¿Qué es el «queer coding»?

¿Qué es el «queer coding»?

A lo largo de la historia del cine y la televisión, muchos de los antagonistas en películas animadas han presentado características estereotípicas y clichés relacionados al movimiento LGBTQ. ¿Te habías dado cuenta? ¡Conoce los detalles!

¿A qué se refiere el término «queer coding»?

Al hablar de «queer coding», nos referimos al conjunto de características, comportamientos y elementos que sugieren al espectador que un personaje de ficción pueda parecer queer, aunque su orientación sexual permanezca ambigua y nunca se plantee como un conflicto en la historia.

Esta tendencia es, por lo general, determinada sobre la base de una serie de conductas asociadas a elementos clichés dentro del movimiento LGBTQ, y atribuidas a personajes antagónicos, en función de plasmar el contraste entre los ideales de lo normalizado y tradicional, con respecto a lo transgresor y desconocido.

Amaneramientos femeninos y actitudes melodramáticas en personajes masculinos, presentes en antagonistas como Scar en El rey león (1994), Jafar en Aladdin (1992), y Hades en Hércules (1997); aunado a la incorporación de vestuario y maquillaje en alusión a la cultura de las drag queen, como es el caso de Úrsula, cuya estética y personalidad se encuentra basada en el ícono drag Divine, corresponden a solo algunos de los ejemplos más cercanos de cómo el «queer coding» fue concebido como consecuencia de lo que, en el cine, era considerado «tradicional» para la construcción de cierto tipo de personajes.

Fotograma de ‘El rey león’ (1994) – Fuente: IMDb.-

Bien hayan sido escritos con estas características de forma intencional o por accidente, lo cierto es que, mientras los villanos masculinos suelen ser representados por medio de formas más delgadas, de rasgos afilados y pocos saludables, muchas veces acentuados y ridiculizados con maquillaje visible, en contraste a la visión hipersexualizada de personajes musculosos; las antagonistas suelen representar una versión corrompida y alterada de lo que supone el rol de una mujer en la sociedad en la cual está ambientada la cinta.

Por ejemplo: Maléfica de La bella durmiente (1959), Madre Gothel en Enredados (2010), e incluso Úrsula, en La sirenita (1989), quien siendo un personaje femenino, representa todo lo opuesto a la femenina, vulnerable, inocente y virginal Ariel.

Pat Carroll interpretó la voz de Úrsula – Fuente: IMDb.-

No obstante, codificar un personaje como queer, no necesariamente lo convierte en parte del movimiento LGBTQ. Muchos de ellos son abiertamente cisgéneros y heterosexuales, pero las características físicas y de actitud bajo las que han sido concebidos, hacen que, estereotípicamente hablando, sean relacionados de forma inconsciente con los cánones establecidos para el género opuesto, y en consecuencia, al espectro queer.

Con información de: Syfy Wire/ Milenio / The Vintage News

  • Me encanta 1
  • Me divierte 2
  • Me asombra 1
  • Me entristece 1
  • Me enoja 2



Es tendencia