Biblioteca Culturizando: ‘It’, el libro que encarna todos los miedos

Biblioteca Culturizando: ‘It’, el libro que encarna todos los miedos

Biblioteca Culturizando | Stephen King es considerado uno de los escritores más grandes en la literatura de terror. Con una enorme cantidad de éxitos bajo su autoría, ha sido el responsable de infinidad de pesadillas. ‘It’ es, posiblemente, su obra maestra y acá te contamos todo lo que debes saber sobre este clásico. 

Ficha técnica

Título original: It – Eso

Autor: Stephen King

Año de publicación: 1986

Género: Terror

Sinopsis

En 1985, un grupo de amigos recordarán una promesa que hicieron en el verano de 1958, cuando enfrentaron sus mayores miedos y un mal que azota a Derry cada 27 años, Eso, el ente cósmico que es capaz de tomar la forma de tu peor pesadilla. Luego de que el monstruo despertó de su descanso, el Club de los Perdedores deberá volver para tratar de vencerlo una vez más.

El factor humano

It encaja dentro del género de terror, pero lo que hace realmente entrañable a la novela no es el horror que desarrolla, sino todo el factor humano que rodea al Club de los Perdedores, los protagonistas. 

La mayor parte del libro se centra en la construcción de los personajes y su relación. Las apariciones de Eso no son tan frecuentes y lo que abarca más páginas son las consecuencias de sus actos y cómo afectan a los niños y a Derry, ciudad ficticia en donde se desarrolla la obra. 

El énfasis en la humanidad presente en la historia produce una mayor empatía con la novela. El lector se adentra en Derry y se convierte en uno de los perdedores; disfruta y sufre con ellos. La capacidad de crear ese vínculo es el mayor exponente del éxito que posee

La nostalgia está presente en cada rincón de la historia, y es que, ¿quién no añora esos veranos de la infancia con sus amigos? Gracias a esa empatía es que las personas compran el código del libro. Los hombres lobos y las momias no asustarían a un adulto, pero bajo la perspectiva de un niño son los seres más escalofriantes. 

Recurso de la bomba

El hecho de que Eso no aparece con tanta frecuencia agrega más impacto a sus encuentros con los protagonistas. A lo largo del libro, un hilo de suspenso se arma hasta que por fin detona de las formas más horribles posibles

Su narrativa no lineal y los saltos en el tiempo provocan una agonía exhaustiva en el lector. Cuando se narra la parte del Club de los Perdedores, se sabe el desenlace de su historia como niños, pero es desconocido el camino, demostrando que esa es la parte más importante de la historia. 

Stephen King juega con la prolepsis durante toda la novela. Da a entender cómo será la conclusión de las cosas, provocando un suspenso intrínseco del desarrollo. También aprovecha cada salto temporal para mostrar interludios que narran la historia de Eso y Derry, enseñando de lo que es capaz el monstruo al que los perdedores deben enfrentar.

Este recurso de generar suspenso es ejemplificado por Alfred Hitchcock -el amo del género- y el uso de una bomba

“La diferencia entre el suspenso y la sorpresa es muy simple. Nosotros estamos hablando, hay una bomba debajo de esta mesa y nuestra conversación es muy anodina, no sucede nada especial y de repente: bum, explosión. Examinemos ahora el suspenso. La bomba está debajo de la mesa y el público lo sabe, probablemente porque ha visto que el anarquista la ponía. El público sabe que la bomba estallará a la una y sabe que es la una menos cuarto; la misma conversación anodina se vuelve de repente muy interesante porque el público participa en la escena. En el primer caso, se han ofrecido al público 15 segundos de sorpresa en el momento de la explosión. En el segundo caso, le hemos ofrecido 15 minutos de suspenso”. 

Stephen King y su adicción

El 21 de septiembre de 1947, nació Stephen Edwin King, en Portland, Maine, Estados Unidos. El célebre escritor encontró una de sus mayores fuentes de inspiración a los 13 años de edad, cuando halló una caja de libros que contenía, entre otras cosas, material escrito por H. P. Lovecraft. Su literatura ayudó al terror cósmico que plasmó King en It, sobre todo en el origen de Eso

Otro factor que estuvo presente a lo largo del proceso creativo de la novela yace en las adicciones que mantuvo King mientras la escribió. Entre 1978 y 1986, un gran consumo de drogas, en su mayoría cocaína, estuvo presente en la vida del novelista. En dicho período se escribió It y otras obras como Cujo o The Tommyknockers; en lo que se refiere a la primera, King no recuerda haberla escrito, mientras que la segunda la catalogó como uno de sus peores trabajos. 

En 1986, año de publicación de It, Stephen King inició un proceso de rehabilitación que lo alejó del alcohol y las drogas mientras lo acercó a Dios. El novelista reconoce que es un hombre de fe y allí encuentra las fuerzas necesarias para no recaer en sus adicciones.  

Te podría interesar: La vida de Stephen King: El rey del horror

Fragmentos destacados

  • “¡Lo llevaré! ¡Los llevaré a todos! Me deleitaré con sus carnes mientras me alimento de sus miedos. O… solo nos dejarán… Lo llevaré. Solo él. Y tendré mi largo descanso. Y todos ustedes crecerán para vivir y prosperar y llevar vidas felices hasta que la vejez los lleve de vuelta a la muerte”.
  • A veces, el hogar está donde está el corazón —pensó Eddie—. Eso creo. Bobby Frist decía que el hogar es ese sitio donde, cuando tenemos que volver, están obligados a recibirnos. Por desgracia, es también el sitio donde, cuando estamos allí, no quieren dejarnos salir”.
  • “Cuando eres un niño, piensas que siempre estarás protegido y cuidado. Entonces, un día, te das cuenta de que no es cierto. Si abres los ojos, verás lo que estamos pasando. Porque cuando estás solo como un niño, los monstruos te ven como más débil. Ni siquiera sabes que se están acercando. Hasta que es demasiado tarde”.
  • Flotan —gruñó la cosa—, flotan, Georgie. Y cuando estés aquí abajo, conmigo, tú también flotarás”.
  • “Tal vez —pensó— no existen los buenos y los malos amigos; tal vez solo hay amigos, gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos. Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por ellos. Tal vez también valga la pena morir por ellos, si así debe ser. No hay buenos amigos ni malos amigos, solo personas con las que uno quiere estar, necesita estar; gente que ha construido su casa en nuestro corazón”.
  • “Pon distancia y trata de mantener la sonrisa. Sintoniza un rock and roll en la radio y ve hacia toda la vida que existe con todo el valor que puedas reunir y toda la fe que logres invocar. Sé leal, sé valiente, aguanta. El resto es oscuridad”.
  • La ficción es la verdad que se encuentra dentro de la mentira y la verdad de esta ficción es muy sencilla: la magia existe”.
La primera edición de ‘It’ contó con 1507 páginas.-

Con información de Hobby y Consolas / Lo Resumo / Beek 

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia