocurrió la “explosiva idea” de crear un pueblo temporal en el medio de Texas, con el único propósito de servir de receptor de público para una de las más grandes locuras llevadas a cabo en nombre de la publicidad.
La idea de Crush era la de utilizar un accidente ferroviario como espectáculo, para esto se construyó una ciudad temporal con gradas, cantinas, tiendas de campaña, etc.. y un tramo especial de vía en el medio de Texas para que las dos locomotoras pudieran chocar de frente de manera “segura”.
Mientras tanto, la Katy Railroad se dedicó hacer publicidad en todos sus trenes y bajó el precio de todos los pasajes desde cualquier lugar hasta Crush Town a 2$.
El 15 de septiembre de 1896, 40.000 personas se agruparon en Crush Texas convirtiéndola, temporalmente, en la segunda ciudad más poblada de Texas.
Todo el mundo se preparó para ver el gran choque de maquinas, una roja y otra verde. Las 40.000 personas presentes aguantaron el aliento mientras las dos locomotoras apuraban a su encuentro a 45 millas por hora…
Aun cuando William Crush no reparó en gastos de seguridad para el publico presente, no contó con que al chocar las locomotoras sus calderas iban a estallar.
El resultado: 3 muertos y cientos de heridos debido a las muchas toneladas de fierro candente que volaron por los aires esa tarde.
William Crush fue despedido inmediatamente, sin embargo y gracias a que el evento no generó publicidad negativa alguna, Crush llevo un plan a sus superiores para utilizar el choque como campaña de seguridad de los trenes. Crush fue inmediatamente recontratado.
Y en cuanto a las víctimas, recibieron pases gratis para viajar en la misma línea que casi los mata ese día.

@Culturizando

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia