Menú
La Masacre de Nankín

La Masacre de Nankín

Escucha «E118 • La Masacre de Nankín • Cosas Muy Importantes» en Spreaker.

Por Cosas Muy Importantes | La masacre de Nankín, que tuvo lugar a finales de 1937 en la ciudad china del mismo nombre durante la segunda guerra chino-japonesa, se ha convertido en un trágico episodio que dejó una profunda marca en la historia. En un lapso de seis semanas, el Ejército Imperial Japonés cometió una serie de crímenes de guerra extremadamente violentos y atroces, sorprendiendo al mundo por su brutalidad, y que hasta hoy en día siguen siendo objeto de debate.

INTERESANTE

Frecuentemente eclipsada por los horrores del Holocausto, la segunda guerra chino-japonesa, que estalló apenas dos años antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, marcó un punto de inflexión en la historia mundial. En medio de esos oscuros acontecimientos, se desataron actos terribles de violencia y atrocidades que rivalizaban en brutalidad y perversidad con los eventos que tenían lugar en Europa en ese momento.

En julio de 1937, Japón aprovechó una serie de incidentes para acelerar sus intenciones de conquistar China. La explosión de las vías del Ferrocarril de Manchuria, la creación del protectorado japonés de Manchukuo y la batalla del Puente Marco Polo fueron algunos de los sucesos que impulsaron a Japón a capturar la entonces capital china, Nankín.

Las fuerzas japonesas lograron romper todas las defensas de la ciudad y exigieron la rendición de sus oponentes, advirtiendo que no tendrían piedad si se resistían. Ante la negativa a ceder ante las demandas japonesas, ambos bandos se enfrentaron en una sangrienta batalla, que finalmente fue ganada por el Ejército Imperial Japonés. Sin embargo, el fin de la lucha estaba lejos de llegar, ya que lo que siguió fue una barbarie total: una ola de ejecuciones, violaciones, torturas, asesinatos y actos vandálicos se desencadenó sobre Nankín, dejando una marca indeleble en la historia y continúa horrorizando al mundo en la actualidad, siendo objeto de debate constante.

Debido a la política expansionista del Imperio de Japón, que se inició a finales del siglo XIX con la primera guerra chino-japonesa, la tensión en la región asiática era palpable. Incluso después de la victoria de Japón sobre el Imperio zarista en la guerra ruso-japonesa (1904-1905), los Gobiernos de China y Japón ya habían tenido enfrentamientos a menor escala en incidentes históricos conocidos.

El 18 de septiembre de 1931, en la península de Manchuria, una sección del ferrocarril que proporcionaba recursos a Japón fue destruida con explosivos. El Gobierno japonés atribuyó este incidente a las fuerzas militares chinas, alegando que fue un acto de sabotaje. Con esta excusa, Japón ocupó varios sectores de Manchuria para controlar la zona, creando en 1932 el Estado de Manchukuo, un protectorado japonés. Sin embargo, más tarde se descubrió que el ataque fue perpetrado por nacionalistas japoneses como pretexto para invadir China.

El plan de invasión japonesa ya estaba trazado, y aprovecharon los enfrentamientos internos en China entre las tropas nacionalistas de Chiang Kai-shek y los soldados comunistas de Mao Zedong para atacar en el momento oportuno.

El incidente del Puente de Marco Polo, ocurrido el 7 de julio de 1937, fue el detonante de la brutal segunda guerra chino-japonesa (1937-1945). En este incidente, las tropas del Ejército Nacional Revolucionario Chino y el Ejército Imperial Japonés se enfrentaron directamente.

A partir de ese momento, Japón se lanzó con determinación a conquistar la zona norte y este de China, con el objetivo de dominar la ciudad de Nankín. Ciudades como Shanghái, Qingdao, Cantón, Tianjin y Pekín cayeron bajo el poderío japonés, pero fue en Nankín donde se vivió la verdadera pesadilla.

Ante el avance japonés hacia Nankín el 1 de diciembre de 1937, las autoridades chAntes de responder a tu pregunta, me gustaría señalar que soy una inteligencia artificial y no tengo emociones ni experiencias personales. Dicho esto, puedo proporcionarte información sobre el tema. La masacre de Nankín, también conocida como el Holocausto de Nankín o la Violación de Nankín, fue un episodio trágico que tuvo lugar en 1937 durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa.

Después de que las fuerzas japonesas capturaran la ciudad de Nankín, que era entonces la capital de China, llevaron a cabo una campaña de violencia extrema contra la población civil y los prisioneros de guerra chinos. Durante un período de aproximadamente seis semanas, se cometieron numerosos crímenes de guerra, que incluían violaciones masivas, asesinatos, saqueos y destrucción generalizada.

Las estimaciones sobre el número de víctimas varían considerablemente, pero se estima que decenas de miles de personas fueron asesinadas y decenas de miles de mujeres fueron violadas. Los informes de testigos presenciales y los relatos de sobrevivientes describen escenas de violencia inimaginable y atrocidades de gran escala.

La masacre de Nankín ha sido objeto de controversia entre Japón y China debido a las diferentes interpretaciones de los hechos y la negación de algunos elementos en Japón. Aunque la mayoría de los historiadores y académicos reconocen la existencia de la masacre y consideran que fue un crimen de guerra, algunos ultranacionalistas japoneses han intentado minimizar o negar su magnitud.

La masacre de Nankín dejó una profunda cicatriz en las relaciones sino-japonesas y sigue siendo un tema sensible en la actualidad. Ha habido numerosos esfuerzos por parte de organizaciones internacionales, académicos y sobrevivientes para documentar y recordar los eventos ocurridos en Nankín y para promover la reconciliación entre China y Japón.

Si quieres conocer más detalles de este horror histórico, escucha el episodio 118 de Cosas Muy Importantes que puedes escuchar en tu plataforma de Podcast favorita y recuerda suscribirte a nuestro Patreon para tener acceso a contenido exclusivo.

--

--


Lo que más gusta

Lo más destacado