La teoría de los ‘6 grados de separación’, todos estamos conectados

La teoría de los ‘6 grados de separación’, todos estamos conectados

La teoría fue inicialmente propuesta en 1929 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en un cuento llamado Chains. El concepto está basado en la idea de que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces en la cadena, y sólo un pequeño número de enlaces son necesarios para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera.

Esta teoría también está recogida en el libro «Six Degrees: The Science of a Connected Age” del sociólogo Duncan Watts, y que asegura que es posible acceder a cualquier persona del planeta en tan sólo seis “saltos”.

Según esta Teoría, cada persona conoce de media, entre amigos, familiares y compañeros de trabajo o escuela, a unas 100 personas. Si cada uno de esos amigos o conocidos cercanos se relaciona con otras 100 personas, cualquier individuo puede pasar un recado a 10.000 personas más tan sólo pidiendo a un amigo que pase el mensaje a sus amigos.

El psicólogo social Stanley Milgram llevó a cabo el estudio, en el que un grupo de personas elegidas al azar en el oeste de EE.UU. debían hacer llegar una carta a una persona determinada en la costa este de país, pero dicha misiva no podía ser enviada directamente, sino que tenía que ser entregada en mano a un conocido que estuviera más cerca del objetivo final.

Al parecer en el experimento original de Milgram, que se hizo enviando cartas por correo postal, el 95% de los envíos nunca llegaron, lo cual no es muy conocido, pero no dice mucho a favor de la teoría.

Un grupo de investigadores realizaron un experimento semejante, pero actualizado. Los científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York (EE.UU.) utilizaron el e-mail para comprobar la teoría de Milgram a nivel mundial.

Pidieron a un grupo de 61.000 personas que re-envíen un correo electrónico a amigos, colegas o conocidos que estuvieran más cerca de una de 18 personas elegidas como objetivo, en 13 países diferentes.

Al igual que en el experimento original, el mensaje no podía ser enviado directamente al receptor.

Los investigadores rastrearon más de 24 mil cadenas de e-mails que se formaron, de los cuales sólo 384 lograron alcanzar su blanco. Sin embargo, el estudio reveló que los emails que llegaron sí daban estos 6 grados.

@Culturizando

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.


  • Me encanta
    1

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    1

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    1



Es tendencia