Menú
¿Cómo fue la creación de la mujer en la 'Biblia'? Dos versiones de una misma historia

¿Cómo fue la creación de la mujer en la ‘Biblia’? Dos versiones de una misma historia

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. Al leer cuidadosamente el texto del ‘Génesis’, existe una disyuntiva. Algunos opinan que la mujer tuvo en realidad dos versiones… Aquí te contamos todo sobre la creación de la mujer en la ‘Biblia‘.

¿Dos versiones para una misma historia?

Sí. La creación del hombre aparece en el “Génesis”, uno de los libros del Antiguo Testamento que conforman la Biblia, si se lee cuidadosamente existen dos teorías sobre la creación del hombre totalmente diferentes, de esto se dieron cuenta unos rabinos judíos hace muchos años.

¿Cómo lo notaron? Gracias a la tradición judía del Midrash.

¿Cómo fue la creación de la mujer en la ‘Biblia’? Dos versiones de una misma historia
¿Qué es el ‘Midrash’? La palabra tiene origen hebreo, se traduce como: investigar, indagar, buscar a profundidad – Imagen: Wikipedia.-

Los antiguos rabinos se dedicaron a leer cuidadosamente cada uno de los textos bíblicos con el propósito de averiguar hasta el más mínimo detalle sobre cada uno de los personajes, con la creencia de que todos juegan un papel importante en la historia. Así surgió una interrogante: ¿Cómo Dios creó realmente a la mujer? Se dieron cuenta de que en el “Génesis” existen dos versiones:

La primera dice: “Y Dios creó al hombre en su imagen y semejanza. Hombre y mujer él los creó.”

Y la segunda: “Dios hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y mientras estaba dormido, tomó una de sus costillas y con eso, el señor Dios creó a la mujer.”

Puedes leer las dos versiones aquí: Génesis 1, 27. y Génesis 2:4-25 

El rabino David Wolpe, quien trabaja en una de las sinagogas más famosas del mundo -Monte Sinaí-, lo explica así:

“Cuando lees la biblia, encuentras personajes aislados y perdidos cuyos pasados parecen no existir. Nombres vacíos sin historias. Cuando los rabinos encuentran esta clase de personajes, tratan de vincularlos a alguna historia ya contada, para hacer que sea más fácil de comprender.”

Wolpe explica que estas dos versiones de la historia de la creación de la mujer en la Biblia, dieron a entender a los rabinos que fueron en realidad dos mujeres desde el principio. Una que fue creada del mismo material que Adán, que dicen que es polvo –que sería Lilith- y la otra que fue creada desde su costilla, -que sería Eva-.

¿Quién es Lilith? 

La figura de Lilith, cuenta la historia, que fue la primera esposa de Adán. Una mujer que fue creada del mismo material que él y bajo sus mismas condiciones: como iguales. Adán no quería tratarla como igual, sino como su subordinada, por lo que Lilith decidió romper uno de los mandamientos «No dirás el nombre de Dios en vano» y huyó del paraíso. Esto la condenó por siempre y la convirtió en un demonio. Esta historia aparece en El alfabeto de Ben Sira.

¿Lilith existió?

Todos los textos bíblicos que se tienen en la actualidad, han sido modificados millones de veces por todo tipo de escritores. Wolpe explica que escribir textos religiosos y crear demonios y deidades, era una de las formas más comunes de expresión de la época y que se utilizaba para drenar los propios demonios internos.

La creación de Lilith como una entidad demoníaca que provoca sueños húmedos y que busca seducir a los hombres en sus sueños, representa un escape de la culpabilidad de este tipo de situaciones. Una culpable externa e incontrolable que no tenía nada que ver con el pudor o la moral del hombre en cuestión.

Wolpe explica que la creación de demonios y fuerzas malévolas es necesaria para la mentalidad humana, puesto que deben buscar una explicación a todos los males del mundo. Un culpable que no sea Dios, pues este sería incapaz de hacer algo malo.

Toda la historia de Lilith, puede ser una simple malinterpretación de los rabinos judíos en el proceso del Midrash, cuando al leer el “Génesis” no supieron cómo entrelazar ambas versiones de la historia de la creación. Lo que sí es cierto, es que la figura aparece en múltiples culturas como una deidad maligna que se encarga de seducir a los hombres y raptar a los bebés.

Con información de: HouseEternalHave / abc.es

--


Lo que más gusta

Lo más destacado