¿Quieres una esposa como tu madre? Quizás padeces el complejo de Edipo

¿Quieres una esposa como tu madre? Quizás padeces el complejo de Edipo

Es común escuchar en algunas relaciones quejas por parte de las mujeres que indican que sus esposos les exigen ser igual que sus madres o tener actitudes parecidas. En psicología existe un tipo de complejo que ocurre en el ser humano de forma inconsciente a raíz de experiencias vividas en la infancia que genera ciertas consecuencias en la adultez del hombre, este complejo es conocido como el Complejo de Edipo.

El complejo de Edipo tiene sus raíces en el rey mítico de Tebas, hijo de Layo y Yocasta que, sin saberlo, mató a su propio padre y desposó a su madre. A raíz de esta leyenda la psicología de Sigmund Freud y sus teorías del desarrollo psicosexual del niño caracterizan una etapa en donde hay un cambio de conducta y comienza a florecer una idealización hacia la madre y a generarse sentimientos negativos hacia cualquier hombre que busque su atención, normalmente el padre.

Esta etapa normalmente ocurre entre los tres y los cinco años de edad, promueve un exceso de cariño hacia la madre convirtiéndola en un modelo a seguir mientras que genera rabietas y enojos hacia el padre. Es una etapa que se supera sola, que desaparece de forma natural con el paso de los años y que no genera mayores consecuencias. Todos los padres deberían saber enfrentarse a ella para no generar malos entendidos.

A pesar de ser un complejo que se supera durante la infancia, en algunos casos deja vestigios que afectan la edad adulta. Está comprobado científica y psicológicamente que aun en la adultez existen hombres que idealizan demasiado la imagen de la madre. Esto genera conductas negativas para las relaciones de pareja ya que pretenden que sus esposas o novias sean iguales o muy parecidas a las madres, y también genera conductas de apego hacia las madres que pueden dañar la relación de pareja.

Normalmente esto ocurre porque no existió la superación de la etapa, las necesidades emocionales que esto trae consigo no se resolvieron durante la infancia o durante la adolescencia y se arrastran hasta la adultez. Lo mejor que se puede hacer en estos casos es buscar apoyo psicológico profesional y mantener una buena relación de paciencia con la pareja.

Por Maria Gabriela Roa /  @Gabyroab / Culturizando

Con información de: webconsultas.com / revistabuenasalud.com

  • Me encanta 3
  • Me divierte 1
  • Me asombra 3
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1



Es tendencia