Junio 06, 2019

Lakshmi Bai, la reina que se negó a ser quemada viva

Lakshmi Bai, la reina que se negó a ser quemada viva

Conoce la historia de una de las mujeres más adoradas de la historia de la India, la reina y guerrera Lakshmi Bai.

La historia de la India está llena de increíbles anécdotas y aunque para la época no era normal que una mujer resaltara, Lakshmi Bai se enfrentó a todas las leyes y a los colonos ganándose el cariño de toda la India.

¿Quién fue Manikarnika o Lakshmi Bai?

Manikarnika o Lakshmi Bai, nació el 19 de noviembre de 1828 en la ciudad de Varanasi en el seno de una de las castas más elevadas de la India. La joven quedó huérfana de madre cuando tenía cuatro años. Su padre, Moropant Tambe, se la llevó con él a la corte del peshwa de Bithur donde se crió y aprendió las artes de la guerra.

En 1842, cuando tenía 14 años, fue entregada en matrimonio al maharajá de Jhansi, Gangadhar Rao. Asumía entonces el nombre de Lakshmi Bai y se convirtió en reina de Jhansi. Ambos tuvieron un hijo, Damodar Rao pero el pequeño falleció cuando tenía cuatro meses.

Una reina luchadora

La imposibilidad de tener un hijo, hizo que la pareja adoptara a un familiar del esposo, como lo decía la tradición. Pero al morir el maharajá en 1853, la Compañía de las Indias Orientales, que era la que controlaba la región, aplicó la doctrina del gobernador general lord Dalhousie según la cual los reyes que fallecían sin ninguna descendencia debían entregar la corona a la Compañía.

Así que en marzo de 1854, la reina Lakshmi Bai se marchó del palacio real para vivir en el palacio de Rani Mahal.

En 1858 estalló la rebelión que convirtió a la India en un verdadero campo de batalla. El reino de Jhansi permaneció al margen durante un tiempo hasta que el capitán Hugh Rose decidió tomar la ciudad. Fue en ese momento cuando Lakshmi decidió demostrar todo lo que había aprendido en su infancia y se puso al frente de la resistencia.

El 24 de marzo comenzaron los bombardeos para derribar las murallas de Jhansi. La batalla duró varios días y terminó con la caída de la ciudad, así que Lakshmi decidió huir. Según la tradición, la guerrera subió a su caballo con su hijo adoptivo sobre ella y saltó la muralla para poder escapar de aquella batalla.

La reina se unió a otros luchadores para pelear nuevamente contra los ingleses. El último enfrentamiento registrado, fue la batalla de Gwalior. Lakshmi vestida de soldado cabalgó con valentía ante las tropas inglesas.

Por desgracia fue la última de sus batallas, sus compañeros la encontraron en medio del campo y decidieron quemar su cuerpo para que los enemigos no pudieran hacer nada con él.

La reina de Jhansi es uno de los personajes más queridos de la historia de la India. Una de sus acciones que más marcó a la sociedad, fue romper con la tradición de que la mujer debía ser quemada cuando su esposo falleciera, esto la convirtió en todo un símbolo de lucha.

  • Me encanta 6
  • Me divierte 0
  • Me asombra 4
  • Me entristece 1
  • Me enoja 2