¿Conoces estas cinco particulares obras de Leonardo da Vinci?

¿Conoces estas cinco particulares obras de Leonardo da Vinci?

Todos hemos oído hablar o hemos visto a ‘La Gioconda y La última cena’, pero Leonardo da Vinci fue el creador de aproximadamente 204 obras de arte, ¿conocerás estas cinco particulares obras que son menos reconocidas?

Adoración de los Magos

Está inspirada en la obra del mismo nombre de Sandro Botticelli y se encuentra actualmente en la Galería de los Uffizi en Florencia.-

Tal vez no sea la obra más desconocida de Da Vinci y también es apreciada por los expertos artísticos, pero comparada a la aclamación y conocimiento popular de otros de sus trabajos, Adoración de los Magos suele quedar un poco opacada. Una de las cosas que hace el trabajo de Da Vinci tan particular y detallista, es que, como buen representante del período renacentista, inmortalizó en óleo prácticamente toda la vida de Jesús de Nazaret.

En Adoración de los Magos, se puede apreciar a los Magos (mejor conocidos como los Reyes Magos) presentando obsequios a Jesús, teniendo muy poco tiempo de nacido. Los analistas de arte coinciden en que hay una importante simbología en su composición, ya que está pintada de una manera prácticamente geométrica, donde los Magos forman un triángulo, haciendo que la mirada del espectador se enfoque en el centro, donde se encuentran Jesús y María, haciéndolos a ellos protagonistas y no a los Magos.

Baco / San Juan Bautista

Se encuentra actualmente en el Museo del Louvre en París.-

El Renacimiento fue un período de arte clásico promovido y técnicamente ideado por la Iglesia católica, sin embargo, representantes del mismo, como Botticelli o Miguel Ángel, hicieron notorio que aunque fuese un movimiento que representaba al catolicismo, dentro de sus obras de artes hay mucha simbología y ciertos mensajes ocultos que en realidad eran una especie de protesta contra la iglesia en sí.

Esta pintura tiene la particularidad de que no se sabe exactamente si representa a San Juan Bautista o al dios romano Baco. El nombre con el que es conocida es por San Juan Bautista y la posición de sus manos suele interpretarse que está indicando que el que no crea en la cruz le toca ir al infierno. Sin embargo, en la pintura se pueden apreciar vides (plantas de uva) y piel de pantera, lo cual es una manera característica de representar a Baco, dios romano del vino, y además mencionan que San Juan Bautista debería tener el bastón con el que bautizaba a sus creyentes, y que el paisaje que puede apreciarse no es el de un desierto. No obstante, se dice que las vides fueron agregadas muchos años después y que originalmente la pintura si recordaba mucho más a San Juan Bautista.

Aunque no se tenga plena certeza de que esta obra fue pintada por Da Vinci, ya que algunos dicen que puede ser obra de Cesare da Sesto o Francesco Melzi, no sería extraño que haya sido Da Vinci el autor original, y que esta ambigüedad en cuanto al origen del personaje haya sido a propósito.

La batalla de Anghiari

La restauración más famosa, hecha por Pedro Pablo Rubens, se encuentra en el Museo del Louvre en París.-

Técnicamente La Batalla de Anghiari no pertenece a Leonardo da Vinci, ya que la que se puede apreciar actualmente en París es una restauración de Pedro Pablo Rubens, pero Da Vinci fue el creador del bosquejo e idea inicial. Da Vinci trabajaba para la República de Florencia, que le encarga la particular y difícil tarea de decorar el Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio, lo cual comenzó como una colosal obra, pero, debido a que Da Vinci quiso pintar al óleo en las paredes y la mezcla era tan pesada, la pintura comenzaba a chorrear e iba poco a poco arruinando su obra.

Después de tres años, Da Vinci abandonó la realización. Aunque el proyecto original no fue llevado a cabo, su biógrafo Giorgio Vasari comenta que la obra poseía una “maestría increíble” debido a la naturaleza de los caballos, mostrando una vez más la precisión y detalle que dominaba el pintor italiano.

La Jaconde nue

La Gioconda desnuda’ se encuentra en la ciudad francesa de Chantilly, en el Museo Condé.-

Probablemente el nombre de esta obra te sea conocido, y sí, es precisamente por eso. La Jaconde nue (o La Gioconda desnuda) fue la primera obra en la que Da Vinci quiso inmortalizar a su famosa Gioconda. Aunque siempre se le fue atribuida a Leonardo da Vinci, no fue sino hasta 2017, a través de un exhausto estudio de huellas, donde se comprobó que este particular bosquejo fue realizado por el artista italiano. La cara del personaje no se parece demasiado a la representada en La Gioconda, pero la estructura y posición de las manos, indican que este dibujo en carboncillo fue uno de los pasos previos de Leonardo da Vinci para pintar posteriormente a La Mona Lisa, con la excepción de que, en este caso, la protagonista de la obra está desnuda.

Anunciación

‘Anunciación’ también Se encuentra en la Galería de los Uffizi en Florencia.- (de Leonardo da Vinci)

Al comienzo de la lista se mencionó el hecho de que Da Vinci había inmortalizado toda la vida de Jesús, pues, con esta obra, donde se representa el momento en el que el ángel Gabriel anunciaba a María que ella era la elegida de llevar al Mesías, queda claro que el pintor quiso representar hasta el preámbulo de la vida de Jesús.

Aunque la Anunciación sea una pintura conocida, su mención es muy necesaria cuando se habla de Da Vinci, ya que es la primera gran obra que se conoce del artista. Originalmente, se consideraba que la obra había sido realizada por Andrea del Verrocchio, quien era el dueño del taller donde Leonardo comenzó a hacer sus encargos, pero en el siglo XIX  se comprobó que la obra era originalmente de Da Vinci.

Cabe destacar que, el biógrafo del pintor, Giorgio Vasari, comenta que la primera obra donde Da Vinci trabajó es en El bautismo de Cristo, cuyo autor principal es Verrocchio, pero Vasari, debido a ciertos detalles de la pintura, presume que fue en ella donde Leonardo da Vinci trabajó por primera vez. Algunos expertos en arte consideraban que en la Anunciación el pintor tenía ciertos errores, particularmente la mano de María que parece “demasiado larga” pero Antonio Natali, director de la Galería Ufizzi, comenta que la obra estaba hecha para ser vista “desde otra perspectiva”, así que en lugar de un error, muchos consideran que era justo lo contrario y que en realidad mostraban el increíble desempeño del artista. Incluso, se puede observar que las alas del ángel están inspiradas en las de aves reales.

 Aunque también se atribuye a Verrocchio hasta cierto punto, Anunciación es la primera gran obra que se conozca de Leonardo da Vinci.

Con información de: EcuRed / Youbioit / Le Point / National Geographic / Virtual Uffizi / Imágenes de: Wikipedia / Portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia