Consejos para mejorar tu vida instantáneamente

Consejos para mejorar tu vida instantáneamente

Normalmente nos metemos tanto en nuestras obligaciones diarias y nos vamos cargando de estrés poco a poco, hasta que llegamos a un punto en el que sentimos que el mundo entero está sobre nuestros hombros y colapsamos, nos deprimimos, descargamos nuestra molestia con familiares, amigos y hasta con extraños. Nos sentimos agotados, agobiados y como si nos encontráramos en una rueda sin fin… una batalla a contratiempo.

Es momento de detener ese círculo vicioso y darnos pequeños respiros a lo largo del día, instantes dedicados a nosotros, prácticas que nos llenen de felicidad, y pausas que nos permitan tener una mejor vida… ¿por qué no? Para poder amar a los demás primero debes aceptarte y brindarte amor incondicional a ti mismo, así que nunca te sientas culpable de regalarte minutos para disfrutar.

Aquí les dejo una lista de pequeñas ideas que puedes añadir a tu rutina, no tienes que aplicar todas, ni obligarte a hacerlas aunque no te provoquen; esto se trata de precisamente lo contrario… léelas, anota las que te llamen la atención y comienza a hacerlas con regularidad para crear el habito, no vaya a ser que se te olviden y caigas en el mismo “corre corre” que tenías antes. Con el tiempo te garantizo que sentirás su gran impacto, el cambio en tu estado de ánimo y el amplio gozo que viene al tratarte a ti mismo con respeto, compasión y amor.

– Coloca afirmaciones en tu casa que te inspiren, pueden estar en lugares privados o en áreas comunes, trata de que sean sitios donde siempre estén a la vista para que las repitas en voz alta cuando las leas. También sirve tenerlas en un corcho. En tu boca hay un milagro y todo lo que digas tendrá un impacto positivo o negativo en tu vida.

– Lleva una vida llena de gratitud, que no es mas que dar gracias por las bendiciones que experimentas a diario. No hay nada mejor que tener conciencia constante de todo lo que recibes. Tener gratitud cambia tu foco de las cosas que careces, a todo lo maravilloso que ya tienes. Apenas despiertes dale gracias a Dios por otro día de vida, por la cama caliente donde duermes, tu familia, matrimonio. Antes de cada comida da gracias porque puedes escoger día tras día lo que te provoca comer, porque tienes salud, porque puedes ejercitarte, por tus mascotas, por tu trabajo, por tus talentos, por tus hijos. Esto ha cambiado la perspectiva de mi vida, de hecho tengo un diario donde escribo antes de irme a dormir las cosas por las que doy gracias ese día, y si tengo un momento de tristeza, donde mi ego juega a la víctima, solo vuelvo a esas páginas y recuerdo lo afortunada que soy.

– Despiértate antes que salga el sol. Según la Ayurveda, despertarse a esta hora te llena de energía vibrante para el resto del día (por supuesto que esto requiere que duermas temprano para que descanses tus 8 horas). Es un excelente momento para disfrutar de la quietud del día que comienza, además que ver el sol salir, te brinda un instante mágico de conexión con la naturaleza. Lo mejor es que te permite que tengas una rutina tranquila en las mañanas antes de irte al trabajo y te des tu espacio sin estrés.

– Medita. No te intimides por lo que crees que es la meditación, pienso que esta es muy personal. Para mí meditar es sencillamente sentarme unos minutos (comienza por 5 y trata de llegar a lo que te sientas cómodo), en silencio, cerrar mis ojos, callar mi mente y solo concentrarme en mi respiración. Cada quien tiene sus técnicas, a mi me ayuda a comenzar el día calmada y alerta. Puedes hacer meditaciones en el transcurso del día si te sientes alterada, estresada o con pensamientos que no te dejan tranquila.

– Ora. Si hay algo que no dejo de hacer ningún día es orar, ya que me permite tener esa conversación diaria con Dios que me llena de felicidad y agradecimiento. Normalmente luego de esto leo algunos pasajes de la Biblia. Que Dios sea el centro de mí vida fue lo que me sacó del hueco donde vivía y jamás quiero dejar de sentir ese amor.

– Buscar hacer una actividad física todos los días, ¡mantente en movimiento! No tienes que ir al gimnasio porque a juro “debes” sacar músculo con máquinas, ni debes trotar porque todos los demás lo hacen. La clave para mantenerte constante en cualquier cosa, es que te guste lo que estas haciendo. Si no te estimula repetir la misma actividad todo el tiempo, haz como yo y cada mañana pregúntate que deseas hacer y sigue tus instintos, eso sí, ponte como meta llevarlo a cabo. Hasta los fines de semana puedes hacer excursiones, caminatas por la playa, cualquier actividad que te mantenga activ@.

– Toma jugos verdes. Recuerda que mientras más balanceado este tu pH y más nutrido tu cuerpo, todo funcionara mejor. Tu sangre estará mas oxigenada, lo cual ayuda a eliminar toxinas, habrá mayor circulación brindándote energía y mejorará tu estado de ánimo.

– Practica yoga y estiramientos, ya sea en una academia o en tu casa. Aumenta tu flexibilidad y resistencia, corrige tu postura, aumenta tu fuerza muscular y tonifica, mejora tu respiración, brinda energía y vitalidad, ayuda a manejar el estrés relajando la mente; crea claridad, centra la atención, ayuda con la concentración y balance, creando consciencia sobre tu cuerpo.

– Cepíllate en seco para mejorar tu circulación y drenaje linfático (para leer sobre los beneficios visita fitforthejourney.net).

– Regálate noches de spa en casa. Si tienes bañera aprovéchala al máximo dándote baños calientes dos o más veces a la semana. Esto relaja tu sistema nervioso, te ayuda a desintoxicar, promueve el sueño, aumenta la circulación, baja los niveles de azúcar y presión sanguínea. Agrégale sales de epsom, bicarbonato de sodio y esencia de lavanda, disfruta por 20 minutos.

– ¿Tienes un gimnasio con sauna? pues te recomiendo que lo utilices al menos tres veces por semana, comienza poco a poco hasta llegar a 30 minutos (con periodos de descanso para salir y tomar agua). Esto te ayudará a desintoxicar y activar tu circulación.

– Toma agua. A veces estamos tan ocupados que se nos olvida y al final del día es que nos percatamos de que no consumimos suficiente. Tomar agua mueve toxinas, ayuda a perder peso, te brinda sensación de saciedad, regula tu proceso intestinal, mantiene tu piel hidratada y disminuye la fatiga.

– Sustituye el café por té herbal. La cafeína te estimulará por un cierto periodo de tiempo creando una señal de estrés en el cuerpo, lo cual tensa los músculos, aumenta el pulso y la respiración. Tu cerebro se llena de adrenalina y por eso te sientes activo. Cuando el efecto pase te sentirás fatigado y con ganas de tomarte otro. Haz la transición a té herbal (sin cafeína), yo lo hice. Si eres un tomador de café intensivo, ve bajando la cantidad poco a poco hasta que lo elimines, ya que probablemente experimentes ciertos síntomas si lo dejas de golpe. Además el té herbal tiene muchos beneficios, mis favoritos son el pau d’arco (antibacterial), manzanilla (relajante), raíz de diente de león (desintoxica el hígado), de ortiga (antialergénico), de hinojo (elimina los gases) y jengibre (ayuda con la digestión). Normalmente me tomo dos o tres al día.

– Toma un vaso de agua a temperatura ambiente con limón (en ayunas). Ayuda a alcalinizarte apenas te levantas y promueve que los riñones y sistema gastrointestinal eliminen toxinas.

– Llena tu casa de un olor relajante antes de dormir, si lo haces con constancia tu cerebro relacionará ese olor específico con el momento de ir a la cama. Yo amo las velas de vainilla, me hacen sentir como si estuviera en una cabaña, con nieve, en navidad ¡jajaja!

– Hazte mascarillas naturales los fines de semana, así como tratamientos para hidratar tu cabello. Puedes colocarte aceite de coco o jojoba en las puntas para revitalizarlo. ¡Te lo van a agradecer!

– ¡Lee mas! Compra libros sobre temas que te apasionen y date el chance de perderte en ellos.

– Trata de bajar tu tiempo de exposición ante la tele, se ha determinado que el ánimo comienza a deprimirse cuando ves televisión por un par de horas seguidas.

– Siéntate y escribe una lista de cosas que te gustaría hacer y que disfrutarías (no importa si te parecen tontas o imposibles), no pienses como lo vas a lograr ni cuando. Te darás cuenta que muchas de ellas ya las puedes comenzar a hacer. A uno se le suelen olvidar las pequeñas metas y sueños en el camino.

– Ponte en contacto con tus sentimientos y aprende a expresarlos con toda honestidad. No hay nada más liberador que ser capaz de abrirte a ti mismo y a los demás. Te sorprenderás de la cantidad de amor y aprecio que recibirás a cambio.

– Introduce mayor cantidad de alimentos naturales y orgánicos a diario, eliminando los procesados, ponte metas pequeñas al principio. Hoy voy a comer un almuerzo completamente vegetal, mañana voy a desayunar fruta, voy a tomar un jugo verde todos los días, en vez de comerme ese postre de caja voy a hacerlo casero con stevia y harina de avena. Estas pequeñas modificaciones harán que vayas agarrando conciencia sobre tu alimentación y hábitos.

– Aprende a decir que no.

– Cuando este atardeciendo, ve bajando la intensidad de las luces de tu casa, esto le indicará a tu cerebro que el día está terminando y que es momento de relajarse.

– Cómprate una pelota dura o un roll de foamy y date un rico automasaje en los pies, manos y extremidades. Yo acabo de comprarme ambos y en la mañana antes de desayunar o en la noche antes de dormir no hay nada mas rico.

Espero que estos tips l@s inspiren tanto como a mí y les enseñen que para estar bien con el mundo, debes estar bien contigo primero. Que las plantas necesitan de cuidado, tiempo, espacio y nutrientes para florecer, y así somos cada uno de nosotros. Mientras la vida cada vez se hace más y más ocupada, debemos aprender a que nuestro espacio es sagrado, que nunca debemos perder a Dios de vista y que vivir es el milagro más hermoso.

Con Amor,
@RominaGentilini
facebook.com/fitforthejourney
www.fitforthejourney.net

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia