Balar: el dios celta con una poderosa arma secreta en su cuerpo

Balar: el dios celta con una poderosa arma secreta en su cuerpo

Balar es una de las deidades más recordadas de la mitología celta y era parte de los fomorianos, y destacaba por tener una peligrosa y destructora arma secreta… ¡Conócelo!

Balar es descrito en el mito celta como un ser con un ojo en la frente y otro en la parte de atrás del cráneo, el cual mantenía cerrado debido a la destrucción que podía causar… No obstante, no creas que esto lo hace compasivo de algún modo… Balar era el rey de los demonios y era asociado mayoritariamente a la muerte; incluso, es comparado con el Caronte griego debido a que llevaba las almas de los hombres en una barca, sin embargo, la deidad celta seducía el alma de los fallecidos para luego llevarlos a los fomorianos, quienes utilizaban a estos hombres como esclavos.

Si bien el ojo más peligroso era el que tenía en la parte posterior, usualmente es representado atacando con el de la frente – Imagen: Villains Fandom.-

Definitivamente Balar era un personaje era aterrador, especialmente porque su ojo parecía totalmente invencible y técnicamente lo era, pero alguien estaba destinado a derrotarlo…

La profecía

Un druida (una especie de sacerdote celta) le dijo a Balar que uno de sus nietos sería responsable de acabar con su reinado de maldad y asesinarlo. El dios celta, aterrado, encerró a su hija Ethniu en lo alto de una torre, con el fin de que ella nunca supiese de la existencia de los hombres y por ende no pudiese tener descendientes. (Probablemente este sea el origen del cuento de hadas, Rapunzel).

Balar también encargó a 12 mujeres para cuidarla y que nunca le hablaran del sexo masculino; incluso cuando la prisionera veía en el océano, que los navíos eran comandados por seres diferentes a las mujeres, pedía explicación, pero sus cuidadoras se negaban a dársela. No obstante, lo que Balar no pudo prever, es que en la isla que estaba al frente de su hija, se mudarían tres hermanos…

Gavida, Mac Samhtainn y Cian eran tres hermanos que vivían en la isla más cercana. Cian era un granjero que tenía una vaca muy famosa por su leche, tanto así que el mismo Balar sintió envidia y logró robarse la vaca para llevársela a su isla.

Cian quiso recuperar a su ganado y se dirigió a la isla de Balar, donde se disfrazó de mujer (con la ayuda de un druida y un hada) para entrar en la fortaleza sin hombres, y ahí conoció a Ethniu. No se sabe con exactitud qué ocurrió, pero se dice que el hada durmió a las cuidadoras, y al poco tiempo Ethniu estaba embarazada de Cian, dando a luz eventualmente a tres niños.

Cian conociendo a Ethniu – Imagen: Wikimedia.-

En este momento Balar se dio cuenta que la profecía podía cumplirse, así que asesinó a Cian y quiso deshacerse de sus nietos. Se los llevó a lo alto de una montaña, pero uno de los niños se cayó al océano, siendo rescatado por la misma hada que había ayudado a Cian, así ella se lo llevó a Gavida, el hermano de Cian.

El gran dios Lugh

Ese niño creció para convertirse en Lugh, quien es probablemente la divinidad más importante en el panteón celta. Se le considera el dios de todas las cosas y funciones. Por su nombre es asociado al Loki de la mitología nórdica, pero en el caso de Lugh, él era un guerrero identificado con el bando “de los buenos”.

Representación de Lugh – Imagen: Wikimedia.-

Es aquí cuando la historia se divide en dos versiones. Ya sea porque quería vengar la muerte de su padre, o porque quería tomar revancha por otro rey que había sido asesinado por su abuelo, todo termina en lo mismo: Lugh lanza una enorme piedra al “ojo maligno” de Balar, haciéndolo de una manera tan rápida que al demonio no le da tiempo de abrirlo, así que la piedra atraviesa su cráneo y lo mata definitivamente

Balar más allá de los celtas

La historia ha sido comparada con el mito nórdico de Loki asesinando al dios Balder, especialmente por los nombres, pero en el caso de la historia escandinava, Balder es un héroe o mártir que es asesinado por culpa del gigante Loki, a diferencia de la leyenda celta donde lógicamente es Balar la figura villana.

No obstante, podemos notar que existen muchos villanos de la cultura popular con similitudes importantes a Balar…

En cuanto al mundo de los superhéroes, tenemos al personaje Cíclope de la franquicia X-Men de Marvel, quien puede lanzar mortales rayos a través de sus ojos. Por otro lado, en DC Comics, la mayor competencia de Marvel, tenemos al villano Despero de Batman, quien tiene un tercer ojo en la frente capaz de controlar a las personas e incluso provocarles visiones.

Además, en el famoso juego Calabozos y dragones hay un potente villano que se llama Balor (Balar en inglés), y aunque está más basado en los monstruos Balrogs, de El Señor de los Anillos, probablemente también tenga inspiración en el Balar celta.

Luego llegamos a Avatar: la leyenda de Aang, donde nos encontramos con un villano conocido como “Hombre Combustión”. Este personaje de la Nación del Fuego tiene un arma que luce muy similar al ojo de la destrucción de Shiva, el dios hindú. El Hombre Combustión era capaz de producir gigantescas explosiones con su mente que salían a través de su tercer ojo, haciéndolo uno de los villanos más peligrosos y aterradores de toda la saga.

No podemos garantizar que estos personajes sean totalmente basados en él, especialmente porque el famoso dios Shiva del hinduismo también tiene un ojo destructor, pero podemos considerar que estas figuras podrían estar inspiradas en Balar.

Además del Hombre Combustión (derecha), en el universo Avatar hay otra villana (izquierda) que aparece en  ‘Avatar: la leyenda de Korra’, con un poder idéntico – Imagen: Avatar Fandom.-

Puede que Balar no sea muy conocido o referenciado en la actualidad, pero aun sin ser mencionado, aparentemente ha dejado un importante legado como villano en la cultura popular… y todo por su peculiar ojo maligno, su inminente arma secreta.

Con información de: Hablemos de mitología / Dungeons and Dragons Fandom / Avatar Fandom / Wikipedia

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia