Menú
Cyntoia Brown, de cadena perpetua a clemencia

Cyntoia Brown, de cadena perpetua a clemencia

Cyntoia Brown mató al hombre que había contratado su servicio de prostitución y, cuando fue tomada por la ley, alegó que había sido por defensa propia y miedo a que le hicieran daño. Su caso pasó a ser uno de tantos… hasta 2017, cuando la opinión pública conoció sobre ella… ¡Conoce su historia!

Cyntoia “Toia” Denise Brown nació el 29 de enero de 1988 (Fort Campbell, Kentucky), hija de un hombre que nunca conoció y Georgina Mitchell, una chica de apenas 16 años. Según el documental Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown (Netflix), las mujeres de la familia Mitchell venían de un largo historial de violencia y drogas: la abuela de Georgina, la madre de Cyntoia, había quedado embarazada de su primera hija producto de una violación.

Cyntoia Brown, de cadena perpetua a clemencia
Río Kentucky – Imagen: Wikimedia.-

Georgina, quien era violada y prostituida por su propia madre, una mujer con problemas de alcohol, consumió grandes cantidades durante el embarazo y, con aproximadamente ocho meses de gestación, fue introducida al consumo de crack. Por ello, es probable que Cyntoia desarrollase síndrome del espectro alcohólico fetal.

Incapaz de criar a un bebé, Georgina dio en adopción a Cyntoia con seis meses de edad a una mujer llamada Ellenette Brown, quien la crió como suya y le aportó estabilidad de todo tipo.

Asesinato y cargos

A pesar de los intentos de Ellenette, Brown desarrolló un comportamiento rebelde y disfuncional desde la adolescencia temprana. Comenzó a escaparse de casa y de la escuela, llegando a ausentarse por días. Tenía 16 años cuando comenzó a salir con Kut, cuyo nombre real era Garion McGlothen, un chico abusivo de 24 años que la violaba, maltrataba y obligaba a prostituirse.

El 6 de agosto de 2004, Brown y McGlothen estaban en un motel drogándose y manteniendo relaciones sexuales, cuando Kut comenzó a agredir a Cyntoia y le dijo que fuera a trabajar, porque era una “floja”. Ella se dirigió hacia un pueblo de Tennessee, en donde la prostitución es bastante común, y entonces se topa con Johnny Allen, un agente de bienes raíces y exmilitar, quien le sugirió ir a su casa para tener sexo. Brown se fue con él en una camioneta blanca y acordaron dejar el intercambio en 150 dólares.

Cyntoia Brown, de cadena perpetua a clemencia
Tennessee – Imagen: Wikimedia.-

Una vez en la casa de Allen, el hombre le habló sobre sus armas y ella comenzó a sentirse incómoda. Luego de maltratarla, Brown le sugirió dormir un rato porque se encontraba cansada y se acostaron en la cama.

En algún punto de la noche, Brown vio que Allen se movió hacia un costado y ella se desesperó y, pensando que iba a maltratarla o a matarla, ella le disparó con un arma calibre 40 que tenía en su bolso. Ella le robó efectivo y se escapó en su camioneta de vuelta a Kentucky.

15 años de prisión

Brown fue arrestada el 8 de agosto de 2004. Para convencerla de colaborar, los policías que la interrogaron prometieron que si decía la verdad la ayudarían con el fiscal; sin embargo, solo fue una táctica para que diese la información y Brown fue puesta en custodia en el Centro de Justicia Juvenil. Durante su estancia en el recinto para menores fue evaluada por varios psicólogos, quienes llegaron a la conclusión de que su humor tenía cambios anormales, drásticos y erráticos.

La abogada de Brown organizó su defensa ante los tribunales con la meta de que se le juzgase como menor, tomando en consideración su historial familiar de problemas mentales y la evaluación psicológica avalada por médicos. A pesar de los esfuerzos, la jueza Betty Adams Green determinó que debía ser juzgada como mayor de edad, basándose en las leyes del estado de Tennessee que determinan que las víctimas de tráfico sexual deben ser juzgadas como delincuentes pese a lo que pasaron.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Truth and Scare (@truthandscare)

Del 21 al 25 de agosto de 2006, ya con 18 años, Brown fue defendida por los abogados Wendy Tucker y Rich McGee, quienes apelaron que la joven había sido manipulada por los agentes policiales para contar lo sucedido, sin entender sus derechos a cabalidad.

La contraparte terminó convenciendo a los jurados y el juez J. Randall Wyatt Jr., determinó que Cyntoia era culpable por homicidio en primer grado, posesión de armas, robo y suplantación de identidad y sentenciada a una vida en la cárcel sin derecho a libertad condicional hasta su cumpleaños número 67 (año 2055).

Liberación y vida posterior de Cyntoia Brown

Durante los años en prisión, Cyntoia comenzó a tomar estudios universitarios por profesores que asistían al penal. Su comportamiento había cambiado notablemente y, tanto los directivos de la prisión como los educadores, destacaban su buen desempeño. En 2010, unos abogados intentaron pedir clemencia para Brown alegando que sufría incapacidades mentales por el síndrome del espectro alcohólico fetal, presentando pruebas de neurólogos. La petición fue denegada por el juez.

Cyntoia Brown, de cadena perpetua a clemencia
Brown (2019) – Imagen: Wikimedia.

Su caso se hizo viral en 2017, cuando el documentalista Daniel H. Birman hizo público datos desconocidos de la historia de Cyntoia, a quien había estado siguiendo desde su detención. Birman había publicado en 2011 un filme documental llamado Me Facing Life: Cyntoia’s Story. Artistas como Rihanna, Kim Kardashian, el rapero T.I y Lana del Rey mostraron su apoyo en las redes sociales mediante el hashtag #FreeCyntoiaBrown. Para este año, ya había cumplido más de 12 años en prisión.

Aprovechando el apoyo de la opinión pública, un grupo de abogados organizó otra petición de clemencia en donde Brown le habló directamente a una organización pidiendo apoyo. Posteriormente, Cyntoia le escribió una carta al gobernador de entonces, Bill Haslam, pidiendo que consideraran su caso.

Luego de varios meses de deliberación, en enero de 2019 Haslam le concedió la libertad condicional una vez alcanzados los 15 años en prisión, tiempo que se cumplía en agosto de ese año. Brown salió de prisión con libertad condicional por diez años.

Cyntoia Brown se casó en 2019 con J. Long, un músico de R&B. Escribió sobre su vida en el libro Free Cyntoia: My Search for Redemption in the American Prison System y es activista en contra del tráfico sexual. Su caso modificó las leyes de Tennessee, que juzgaban a las víctimas sexuales como delincuentes.

El documental Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown (Netflix), también de Daniel H. Birman, fue lanzado en 2020.

Con información de Wikipedia / CNN / BBC / Gatopardo / Documental Crimen y perdón: La historia de Cyntoia Brown, de Netflix / YouTube

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x