¿Glamurosa diva musical o agente secreto? Conoce la historia de Asmahan

¿Glamurosa diva musical o agente secreto? Conoce la historia de Asmahan

Asmahan es una de las estrellas más recordadas de la canción árabe, ya sea por sus elegantes atuendos o por su impecable registro vocal; pero, también fue una doble agente de espionaje durante la Segunda Guerra Mundial… ¡Aquí podrás conocerla!

Amal al-Atrash, mejor conocida como Asmahan, nació en 1912 (o 1917), en el seno de una familia noble de origen druso, en la Siria otomana – Imagen: Wikimedia.-

Nacida en un bote marino que viajaba hacia Beirut, Asmahan pasó sus primeros años con su familia en el clan druso Al-Atrash, conocido por ser uno de los principales clanes en contra de la ocupación francesa y donde su padre era uno de los líderes más importantes. Así que Asmahan siempre estuvo rodeada, incluso desde su nacimiento, de entornos relacionados a la política, pero su verdadera pasión era la música.

Aunque desde muy pequeña estuvo rodeada de lujos, su vida cambió drásticamente después de un atentado en 1922 donde su casa en Siria (ahora ocupada por los franceses) fue bombardeada, así que ella y su familia viajaron por distintos lugares como Beirut y Haifa, hasta finalmente llegar al Cairo, la capital del entretenimiento y el glamour del mundo árabe.  Fue en Egipto donde ella, su madre y sus dos hermanos obtuvieron la nacionalidad egipcia en condición de refugiados.

La vida en el Cairo era un poco más ruda  a lo que la familia de nobles estaba acostumbrada, pero eso no impidió que Asmahan se destacara por su particular e inconfundible voz, la cual fue descubierta por el famoso compositor árabe Dawood Hosni, quien visitaba al hermano de la artista y la escuchó cantar, sugiriéndole «Ashmahan» como nombre artístico.

Fue presentada al público pocos años después en la prestigiosa Ópera del Cairo, donde la audiencia quedaría maravillada por su distintivo tono de voz y poco después firmó contrato con una importante disquera.

El éxito de Asmahan era tal, que hasta el día de hoy se le considera como una de las pocas artistas femeninas que representó una competencia para la legendaria cantante egipcia Umm Kalzum, la cual también es masivamente adorada en Medio Oriente en la actualidad. También cantó canciones compuestas por el aclamado cantante Mohammad Abdel Wahab.

Aunque era en el registro de contralto donde más se destacaba, la artista llegaba a notas de soprano, más notablemente en su tema «Ya toyour», pero también es recordada por otras canciones como «Ahwa» o «Ya habibi taala».

En 2008, durante el mes de Ramadán, se estrenó una polémica serie de televisión sobre su vida y era interpretada por la actriz siria, Sulaf Fawakherji – Imagen: Wikimedia.-

Aunque la serie Asmahan ha sido un rotundo éxito en el mundo árabe, también ha sido foco de controversias, incluso familiares de la cantante han pedido que se prohíba el programa, y personas de origen druso en general han explicado el porqué de la incomodidad.   

La polémica se ha debido a la información que la serie ha revelado, como sus conflictos amorosos, su supuesto vínculo con ambos bandos en la Segunda Guerra Mundial o el hecho de un supuesto aborto; los drusos son de las comunidades más secretistas y reservadas del Medio Oriente.

No obstante, la serie ayudó a que generaciones más jóvenes conocieran el arte de la cantante, y la artista se ganó el amor de muchos nuevos admiradores.

Espía en la Segunda Guerra Mundial

Aunque la pasión de Asmahan se encontraba en la música, ella seguía siendo una mujer drusa que se preocupaba por su gente, por lo tanto se vio involucrada en un plan con las fuerzas británicas y con las fuerzas de resistencia francesa, con la promesa de que Siria sería liberada y se convertiría en una nación independiente.

Bandera de la comunidad drusa – Imagen: Wikimedia.-

En 1941 Asmahan visitó Jabal al-Druze, poblado druso ahora ocupado por la Francia de Vichy, en una misión secreta donde intentaría convencer a los drusos de no pelear contra las fuerzas de resistencia francesa y el Ejército británico, cuando invadieran Siria.

Asmahan tuvo éxito y los drusos accedieron, y aunque algunos grupos no fueron avisados e intentaron pelear contra los franceses y británicos, los aliados pudieron tomar Siria. Poco después Charles de Gaulle viajaría a la zona y se presume que se reunió con la artista; sin embargo, los aliados no pudieron cumplir su promesa de liberar Siria y Asmahan decidió cambiar de bando y contactar a los nazis…

No se sabe con certeza si las intenciones de Asmahan con los alemanes eran por venganza hacia los aliados o porque se estaba quedando sin dinero (aunque los británicos le habían prometido una gran suma), pero el hecho es que intentó comunicarse con los nazis en Turquía, pero fue detenida por las fuerzas británicas en la frontera para posteriormente ser enviada al Líbano.

Aunque algunas cosas sobre su labor de espía aún generan polémica, parte de la información fue revelada por sir Edward Spears (general británico) en sus memorias.

El final de una estrella

Doodle de Google de Asmahan cuando se celebraban 103 años de su nacimiento – Imagen: Google.-

Se dice que su primer marido le pidió que dejara el estrellato y se dedicara a él, condición que ella aceptó inicialmente… Tuvieron una hija juntos, pero luego Asmahan quiso volver al escenario, porque su pasión era el arte, así que se divorciaron poco después.  También tuvo un romance con el periodista Mohamed al-Taba’i, a quien le contó sobre los británicos y el monto que debían pagarle.

Tras años de tormentosos matrimonios, peleas familiares y de algunos intentos de suicidio, Asmahan murió junto a una amiga en un accidente de tránsito en 1944, cuando el auto donde viajaba cayó a un canal para así morir ahogada, a poco menos de un año antes del final de la Segunda Guerra Mundial.

Primero se acusó a la inteligencia británica del accidente, por el intento de Asmahan de colaborar con los nazis, pero luego se culpó directamente a la Gestapo, debido a la ayuda de Asmahan a Reino Unido…

Una desafortunada curiosidad que resalta Hanan al-Shaykh en su libro Beirut Blues, es que es irónico que la artista haya muerto ahogada, ya que Asmahan nació en el medio del mar Mediterráneo en un bote.

Debido a su prematura y misteriosa muerte, a la edad de 31 años, Asmahan podría considerarse una estrella de culto en el mundo árabe, como lo serían Marilyn Monroe o Judy Garland en Occidente, por razones relativamente similares.-

Aunque la información en cuanto a la vida de Asmahan todavía está envuelta en misterios y no se sabe con exactitud a qué bando era leal en su época de espionaje, su legado en el Medio Oriente, después de más de 60 años, sigue intacto, ya que ha influenciado a cientos de artistas, y probablemente siempre sea recordada como una de las cantantes más importantes de la historia árabe, y especialmente un ícono para los drusos…

Con información de: The Globe and Mail / Council for British Research in the Levant / El Cinema / Wikipedia / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia