Frank Sinatra, la mafia y la Casa Blanca

Con el paso del tiempo se ha descubierto que hay conexiones más fuertes de lo que uno piensa entre los Kennedy y las mafias. El legendario Frank Sinatra era justamente el intermediario entre estas dos partes.

De acuerdo con “The Dark Side of Camelot” por Seymour Hersh, Joseph P. Kennedy, el padre de John F Kennedy, quería arreglar una reunión para negociar con Sam Giancana, jefe de la mafia de Chicago, su apoyo para ‘Jack’ Kennedy a la Casa Blanca. La persona que logró esta cita fue el gran amigo de los Kennedy, Frank Sinatra.

En el nuevo libro “The Kennedy Half-Century: The presidency, assassination, and lasting legacy of John F. Kennedy” del profesor de la Universidad de Virginia Larry Sabato, resalta la conexión citando la historia en la que Joseph Kennedy pide a Giancana que resuelva una disputa con el mafioso Frank Costello y a cambio le prestaba “the president’s ear”, el oído del presidente.

Durante la época en que John F Kennedy todavía era senador de los Estados Unidos, Frank Sinatra le presentó a Judith Campbell, con la que tendría un romance de casi 2 años. En una increíble demostración de mal juicio, Sinatra también introdujo esta chica al mafioso Sam Giancana.

Aunque el senador Kennedy cubría bien enlaces con la mafia, Sinatra por otro lado no le daba ninguna importancia, no era secreto para nadie.

Cuando JFK ganó las elecciones Sinatra encontró gran acceso y aprobación del presidente. El cantante hacía eventos para recaudar fondos y fiestas elegantes, y de manera privada buscaban mujeres juntos. Esto era un grave problema ya que el hermano del presidente, el fiscal general Robert Kennedy, había prometido aplastar las mafias y veía a Sinatra como una bomba de tiempo política debido a sus amigos delincuentes.

En 1962, Kennedy aceptó de mala gana que era suicidio político que siguieran siendo amigos y ordenó a su cuñado, Peter Lawford, dar las malas noticias. Su visita al hogar el músico en Palm Springs fue cancelada. Sinatra llamó al fiscal y este le respondió que la razón de la cancelación eran sus indiscutibles lazos con los bandidos y la necesidad de la administración de distanciarse de personas como él. Esto provocó una ráfaga de insultos por parte de Frank antes de trancar de golpe la llamada

El 22 de noviembre de 1963 Kennedy fue asesinado, apenas el hecho llega a los oídos de Sinatra este llamó a la Casa Blanca por lo que se llevó otra amarga sorpresa, sus privilegios habían sido revocados. El funeral fue llevado a cabo en el cementerio nacional de Arlington, Virginia. Sinatra no fue invitado a este acto.

Esto dejó una marca irreparable en el artista, quien ya concluyendo su vida habló de manera más amable sobre su amigo que lo dejó de una manera muy seca. “Por un corto momento, él era la estrella más brillante de nuestras vidas, yo lo amaba” dijo el integrante del Rat Pack acerca de JFK.

Por Fernando Zerpa | Culturizando

Con información de: businessinsider