La historia del peculiar Sikkim, el reino que decidió unirse a la India

La historia del peculiar Sikkim, el reino que decidió unirse a la India

Antes de su independencia de los británicos, la India estaba repleta de principados que eran gobernados por rajas o maharajás, bajo la corona inglesa; sin embargo, el reino de Sikkim era una nación independiente, pero aun así decidió unirse a la India… ¿Sabes por qué?

Sikkim está ubicado en uno de los lugares más recónditos y peculiares del mundo, la cordillera del Himalaya. Teniendo fronteras con el Tíbet, Nepal y Bután nos podemos hacer una idea de su religiosa y montañesa identidad cultural.

Durante muchos años, Sikkim fue un reino gobernado por los Chogyal (o reyes Dharma), pero aunque no estaba totalmente conectado con el territorio que se convertiría en India, sí fue definitivamente afectado por la creación de este país.

Bandera del reino de Sikkim (1642 – 1975) – Imagen: Wikimedia.-

Durante los años del Raj británico (cuando la India era una colonia de Reino Unido), Sikkim se convirtió en un protectorado inglés, especialmente porque ambos tenían como enemigo a Nepal. Eventualmente las tensiones con esta nación se apaciguaron, pero Sikkim seguía dependiendo para sus relaciones internacionales de la India británica; de hecho, Sikkim también era miembro de la Cámara de los Príncipes, donde se reunían los gobernantes de todos los estados principados que existían en India, pero con la peculiar diferencia de que Sikkim era externo de los “estados indios”. 

En 1949 tras muchos años de colonización, la India consigue su independencia de Reino Unido, pero los británicos estipulan que tanto Bután como Sikkim no eran “estados indios” sino himalayos, así que su futuro era ajeno al de los territorios de India.

Sin embargo, el paso hacia la soberanía de sus vecinos hizo que se creara el Congreso Estatal de Sikkim, partido que buscaba adherirse a India, mientras que a su vez fue fundado el Partido Nacional de Sikkim, con personas que querían mantener una monarquía.

Las tensiones –y probablemente la histeria colectiva- incrementaron cuando en 1951 China invadió y anexó a la fuerza al Tíbet, la nación vecina de Sikkim, situación que muchos consideran pudo influir en lo que ocurriría años después…

La ciudad de Gangtok, la capital de Sikkim – Imagen: Wikimedia.-

El movimiento antimonárquico estaba ganando seguidores, así que el chogyal (rey) Palden Thondup Namgyal, quien quería evitar ser parte de India, irónicamente pide apoyo militar a este país.

India aceptó prestar parte de su ejército y es así como Sikkim se convierte nuevamente en un protectorado indio.

Finalmente, en 1975 el primer ministro de Sikkim, pide a India la anexión del territorio, así que el ejército indio entra a Gangtok, solo que esta vez no era con el fin de ayudar al monarca, sino para velar por su derrocamiento.

No obstante, a diferencia de la invasión china del Tíbet, los militares solo entraron para supervisar un referéndum, donde más del 97% de los votantes estuvo de acuerdo con acabar con la monarquía y unirse al gigantesco país, convirtiéndose así Sikkim en el estado 22 de la India…

El último chogyal de Sikkim, Palden Thondup Namgyal, junto a su esposa e hija – Imagen: Wikimedia.-

Sikkim en la actualidad

Aunque definitivamente no es un lugar del planeta que escuchamos ser referenciado a menudo, Sikkim es de las regiones más interesantes que conforman India. Es su estado menos poblado y el segundo más pequeño, pero también resalta por el Parque Nacional Khangchendzonga (abarcando más del 30% del territorio) que es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y por ser el mayor productor de picante del mundo, solo superado por Guatemala. También se destaca por ser uno de los estados indios con mayor tasa de alfabetización.

Templo Siddeshwar Dham en la ciudad de Namchi. La estatua representa a Lord Shiva – Imagen: Wikimedia.-

Sikkim también posee su propio idioma, el bhutia, pero debido a que incluso en este pequeño lugar existe una enorme diversidad étnica, otras lenguas son comúnmente utilizadas, como el inglés, lepcha o el nepalí, siendo este último la lengua franca, porque la mayoría de los habitantes son de origen nepalí.

Si bien la mayoría de la población es hindú (57%), los budistas son una minoría importante (27%) lo que influye en que tengan una cultura distintiva a lo que se conoce de la India en Occidente. Según ciertos medios y usuarios internáuticos, algunos sikkimeses no se sienten “indios”, pero es importante recordar que es una nación de mucha heterogeneidad en cuanto a culturas, etnias y religiones.

Sikkimeses realizando el baile Gumpa, durante la celebración Losar (el año nuevo tibetano) – Imagen: Wikimedia.-

Algunas personas piensan que Sikkim decidió unirse a su vecino para evitar una terrible ocupación china; la mayoría piensa que era su manera de liberarse de la monarquía, pero el hecho es que actualmente lo que fue el peculiar reino de Sikkim, es ahora uno de los tantos estados que conforman la India, lo que nos da una pequeña idea de lo interesante e inmensamente diverso que es este país asiático.

Con información de Indian Express / Global Times / Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia