8 datos de la pintora Lavinia Fontana, maestra barroca

8 datos de la pintora Lavinia Fontana, maestra barroca

Como sucede con las artistas femeninas, la figura de Lavinia Fontana en la historia del arte se vio disminuida; sin embargo, su actividad artística y su prestigio le permitió a los historiadores situarla como una de las pintoras más importantes del renacimiento tardío.

Lavinia Fontana fue una pintora italiana nacida en el año 1552, enmarcada en la primera parte del período barroco, reconocida por su gran producción artística y por haber formado parte de la corte de artistas del papa Clemente VIII. Gozó de una excelente fama en vida, mientras que el impecable manejo de su técnica, aunado a una buena posición económica y el apoyo de sus familiares, le permitió vivir tranquilamente de la pintura.

Autorretrato tocando la espineta’ (1577) – Imagen: Wikimedia.-

Su versatilidad, talento y la buena formación que recibió en su niñez le permitió pintar desde retratos hasta desnudos de mujeres y hombres, pasando por representaciones mitológicas.

  • Lavinia era hija del reconocido pintor Próspero Fontana, representante del período renacentista y cercano al estilo manierista. Su interés por la pintura despertó porque se vio rodeada de producciones artísticas, ya que su padre comercializaba su obra. A los 13 años decidió comenzar a pintar formalmente, realizando retratos y entrenándose en el taller de Próspero.
  • Próspero, contrario a la mayoría de los padres de la época, impulsó la necesidad artística de su hija y reconoció el talento que poseía. Los Fontana eran nativos de Bolonia, que para ese entonces, era una ciudad revolucionaria y moderna. La buena posición económica de su padre permitió que Lavinia pudiera experimentar con técnicas y productos caros, a los que muchos pintores de menos recursos no tenían acceso.
  • Lavinia se casó con otro pintor llamado Gian Paolo Zappi. El matrimonio tuvo 11 hijos en total, de los cuales sobrevivieron solo tres hasta la adultez. Se hizo cargo del taller de su padre y Zappi la ayudaba tanto en las labores del hogar como en su producción artística.   
  • Próspero Fontana muere en 1603 y Lavinia decide mudarse a Roma con su familia. Una vez establecida en la nueva ciudad, recibió un importante encargo, que consistía en una pintura de gran escala que adornaría el altar de la Basílica San Paolo Fuori le Mura.
‘Noli me tangere’ – Imagen: Wikimedia.-
  • El papa Clemente VIII nombró a Fontana pintora oficial de su corte. Se cree que la artista alcanzó a pintar cerca de 135 cuadros, de los cuales solo se conservan menos de 50; en todo caso, su fama se vio consumada cuando fue relacionada con la realeza, a pesar de que ya tenía una imagen artística sólida.
  • Uno de los cuadros más conocidos de la pintora es Retrato de Antonietta Gonsalvus (1583). Antonietta sufría de hipertricosis, una condición que genera exceso de vello en el cuerpo y que heredó de su padre, el noble Petrus Gonsalvus. Lavinia logra captar la inocencia y la dulzura de la niña como temas principales, sin que su enfermedad sea el atractivo visual.
  • Murió en 1614. Por distintas circunstancias, no logró que una de sus hijas quedará a cargo del taller de su padre. Su gran éxito y su extensa producción artística la situaron como una de las artistas más prolíficas y talentosas de su tiempo. Como sucede con la mayoría de las mujeres en la historia del arte, sus obras fueron erróneamente atribuidas a otros artistas, pero las investigaciones posteriores dejaron claro quién era la autora.
‘Minerva vistiéndose’ (1613) – Imagen: Wikimedia.-
  • Fontana formó parte de la Academia de Roma. Su aprobación como artista también le valió varios reconocimientos, así como encargos privados y de instituciones públicas. Cuando Lavinia murió, el escultor Felice Antonio Casoni le realizó una medalla conmemorativa.

Con información de Wikipedia / Historia Hoy / Investigart

Imagen portada: Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia