La Repisa de Daniela: Si Alfred Hitchcock y Scooby Doo se unieran, el resultado sería «Los Ojos de Julia»

La Repisa de Daniela: Si Alfred Hitchcock y Scooby Doo se unieran, el resultado sería «Los Ojos de Julia»

Ficha técnica:
País: España
Año: 2010
Director: Guillém Morales (el mismo del Orfanato)
Productor: Guillermo Del Toro (El Laberinto del Fauno)
Reparto: Belén Rueda, Lluis Homar, Clara Segura, Julia Gutierrez Caba, Hector Claramunt

Cuando leo “Guillermo Del Toro” en algún crédito inmediatamente se despierta mi curiosidad y ganas de ver de que se trata. Particularmente lo considero un cineasta muy talentoso, por tanto pienso que, donde sea que esté involucrado debe tener ese mismo toque de genialidad que lo caracteriza.

Así llega “Los Ojos de Julia” a mi repisa esta semana. De nuevo la dupla de Del Toro (producción) y Guillém Morales (dirección), quienes después del éxito de “El Orfanato”, regresan con otro thriller también protagonizado por la hermosa Belén Rueda.

Entonces me preparo cómoda para ver la esperada película, cuando soy interrumpida por los saltos sorpresivos de mi gata acechando un insecto en la oscuridad. Aún pienso que se trató de un complot animal para amenizarme la tertulia y generar en mí el estado de ánimo necesario. Una vez superado el evento gatuno, eliminado el insecto y agudizado los sentido en “modo terror”, le doy play y a sumergirme.

Los primeros 5 minutos son terroríficos, luego de una presentación de créditos fabulosa (gráfica y musicalmente hablando), comienza una historia que al parecer tiene todos elementos necesarios para causarte pánico: lluvia, apagón en la urbanización, mujer ciega y desesperada, un psicópata acechándola en la oscuridad y una especie de suicidio-homicidio en primer plano, espantoso por demás.

Ojo, no he contado toda la película, solo los 5 primeros minutos, que enganchan a cualquiera medio aficionado al género.

Luego comienza a desarrollarse la historia de esta mujer que decide investigar las sospechosas circunstancias del suicidio de su hermana ciega. Ella también tiene el problema degenerativo de la vista y su visión se ve afectada durante toda la película. La tensión que produce el tema de la ceguera y la desesperación que el personaje de Belén Rueda (reina española del cine de terror) transmite en sus momentos de perdida de visión, son indescriptibles, muy a lo Hichcock, o a lo Polanski.

La actuación de Rueda se destaca por encima de todas las demás, no solo porque es la máxima protagonista de la historia, sino porque las otras actuaciones son tan recitadas y teatrales que pierden realismo y credibilidad; sin contar que el guión se vuelve tan rebuscado como predecible.

A mi parecer a la película le sobra al menos media hora, se vuelve excesivamente larga y los elementos utilizados para asustarte al principio ya parecen de comiquita. Se pierde el efecto. El villano o psicópata de esta historia no asusta ni a mi gata (que se asusta con todo), es un “malo a juro”, trata de parecer el más malo y loco de todos, tanto que es falso.

No sabría decir con exactitud en que momento se perdió el rumbo impecable que llevaba esta historia, deberán juzgar por ustedes mismos. Lo que si puedo asegurar es que un matrimonio entre Alfred Hitchcock (maestro del género) y Scooby Doo (aquella comiquita de suspenso con desenlaces absurdos, y ese típico malo muy malo con máscara y sorpresas “esperadamente inesperadas”) darían como resultado esta película.

¿Mala?, ¿Buena?… véanla y me dicen.

07/04/2011
Por Daniela Ormazábal
@daormazabal

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia