Menú
10 formas básicas de aprender toda la vida

10 formas básicas de aprender toda la vida

Por Gabriel Ramos |

Aprender a lo largo de la vida, no sólo es una buena idea, sino un ingrediente de vital importancia para mantener el cerebro en buenas condiciones. El cerebro fue hecho para aprender, eso es lo que hace mejor.

Aprender de manera continua tiene todo que ver con ser curiosos; con estar abiertos a nuevas experiencias y también con realizar siempre muchas preguntas.

Aprender es un proceso natural. La información abunda a nuestro alrededor, está ahí para que la tomemos. Aprender nos ayudará de manera incalculable a mantener nuestro cerebro y nuestra mente en buenas condiciones y continuar aprendiendo.

10 formas básicas de aprender toda la vida

1.- Busca algo nuevo qué aprender

Todos tenemos áreas de las que sabemos algo y nos sentimos bien. Sal de tu zona de confort, de esa área que ya conoces, pues el cerebro está haciendo muy poco ejercicio con lo que ya sabe. Para ejercitarlo en forma adecuada, descubre algo totalmente nuevo para aprender. Si estas interesado en escribir, limita tu enfoque en alguno de los diferentes géneros existentes: minificción, cuento, novela, poesía, biografías, etc., de esta forma ayudarás a tu cerebro a concentrarse en un área específica de ese enorme campo que es el mundo de la escritura.

2.- Busca el foco

Busca algo nuevo que quieras aprender, y después limita tu enfoque a un área específica de ese campo, esto es, fíjate una meta clara y precisa. Este plan de acción ayuda a tu cerebro a permanecer enfocado y elimina el sentimiento abrumador que se experimenta cuando se recibe demasiada información, y también permite al cerebro hacer conexiones con lo que ya sabe y fortalece las vías neurales.

3.- Investiga sobre los recursos

Uno de los mejores recursos es la biblioteca personal o la biblioteca pública pues en ella descubrirás información necesaria para esa nueva actividad a la que te vas a dedicar. Internet es otra excelente fuente de investigaciones, con páginas de búsqueda como Google y Yahoo, que son útiles para conseguir información sobre talleres, cursos, licenciaturas, especializaciones, maestrías, doctorados, y los lugares, costos, requisitos, características de la oferta, etc.

Actualmente existen infinidad de Universidades y escuelas que ofrecen cursos a distancia gratuitos de muy buena calidad, todo es cuestión de dedicarle tiempo a la búsqueda.

4.- Mantén abiertas las posibilidades

Los únicos límites de tu aprendizaje son los que tú mismo te impongas. Debes estar abierto, no te limites. Busca algo totalmente fuera de tu rango normal de tu conocimiento. Por ejemplo, aprende otro idioma, a pintar, esculpir, jugar ajedrez, o a escribir. El objeto del nuevo aprendizaje no es tan importante como encontrar algo que siempre hayas querido hacer y hacerlo ahora.

Recomiendo que si la mayor parte de tu vida has trabajado en áreas en las que se requiere el uso del cerebro izquierdo, esto es, aquél en dónde se utiliza la comprensión del habla, de los números y las operaciones matemáticas y lógicas, ahora intentes trabajar y divertirte en un área en la que se requiere la utilización del cerebro derecho, aquél que tiene en su poder la integración de información visual y sonora, para colaborar con la orientación en el espacio y entender el mundo a través de los sentimientos y de las sensaciones.

5.- Practica la sinergia

Busca uno o varios compañeros de aprendizaje. Dos o tres personas que logren sinergia y aprendan juntos, se motiven uno a otro y den diferentes perspectivas al aprendizaje. Los grupos pequeños son una fuente excelente para un grupo de estudio, pues el aprendizaje se convierte en una vía de doble sentido: tú aprendes solo y aprendes a medida que la gente de tu grupo comparte tus pensamientos y sentimientos. Este tipo de intercambios se pueden lograr prácticamente en todas las áreas de la vida humana.

6.- Descubre las oportunidades

Todas las comunidades tienen cursos de educación a través de las Universidades, los sistemas escolares locales y centros de cultura y formación. Busca este tipo de oportunidades en los periódicos o realiza algunas llamadas telefónicas para averiguar lo que puedes encontrar. También puedes utilizar la búsqueda a través de Internet o en las páginas y blogs que generan contenido educativo.

7.- ¿De qué forma te gusta aprender?

Todos tenemos nuestras formas preferidas de aprender. Descubre cuáles son tus áreas favoritas de aprendizaje, y luego aventúrate en otra forma de aprender, pues esto crea nueva vías neuronales y abre la posibilidad de descubrir algo que quizás nunca se te había ocurrido.

8.- Preguntar

Preguntar es tu herramienta más poderosa; las preguntas son más importantes que las respuestas, y no olvides que ninguna pregunta es absurda si tú no conoces la respuesta. Las preguntas llevan a niveles más profundos de entendimiento.

La capacidad de hacer preguntas es la verdadera génesis del aprendizaje; es en ese momento, donde mezclamos información nueva con otras ideas, sintetizamos y preguntamos cuando demostramos la curiosidad. La pregunta es el camino al descubrimiento y al invento.

9.- Enseña a alguien

La mejor prueba de que se ha aprendido algo es la habilidad para enseñarlo a otra persona. Yo creo que uno en realidad no sabe algo a menos que pueda enseñarlo. La mejor manera de aprender es enseñando.

Se aprende enseñando, es una verdad transmitida por la experiencia de millones de personas. Nos piden que enseñemos tal o cual cosa y terminamos teniendo un dominio sobre el tema mucho mayor que si simplemente tratáramos de aprender.

10.- Aprende por el solo gusto de aprender

Aprender ofrece sus propias recompensas, es la mejor manera de alimentar el cerebro y la mente, no es un destino, sino, más bien, un excitante viaje de toda la vida.

¿Alguna vez te concentraste en aprender algo por el gusto de aprender? ¿Un tema que no tuviera nada que ver con tu profesión, tu trabajo o alguna obligación? Espero que sea así porque el aprender por el gusto de aprender es hermoso. Si no ha ocurrido, te animo a que te preguntes qué quisieras aprender por el simple gusto de aprender.

 

¿Y tú, qué te atreves a aprender por tu propia cuenta, por el gusto de aprender?

Por Gabriel Ramos | @GabrielRamosZ | Facebook

Gabriel Ramos, nació en la Ciudad de México en 1952. Es Licenciado en Psicología Educativa por la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta con una Especialidad en Alta Dirección en el Instituto Nacional de Administración Pública y es Coach Profesional con Certificación Internacional en Coaching Ejecutivo y de Negocios, además de ser un enamorado de la lectura y la escritura.  Obtuvo la Mención honorífica en el Certamen Relato Anecdótico convocado por la Facultad de Psicología y la Dirección General de Atención a la Comunidad de la UNAM y cuuenta con la publicación de sus minificciones traducida al francés en Lectures du Mexique 2. Auteurs Mexicains. Nouvelles et microrécits.

Foto: Hombre leyendo / Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado