Menú
Lugares increíbles: Cuevas luminiscentes de Waitomo

Lugares increíbles: Cuevas luminiscentes de Waitomo

Un mágico universo se encuentra inmerso en las profundidades subterráneas de la región de Waikato, al sur de Auckland, en la Isla Norte de Nueva Zelanda. Se le conoce como las Cuevas de Waitomo, y están conformadas por laberintos, simas y ríos que yacen justo debajo de esa localidad.

Estas cavernas se formaron durante años gracias a la presión de corrientes subterráneas sobre la piedra caliza blanda que se encuentra en la zona. Dentro de ellas se pueden observar formaciones de estalactitas, estalagmitas y rocas modeladas por el goteo del agua.

Su mayor atractivo son las “Glowworms” (Arachnocampa luminosa), pequeñas larvas cuyos cuerpos gozan de un factor bioluminiscente que las hace resaltar en la oscuridad, y que cuelgan como unos hilos o collares de la superficie de la cueva.

Estas cavidades subterráneas están conformadas por tres niveles diferentes, el último es “La Catedral”, esta parte está cerrada con paredes de roca de 18 metros de altura y gran acústica; es aquí donde se encuentran las larvas luminosas.

Para llegar hasta ahí, se puede tomar un tour a pie, en bote, descender en tirolesa o rapel. Si se elige la segunda opción, se tiene la posibilidad de nadar, navegar y flotar en una cámara de goma.

waitomo-02

Las Cuevas de Waitomo atraen miles de turistas al año, y puede ser visitada cualquier día de la semana entre las 9:00 am y las 5:00 pm. El recorrido dura aproximadamente de 45 minutos a una hora. Lo único es que no se pueden hacer fotografías adentro, y está prohibido tocar a las larvas.

También está el museo de las Cuevas de Waitomo -ya en el exterior- y cerca de él comienza una vía por donde se pueden apreciar formaciones rocosas y extraños afloramientos acanalados, además de realizar excursiones a través del bosque Pureora.

Las Cuevas de Waitomo aunque eran conocidas desde hace muchos años por los locales, fue en 1887 que el jefe de la tribu maorí Tane Tinorau, realizó una expedición donde descubrió más cavernas subterráneas. Ya para 1889 se abrieron al público, siendo Tinorau y su esposa los primeros guías.

Pialet Narváez | Culturizando
Con información de: diariodelviajero / newzealand / mochileandoporelmundo / viajes.101lugaresincreibles

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x