Menú
Extrañas enfermedades: La Micropsia o síndrome de Alicia en el país de las maravillas

Extrañas enfermedades: La Micropsia o síndrome de Alicia en el país de las maravillas

Extrañas enfermedades: La Micropsia o síndrome de Alicia en el país de las maravillas En nuestros días, con algunas píldoras, un simple tratamiento a seguir y algunos días en la cama es suficiente para terminar con numerosas enfermedades. Otras pueden requerir de algunos tratamientos más complejos, una internación o quizás una intervención quirúrgica, así como más tiempo y paciencia. Finalmente, existen otras que aunque se traten con todos estos elementos, no siempre es suficiente, lo cual despierta gran curiosidad y muchas interrogantes en el ambiente médico. Hoy te presentamos una extraña enfermedad: La Micropsia o síndrome de Alicia en el país de las maravillas.

Algunos dirán que cualquiera que pruebe el LSD podrá experimentar lo mismo que Alicia, el hecho es que la micropsia y también conocida como el síndrome de Alicia en el país de las maravillas, es un intenso trastorno neurológico caracterizado por profundos desajustes en la percepción y los sentidos, especialmente la vista.

El trastorno hace que el paciente observe los objetos diferentes de como son realmente, viendo distintos objetos de su alrededor varias veces de un mayor o menor tamaño, así como de diferentes colores y formas. Por ello, además de llamarlo así por la popular historia de Lewis Carroll, también se le suele conocer como el síndrome de alucinación Liliputiense, aludiendo nuevamente a la literatura (Los viajes de Gulliver de Jonathan Swift). El problema de esta condición no está en los sentidos o los órganos como los ojos, sino en el cerebro y en la capacidad para interpretar los estímulos sensoriales.

Aunque no existen estudios que muestran una correlación entre la edad, sexo o raza, se piensa que es relativamente común entre los enfermos de migraña y los niños pequeños.

El tratamiento es el mismo que para la profilaxis de la migraña otra: anticonvulsivos, antidepresivos, betabloqueantes y antagonistas del calcio, junto con estricto apego a la dieta de la migraña. El síndrome es incurable, y el tratamiento debe llevarse a cabo. El descanso es el principal tratamiento, pero otra terapia eficaz es unirse a los grupos de apoyo para compartir experiencias y saber que no se está solo.

Cualquiera sea la causa, las distorsiones pueden repetirse varias veces al día, y puede tomar algún tiempo disminuir. Es comprensible que el paciente llegue a estar alarmado, asustado, incluso sentir pánico. Los síntomas del síndrome no son peligrosos y tienden a desaparecer con el tiempo. No es contagioso, y sólo debe seguirse el tratamiento indicado.

Fuente: ojocientifico | wikipedia


Lo que más gusta

Lo más destacado