Pónganse a leer: Las bibliotecas, paraísos en la Tierra

Pónganse a Leer con Pedro Julio | “El escritor argentino Jorge Luis Borges dijo que imaginaba que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca, Borges por cierto trabajo en el paraíso, fue director de la Biblioteca Nacional de Argentina, para Cicerón si cerca de la biblioteca hay un jardín ya no nos faltará de nada”.

Hoy en pónganse a leer vamos a hablar de mis espacios favoritos en todo el mundo, las bibliotecas. El día 13 de julio se cumplieron 188 años de la fundación de la Biblioteca Nacional de Venezuela y yo tengo mi cuento con esa ilustre institución.

Yo soy hijo y sobrino de bibliotecarias.

Mi mamá hizo de todo en las bibliotecas, desde trabajar en el bibliobús hasta dirigir una biblioteca central en Mérida, y para que nos eche esos cuentos ella misma, me la he traído aquí.

Las bibliotecas

La palabra ‘biblioteca’ proviene de los vocablos griegos biblion y teka (con k) que significan libros y caja o deposito respectivamente. Así que podríamos decir que vienen siendo un mueble o un edificio para guardar libros, pero en sentido amplio una biblioteca es una colección de libros debidamente clasificados y ordenados, para la lectura y la consulta del público especialmente estudiantes, investigadores y amantes de la lectura. [1] Esto es un parafraseo de lo que encontré en la página concepto de definición.com.

Para nosotros, las bibliotecas son esos lugares en donde podemos encontrar documentos escritos esencialmente aunque preservan mucho más, estos documentos generalmente son libros, pero también pueden ser revistas, catálogos, periódicos… en fin pare usted de contar. Todo esto esta ordenando y al alcance del público para que podamos consultarlos y tomarlos prestados a través de un sistema fantástico que aquí en Venezuela se llama el préstamo circulante. Que consiste en llevarse un libro para consultas fuera de la biblioteca durante un plazo determinado y luego se devuelve obvio.

El mundo de las bibliotecas es muy amplio, desde tiempos inmemoriales existen estos espacios luminosos, tenemos registros desde hace más de 4 mil años.

Las bibliotecas tienen su génesis en la cultura mesopotámica, y eran reservorios de las tablillas de barro que fueron el antecedente del libro, rescaten el episodio de la magia de los libros donde explicamos esto.

También es ultra famosa la biblioteca de Alejandría y la célebre biblioteca de Pérgamo que se parecía mucho a lo que nos encontramos hoy en estos espacios.

Luego en el medioevo encontramos grandes bibliotecas en los monasterios, porque ya se sabe que los religiosos son especialistas para atesorar conocimiento, y aparte ellos producían los libros.

El público de las bibliotecas eran eruditos y estudiosos, es decir el pueblo llano no tenía acceso a ellas, pero también consideremos que la mayoría de la gente era analfabeta. 

Con el paso del tiempo las bibliotecas se fueron convirtiendo en los espacios que tenemos hoy en día, a loa que podemos acceder todos.

La biblioteca nacional de Venezuela

Bueno en Venezuela contamos con nuestra propia Biblioteca Nacional. Eso se lo debemos al centauro de los llanos, el General José Antonio Páez, que por decreto presidencial fundo La Biblioteca Nacional de Venezuela el 13 de julio de 1833.

Actualmente la Biblioteca Nacional es un Instituto Autónomo, adscrito al Ministerio de la Cultura desde 1977.

Funciona en su sede central en Caracas, está en la avenida Panteón, en el Foro Libertador, cerquita del Panteón Nacional de Venezuela.

La Biblioteca Nacional alberga aproximadamente 3 millones de volúmenes de libros y es la custodia de importantes ejemplares hemerográficos, documentales y audiovisuales.

Por cierto que en ella reposan también los cinco incunables que hay en este país, un incunable es un libro impreso durante el siglo XV, desde los primeros salidos de la imprenta de Gutenberg (1450-54) hasta los libros impresos antes del día 1 de enero de 1501).

Es imposible hablar de bibliotecas en este país sin mencionar a una mujer que llevo la institución a la gloria, que convirtió la red de bibliotecas públicas de Venezuela en un ejemplo para otros países, que organizo un equipo fantástico de gente que desarrollo un sentido partencia por lo que hacía que ustedes no pueden imaginarse el nivel de implicación de esta gente con su trabajo. Obviamente estoy hablando de Virginia Betancourt, la gran Virginia Betancourt, que es por cierto de las mujeres que yo más admiro en el mundo.

Betancourt que fue directora de la Biblioteca Nacional de Venezuela.

Las Bibliotecas no solo conservan libros, también prestan otros servicios como: el préstamo circulante, la caja viajera, los bibliobuses, y las aventuras en vacaciones.

Las bibliotecas más impresionantes del mundo

Las bibliotecas son lugares mágicos, pero hay unas bibliotecas que realmente parecen sacadas de un cuento de hadas. Aquí les vamos a compartir las cinco que a nosotros nos parecen de ensueño.

La Nueva Biblioteca Alexandrina de Alejandría

En 1987 se inició el proyecto de construir una nueva biblioteca que recuperar la esencia y la ubicación de la mítica biblioteca de Alejandría, que fue la biblioteca más grande del mundo. Bueno el edificio actual fue diseñado por un estudio de arquitectura noruego Snøhetta AS. Esta gente busco los materiales para la construcción en la mítica Asuán y revistieron la fachada de bajorrelieves caligráficos con algunas lenguas del mundo.

La Biblioteca Pública de Nueva York

Aquí hay alrededor de 3 millones de ejemplares, y es la segunda biblioteca más grande de Estados Unidos, está ubicada en pleno centro de Manhattan y es quizá las más cinematográfica de todas, ha salido en un montón de películas, el edificio es una belleza neoclasicista, de principios del siglo XX, y es fácil reconocerla por sus leones (que por cierto simbolizan la verdad y la belleza). En la Biblioteca de Nueva York hay una Biblia de Gutenberg, una carta de 1493 de Cristóbal Colón, la primera edición de los manuscritos de Shakespeare, de 1623, una copia manuscrita del discurso de despedida de George Washington, y un primer borrador de la Declaración de la Independencia de Jefferson. Esto es el paraíso diría Borges.

La Biblioteca del Congreso en Washington DC

Esta es la Biblioteca más grande de los Estados Unidos y del mundo por cierto. Es la institución cultural de carácter federal y desde ella se dirige la sección de investigación del Congreso. Custodia millones de libros, grabaciones, fotografías, mapas y manuscritos. La colección cuenta con alrededor de 36,8 millones de libros catalogados y otros materiales impresos en 470 idiomas, 68,9 millones de manuscritos, y contiene la mayor colección de libros raros de América del Norte y la mayor del mundo de materiales legales, películas, mapas, partituras y grabaciones de sonido.

Por cierto que en la Biblioteca Nacional de Venezuela también existe una sala de libros raros que es como una cámara de los secretos para los lectores, ahí reposa por ejemplo “El Manual y Guía del Forastero”, que se atribuye al genio Andrés Bello, también hay un Manual de la Inquisición, y el Tratado de Bacteriología escrito por el Doctor José Gregorio Hernández.

La Biblioteca Apostólica Vaticana en la Ciudad Del Vaticano

Fue fundada por el Papa Nicolás V, ese bonito Papa que se propuso embellecer el Vaticano y contrato a Fra Angélico para la empresa. Esta es una de las más antiguas bibliotecas del mundo y custodia una importantísima colección de textos históricos impresionantes como: el Codex Vaticanus (Códice Vaticano 1209), antiguos manuscritos griegos de la Biblia. Como ustedes saben la Iglesia suele llegar tarde a ciertas innovaciones, pero esta gente se propuso digitalizar el catalogo… esperan terminar este proceso en el 2024.

La Biblioteca Vasconcelos en la Ciudad de México

El edificio fue diseñado por el arquitecto mexicano Alberto Kalach, y abrió al público en mayo del 2006. Es el centro bibliotecario, cultural, librero y recreativo totalmente gratuito. La Biblioteca alberga una osamenta de ballena que se llama realmente Mátrix Móvil del artista mexicano Gabriel Orozco.

Beneficios de las bibliotecas para la sociedad

Ahora, las bibliotecas generan una serie de beneficios maravillosos a sus usuarios, por ejemplo fomentan el hábito de la lectura, también proporcionan espacios para estudiar. Ofrecen espacios para el ocio y entretenimiento de calidad, actualmente también las bibliotecas ofrecen acceso a Internet para todos.

Es que exponer a los niños a la lectura desde temprano facilita el desarrollo, contribuye con el aprendizaje.

Las bibliotecas son fundamentales para fortalecer la identidad cultural, porque permiten el conocimiento de nuevas culturas y su comprensión. Esto favorece la sana convivencia entre todos.

La magia de las bibliotecas

Las bibliotecas nacen de manera insospechadas, por ejemplo en la capital de Turquía, que es Ankara y no Estambul, los trabajadores del aseo urbano crearon una Biblioteca en 2017 con una colección que recopilaron con los libros que la gente botaba o abandonaba, esta gente recupero aproximadamente 50 mil libros, entre libros de historia, novelas, enciclopedias, libros para niños y en idiomas extranjeros. Funciona en una fábrica de ladrillos abandonada.

Despedida

Bueno yo tengo muchos cuentos con las bibliotecas, porque ustedes saben, porque yo este cuento lo he echado por aquí más de una vez, yo crecí en las bibliotecas, primero las de la Red de Bibliotecas Públicas del Estado Sucre y luego las de Mérida, las conocí todas, cada salón de lectura.

Así que este episodio de pónganse a leer está dedicado a todas esas bibliotecas maravillosas y a los bibliotecarios que les dan vida.

Nosotros nos vamos, esperamos que ustedes cuando está vorágine de la pandemia pase, se vayan a las bibliotecas y salones de lectura de sus comunidades. Vivan esa experiencia, lleven a los más chiquitos, disfruten de los libros, serán más felices seguro.

Nos vamos con la consigna gente, ya la saben ustedes: pónganse a leer.

Con información de: [1] CC. https://conceptodefinicion.de/biblioteca/

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia