Herederas del poder: Damas de hierro de Asia

Herederas del poder: Damas de hierro de Asia

En cinco países en particular (India, Pakistán, Bangladés, Sri Lanka y Birmania) cinco mujeres han debido asumir el poder en sus respectivos países, siendo conocidas como las damas de hierro de Asia, tomando decisiones muy difíciles durante sus mandatos… ¡Aquí te lo contamos!

Probablemente una de las damas de hierro de Asia más recordadas en la historia sean Indira Gandhi, primera ministra de India (quien era hija de uno de los padres fundadores de la India, Jawaharlal Nehru) y Benazir Bhutto, primera ministra de Pakistán, (hija de Zulfikar Ali Bhutto, expresidente y ex primer ministro de Pakistán y fundador del Partido del Pueblo Pakistaní).

Sheikh Hasina es la actual primera ministra de Bangladés y es hija de Sheikh Mujibur Rahman, primer presidente del país y padre de la patria. Chandrika Kumaratunga fue presidenta de Sri Lanka, también conocida como “la lágrima de India”, y es hija de Solomon Bandaranaike y Sirima Ratwatte, ambos ex primeros ministros del país.

De derecha a izquierda: Indira Gandhi (India), Benazir Bhutto (Pakistán) Sheikh Hasina (Bangladés) Chandrika Kumaratunga (Sri Lanka) y Aung San Suu Kyi (Birmania). – (Photos from Wikimedia.-

Finalmente, llegamos a quien es posiblemente la más famosa en la actualidad: Aung San Suu Kyiquien es actualmente la Consejera de Estado de Birmania (cargo que fue creado para que ella pudiese gobernar). Es hija de Aung San, quien fue premier del Mandato Británico de Birmania y responsable directo de la independencia birmana de los británicos.

¿Cómo fueron electas?

En el caso de Indira Gandhi, antes de llegar a ser primera ministra ocupó los principales puestos de otros ministerios de su país, pero se piensa que decidió asumir el liderazgo del partido por cierta presión de los miembros, para convertirse así en la primera de una larga tradición: su hijo (quien también llegó a ser primer ministro), y su nuera y su nieto que han ocupado el cargo máximo del Partido del Congreso Indio alguna vez.

https://www.pinterest.com/pin/342766221622232102

Para Benazir Bhutto fue un poco más difícil. Ella estudiaba en Londres mientras su padre se encontraba en la cárcel durante la dictadura militar de Pakistán, así que apenas regresó a su país, fue encarcelada también y su padre posteriormente fue ejecutado; sin embargo, tiempo después salió de la cárcel y logró que el Partido del Pueblo Pakistaní ganara las elecciones, para así convertirse en primera ministra de Pakistán.

Sheikh Hasina y Chandrika Kumaratunga tuvieron elecciones relativamente normales y llegaron al poder en sus países en 1996 (la primera vez) y 1994, respectivamente.

Aung San Suu Kyi por su parte, ha sido una de las que más tuvo que sufrir para llegar al cargo. Vivía en Reino Unido con su esposo e hijos, pero en una visita a Birmania, por petición del partido de su padre, decidió quedarse para dar batalla política a la dictadura militar que gobernaba en su país y fue puesta bajo la medida de casa por cárcel durante 15 años (que en realidad fueron 21), siendo apodada “la Gandhi mujer” o también “la Mandela mujer” por su rechazo a la lucha armada…

Momentos de gloria

A pesar de las controversias, las cinco mujeres fueron líderes extremadamente populares al inicio de sus mandatos.

Indira Gandhi fue llamada “la madre de todos los indios” en más de una ocasión y es recordada por los políticos de su época como una líder muy carismática. Por su parte, Benazir Bhutto fue admirada internacionalmente por propiciar los derechos de las mujeres en Pakistán, un país con altos niveles de violencia contra la mujer.

Sheikh Hasina también gozó de mucha popularidad en Bangladés cuando fue electa por primera vez en 1996 (hasta 2001) y al momento de su elección en 2009.  Aunque las organizaciones internacionales dudan de la legitimidad de las elecciones en su país, lleva 11 años en el cargo y ha sido elogiada por el crecimiento económico de su país.

Chandrika Kumaratunga fue muy apreciada debido a los esfuerzos militares durante la guerra civil que atravesó su país por tanto tiempo.

Sin lugar a dudas, la más apreciada tanto en su respectivo país, como por las organizaciones internacionales fue Aung San Suu Kyi, cuya lucha por la paz fue elogiada por diversas personalidades de todo el mundo; incluso ganó el Premio Nobel de la Paz en 1991, el cual no pudo recibir hasta 2012 por estar privada de su libertad.

¿Por qué “damas de hierro”?

El término «dama de hierro» fue utilizado por primera vez por un periodista soviético refiriéndose a Margaret Thatcher. – (Photo by Begoon).-

Margaret fue denominada como una dama de hierro debido a sus fuertes políticas y a la “cero tolerancia” contra el terrorismo o regímenes totalitarios, rasgos que todas estas mandatarias han compartido de un modo u otro.

Indira Gandhi impuso un toque de queda (conocido como The Emergency) por el cual fue considerada en todo el mundo como una dictadora, y aunque tan solo tres años después volvió a convertirse en primera ministra, tuvo que ordenar la entrada a la fuerza al templo más sagrado de los sijes para atrapar a un terrorista separatista que se escondía en el lugar, hazaña que le costó la vida ya que fue asesinada por sus guardaespaldas, creyentes de esta religión.

Benazir Bhutto fue primera ministra de Pakistán en dos ocasiones y fue acusada de corrupción y apoyar al régimen talibán del vecino Afganistán; irónicamente, en 2007, cuando se encontraba haciendo campaña para convertirse en primera ministra nuevamente, fue asesinada en un atentado terrorista en Rawalpindi, a manos de los talibanes y de Al-Qaeda.

En el caso de Sheikh Hasina, toda su familia fue asesinada en 1975, y solo sobrevivieron ella y su hermana, ya que se encontraban en Alemania Occidental. Pero la política bengalí volvió a su país en la década de los 80 durante la dictadura militar que gobernaba Bangladés y fue una de las figuras claves para instaurar la democracia, convirtiéndose en una fuerte líder opositora.

Chandrika Kumaratunga, por su parte, fue una de las mandatarias que más esfuerzo empeñó durante la Guerra Civil de Sri Lanka en contra del grupo terrorista Tigres de Liberación del Eelam Tamil, propiciando estrategias de índole militar y diálogos para el cese al fuego entre ambas partes.

Aung San Suu Kyi podría ser la única que no fue considerada como “dama de hierro” por sus políticas que incitaban a la no-violencia, pero los elogios y aclamación del mundo se detendrían cuando finalmente asumió el poder en Birmania…

El final de la gloria

A pesar de que Indira y Benazir lograron regresar al poder después de sus controvertidos mandatos, ambas murieron asesinadas por grupos o personas extremistas, como respuesta a algunas de sus políticas.

Sheikh, por su parte, aunque sigue ejerciendo como primera ministra de Bangladés, ha sido criticada en numerosas ocasiones por supuestamente haber cometido fraudes electorales y por otras controversias ligadas a la corrupción.

Chandrika, a pesar de que ejerció enormes esfuerzos durante la Guerra Civil de Sri Lanka, ni sus estrategias militares o los diálogos de paz funcionaron, lo cual probablemente influyó en que tuviera que autoexiliarse en Reino Unido después de su mandato, aunado también a la fuerte desaprobación de su propio partido; irónicamente, fue su sucesor Mahinda Rajapaksa (del mismo partido) quien derrotó a los Tigres Tamiles.

El cargo de Consejero de Estado de Birmania tuvo que crearse para que Aung San Suu Kyi pudiese gobernar, ya que la constitución establece que el presidente no puede haberse casado con un extranjero ni tener hijos de otra nacionalidad, y Suu estuvo casada con un hombre inglés y sus hijos tienen pasaporte británico.

View this post on Instagram

Looking at burma

A post shared by megan and annabelle (@aung_san_suu_kyi) on

“No es el poder el que corrompe, sino el miedo. El miedo a perder el poder corrompe a aquellos quienes lo ejercen y el miedo al azote del poder corrompe a aquellos quienes están sujetos a él” – Aung San Suu Kyi.-

Aunque personas de todo el mundo celebraron que se haya convertido finalmente en la gobernante del país, tras más de 20 años encarcelada, una vez que Suu asumió el poder, su mandato comenzó a ser severamente criticado por los aparentes abusos que comete el ejército birmano contra la minoría musulmana rohinyás. El ejército alega que ellos atacan únicamente al terrorismo islámico rohinyá, pero debido a la gigantesca emigración masiva, se considera que están cometiendo crímenes de lesa humanidad contra toda la etnia y ya se le cataloga como genocidio; por eso, en cada oportunidad posible, la frase de Suu, sobre cómo el poder corrompe, es sacada a colación y es utilizada en su contra en la actualidad.

En la cultura asiática se acostumbra que los hijos deberían seguir los pasos de sus padres, por lo cual es entendible que todas estas mujeres hayan llegado al poder, sin embargo, es curioso observar cómo todas han tenido una historia similar y el mundo espera que las que aún continúan en el poder, como son Sheikh y Suu, no se conviertan en los opresores que ellas mismas lograron vencer…

Con información de: Quote Citation / TVE / Forbes / Europa Press / Wikipedia / Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia