¿Te atreverías a entrar a un tanque de privación sensorial?

¿Te atreverías a entrar a un tanque de privación sensorial?

Dos horas en total oscuridad, flotando en agua salinizada, en un cuarto sólo con una piscina personal y tus pensamientos. Esto es lo que te ofrece el Sensory Deprivation Tank (por su nombre en inglés.)

El tanque de privación sensorial fue creado por John Lilly un médico psiquiatra y neuro científico en 1954. Durante sus estudios, buscaba averiguar cómo reducir la percepción de la luz, el sonido y la gravedad podía afectar el comportamiento.

La sensación tan única de los tanques promueve la relajación y ayuda a calmar los pensamientos, la angustia y el estrés.

Durante 10 años estudió los beneficios de la privación controlada de los sentidos y tuvo excelentes resultados en pacientes que sufrían de estrés, ansiedad y depresión. Buscando masificar los poderes del tanque, decidió intentar trabajarlo con drogas de por medio.

El médico comenzó este tipo de experimentos utilizando como agente el LSD, una droga psicodélica que altera la percepción de la realidad (En ese tiempo era legal en EEUU), pero poco tiempo después dejó de utilizarlo como ayuda puesto que los resultados del tanque eran suficientemente positivos sin agentes externos.

¿Cuáles son sus beneficios?

El tanque ofrece una atmosfera tranquila y particular, con agua templada y con altos índices de sal (para que el cuerpo flote), luces de neón u oscuridad total, le brinda al visitante una experiencia única.

Según los testimonios de los clientes, explican que al inicio el proceso de adaptación es un poco incómodo, pero que luego de unas horas el cuerpo se relaja totalmente y la mente se enfoca en disfrutar el silencio y la tranquilidad.

Si bien en un principio se utilizó para el tratamiento de enfermedades psiquiátricas, el tanque de privación sensorial busca la relajación total del cuerpo y es conveniente para todo tipo de personas.

Para personas que sufren de depresión, ansiedad o estrés, es recomendable asistir por lo menos dos veces al mes.

Su aparición en el cine

La práctica se popularizó en Estados Unidos en los años 80, hasta salió en una película llamada “Altered States”  o “Un Viaje alucinante al fondo de la mente”, una historia de ciencia ficción dirigida por Ken Russel y basada en una novela de Paddy Chayefsky.

Los tanques de privación sensorial se convirtieron en un boom en las redes sociales, miles de youtubers, influencers celebridades y revistas importantes se dedicaron a probar las bondades de las aguas y explicar lo que realmente se siente al estar sumergido en el tanque.

Todas las experiencias son diferentes, pero coinciden en un mismo punto: la relajación que brinda el tanque no es comparable con nada. “Cuando entras al tanque de privación sensorial es como si el tiempo no pasara” explicó Victoria Hoff para la revista Byrdie.

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de: Oprah | Byrdie | Foto: Privación Sensorial / Shutterstock

  • Me encanta7
  • Me divierte0
  • Me asombra6
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia