Menú
No te quedes afuera: Las 10 tendencias de LinkedIn en 2022 para potenciar tu Marca Personal

No te quedes afuera: Las 10 tendencias de LinkedIn en 2022 para potenciar tu Marca Personal

Por Daniel Colombo / Con más de 774 millones de suscriptores de 200 países, LinkedIn sigue posicionándose como la red social de profesionales más importante a nivel global.

Si bien hay muchas personas que, aún en cargos de alta dirección y ejecutivos se le resisten, es el espacio de encuentro ideal para potenciar la Marca Personal en redes.

En los últimos cinco años, LinkedIn viene experimentando una transformación acelerada: desde hacer más amigables todas sus funcionalidades, hasta mejorar la calidad de los cursos online que ofrece, parece que su búsqueda es seguir siendo referente en su segmento, con la flexibilidad de otras plataformas.

De hecho, ha habido un enorme auge de reactivación de perfiles que estuvieron inactivos, a raíz de la incertidumbre del mundo laboral y la renuncia masiva a empleos en países como Estados Unidos. 

  • El FOMO que preocupa a la fuerza laboral

Durante los últimos años la red ha convivido diariamente con sus millones de usuarios brindando apoyo, capacitación, recursos en idioma nativo -con un servicio de traducción que también ha mejorado- y una variedad de funciones que se han actualizado.

A su vez, periódicamente realiza encuestas e investigaciones, que luego comparte a cierto tipo de público, como quienes hemos sido reconocidos como LinkedIn Top Voices (en mi caso, de América Latina).

Por ejemplo, las tendencias del mercado laboral suelen ser uno de los temas analizados con cierta periodicidad. Uno de los más recientes es el estudio del Futuro del Trabajo, donde aparece con fuerza un concepto llamado “FOMO” (sigla de “fear of missing out”, el miedo de perderse algo).

LinkedIn ha revelado que la fuerza laboral más joven, entre 18 y 25 años, parecen estar ansiosos por la vuelta a la oficina. La llamada Generación Z piensa que el trabajo virtual les puede quitar experiencias importantes para su desarrollo profesional.

Según los encuestados, acciones tan cotidianas como contar con apoyo para las tareas del día a día (40%), formar parte de entrenamientos presenciales (39%), socializar con otros colegas (35%) y colaborar con sus compañeros de equipo de forma presencial (32%) son algunas de las experiencias que más extrañan de trabajar en la oficina.

¿Y qué pasa con el talento de mayor edad? Hasta ahora, y la evidencia diaria lo confirma, prefieren seguir con un modelo de teletrabajo combinando con ciertos días alternados de presencialidad.

  • Las 10 tendencias que no puedes perderte para potenciar tu Marca Profesional

Aunque estés en un puesto que, por el momento, parezca seguro, el tener activo, actualizado y vigente tu perfil profesional en LinkedIn te dará una ventaja competitiva importante como apoyo a tu Marca Personal.  Repasemos las 10 novedades que ya se están viviendo, y otras que surgirán este año:

  • Auge del contenido escrito. Contrariamente a lo que sucedía años atrás, ya no hace falta ilustrar con fotos, estadísticas o placas para lograr mayor aceptación. Los textos bien escritos, en forma atractiva y que agreguen valor a tus conexiones y seguidores son una de las formas de mayor enganche en la red.

  • Sintetiza conceptos en forma atractiva y persuasiva. El contenido breve que no supere los 4 o 5 párrafos cortos, convenientemente estructurado, tiene mucha más aceptación que los de mayor extensión.

Te sugiero enfocarte en los puntos principales, “despejar” aireando los textos con espacios y hasta bullets o algunos emoticones apropiados, sin caer en la liviandad con la que se los utiliza en Instagram, Tik Tok o Facebook, por ejemplo.

  • Sí a las infografías. La síntesis de conceptos valiosos, traducidos a un lenguaje que la mayoría pueda entender, genera multitud de adeptos. Son de los contenidos más compartidos. Te sugiero que crees tus propias imágenes, y, cuando utilices contenido de terceros, des el crédito correspondiente.
  • Decae el video. Contrariamente a lo que sucede en otras redes, LinkedIn ha visto cómo las transmisiones en vivo (sólo disponible para ciertas cuentas seleccionadas) o los videos subidos en forma directa no logran captar la atención. Si bien algunos expertos dicen que esto no es así, la prueba está en la poca adhesión de las transmisiones o de reproducciones de videos.

Posiblemente esto se deba a la instantaneidad que prima en el consumo de contenidos originada por otras redes de alcance masivo, y a la abundancia de reuniones virtuales, por lo que estamos más cansados de pasar tiempos prolongados concentrados en la pantalla.

Esto no significa que no se puede utilizar el video como recurso; sólo indica que no tiene el poder de llegada que sí mostraba hace tres años.

  • Tu propio newsletter. Una funcionalidad que ha aparecido para gran parte de los perfiles que son más activos en la red es la de la posibilidad de crear un newsletter con contenido original, que se puede divulgar no sólo dentro de LinkedIn, sino que -y aquí viene lo mejor- le llega un e-mail a cada usuario que se ha suscripto. Esto asegura una mayor tasa de suscriptores, y hasta de lecturas.

De hecho, cuando lancé el mío hace tres meses, en los dos primeros días se sumaron más de 8500 suscriptores, y hoy supera los 18.000.

Permíteme algunas recomendaciones básicas: busca siempre escribir sobre un tema atractivo; define el público y el nicho al que te dirigirás; hazlo en un lenguaje conversacional; agrega valor con el contenido, es decir, que le sea realmente útil a las personas; mantiene tu compromiso de sostener cada edición con la periodicidad que prometiste (puede ser semanal, quincenal o mensual), e interactúa con la comunidad.

  • Bajó el impacto de los artículos en el blog. El tradicional espacio para publicar artículos largos de LinkedIn viene cayendo en picada; y en parte por eso es por lo que han decidido lanzar el newsletter. Si eres como yo y publicas muy frecuentemente, verás que por más que tengas miles de contactos y seguidores, el alcance será ínfimo.
  • Las empresas necesitan tener su propia Embajada interna:  Es una realidad que la inmensa mayoría de los perfiles de compañías tienen muy poco alcance con sus publicaciones, con la excepción de quienes le encontraron la vuelta desde el contenido: fundamentalmente, que agregue valor y no sea sólo promocional.

En mi percepción, hay dos motivos por los que los perfiles de empresa no terminan de seducir: la poca destreza de quienes crean contenidos de “hablar” el lenguaje LinkedIn, por lo que no sirve replicar lo mismo de las otras redes aquí; y la inacción de los equipos que no apoyan a las compañías a viralizar sus novedades.

Para revertir en parte esta realidad, además de mejorar sustancialmente en contenido específico para esta red, recomiendo instrumentar un programa con ambassadors.  Consiste en entrenar, capacitar y desarrollar una estrategia específica mediante la que ciertos perfiles de una empresa se comprometen a compartir el contenido publicado en la página de la empresa.

Como resultado, tendrás un alcance mucho más amplio, y, a la vez, retroalimentará el conocimiento de la marca, producto y los servicios que ofrecen, incluso será un buen imán de talento.

  • Muchos enlaces externos te quitan visibilidad. Si algo hemos comprobado quienes trabajamos con LinkedIn cotidianamente es que colocar directamente enlaces externos, como tu página web, otra fuente de información, YouTube, tu podcast o tus demás redes sociales, le cae muy mal al algoritmo de la red.

Esto hace que baje notablemente tu visibilidad. Por eso la sugerencia es que siempre apuestes por contenido que sea nativo, colocado sobre la misma plataforma. Por lo que vengo probando, un 10% de enlaces externos no afecta demasiado al algoritmo; el otro 90% debería ser contenido publicado en forma nativa.

  • La importancia del índice SSI. Esa es la sigla de “Social Selling Index”, un indicador poco conocido de LinkedIn, que te permite comparar y puntuar tu actividad en la plataforma de acuerdo con estos cuatro factores relevantes: marca profesional, público al que te diriges, la calidad de las interacciones y relaciones de calidad.

Si es que tienes un perfil completo y actualizado, el SSI te permitirá saber cuál es tu posicionamiento versus otras personas relativamente parecidas a ti, medido entre el 1 y 100%.

Si bien los resultados no te indican qué deberías mejorar, se sabe que un índice por debajo del 40% es escaso, mientras que si superas el 60 o 70% de SSI, tu perfil se encuentra más optimizado y se muestra más apropiadamente dentro del algoritmo de la red. Esta es una función del plan “Sales Navigator” (específico para vendedores), aunque cualquiera puede acceder siguiendo este enlace: https://www.linkedin.com/sales/ssi  Allí verás varios gráficos y mediciones que entrega LinkedIn.

A propósito, si te dedicas a ventas te recomiendo investigar esa función para comerciales, que tiene muchas prestaciones; así como hay otras específicas para talento y gestión de personas.

  • Market Place para autónomos. ¡Se acabó la protesta generalizada de que LinkedIn es sólo para quienes buscan empleo! En muchos perfiles profesionales ya se ha activado esta función que permite publicar ofertas de servicios profesionales para captar nuevos clientes, y publicar reseñas de clientes con un comentario a modo de evaluación. Actualmente está a prueba en unos 2 millones de usuarios.

De esta forma, consultores, diseñadores, abogados, redactores, periodistas y cualquier otro tipo de profesionales independientes pueden mostrar más eficientemente su oferta.

  • Bonus tracks

Para finalizar quiero compartir contigo tres recomendaciones adicionales: 

La primera es que si te gusta compartir en LinkedIn frases de motivación como si fuese Instagram, debes saber que este tipo de contenido está en su bajante: el público ya no les presta tanta atención, al menos por el momento.

La segunda: dedica un 80% de espacio a crear contenido de calidad, original y generado por ti, y sólo un 20% a contenido de otras fuentes, o de venta propiamente dicha: la gente está odiando a quienes sólo usan la red para querer venderles cosas.

Y, por favor, no cometas el pecado de agregar contactos porque sí, y a los 5 segundos de que te aceptaron ya les estás queriendo vender cualquier cosa. Dirige bien tu objetivo: no desperdicies tu tiempo ni hagas que de odien (a ti y a tu empresa).

Imagen: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x