7 curiosidades sobre ‘La Gioconda’ de Leonardo da Vinci

7 curiosidades sobre ‘La Gioconda’ de Leonardo da Vinci

‘La Gioconda’, también conocida como ‘La Mona Lisa’, es la pintura más célebre tanto de Leonardo da Vinci, como en la historia del arte. Fue concebida, aproximadamente, entre 1503 y 1506, y corresponde al período del alto renacimiento italiano. ¡Conoce 7 curiosidades de esta icónica pintura!

1. El Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo

La Gioconda, traducido como «la alegre», es el título con el que se conoce a la pintura más célebre de Leonardo da Vinci. No obstante, y de acuerdo con la página oficial del Museo del Louvre, el nombre oficial es: Portrait de Lisa Gherardini, épouse de Francesco del Giocondo o «El Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo», en español.

El nombre deriva de la tesis más aceptada, en relación a la identidad de la emblemática modelo: Lisa Gherardini (1495–1538), una noble florentina, quien habría sido la esposa de Francesco Bartolomeo del Giocondo (1465-1542), un mercader de textiles modestamente exitoso.

2. La pintura más famosa del mundo

La Gioconda es considerada la pintura más famosa del mundo.

Se trata de la última gran obra de su autor, Leonardo da Vinci, quien la conservó hasta su muerte en el castillo de Clos-Lucé, en Amboise, Francia. Posteriormente, pasó a ser propiedad de diversas figuras de la historia, entre quienes se encuentran: el rey Francisco I de Francia (1494-1547), y Napoleón Bonaparte, quien la conservó durante un tiempo en su dormitorio, en el palacio de las Tullerías, hasta llegar, en 1804, al Museo del Louvre.

Salvo por un breve período, donde fue custodiada a causa de la Segunda Guerra Mundial, La Gioconda ha permanecido en el Louvre hasta 2005 en la Sala Rosa, y desde entonces, en el Salón de los Estados.

Gracias a la repercusión que ha significado en el transcurso de la historia, ha sido tomada como referencia en múltiples reinterpretaciones, por parte de artistas de todas partes del mundo.

3. El robo de 1911

De acuerdo con un reportaje llevado a cabo por la BBC, lo que realmente catapultó a la pintura a la fama fue el robo llevado a cabo el 21 de agosto de 1911, un día en que, casualmente, el lugar se encontraba cerrado.

El robo ocurrió a manos de Vincenzo Peruggia, un inmigrante italiano que había trabajado en el museo en 1910, y quien habría sido el encargado de instalar la puerta de vidrio que protegía la obra de Da Vinci.

De acuerdo con los historiadores, al momento del hurto, el museo tenía un sistema de seguridad dudoso y un escaso número de guardias, lo cual facilitó el suceso.

Se trató del primer delito contra la propiedad en recibir la atención masiva de los medios internacionales, de acuerdo con Noah Charney, autor de The Thefts of the Mona Lisa: On Stealing the World’s Most Famous Painting (2011).

«Aparecía en noticieros cinematográficos, cajas de chocolate, postales y vallas. De repente se transformó en una celebridad al estilo de estrellas de cine y cantantes»

Darian Leader, autor de Stealing the Mona Lisa: What Art Stops Us from Seeing (2002).

4. El magistral logro del «sfumato»

Perteneciente a la escuela del Cinquecento, en el marco del renacimiento italiano, Leonardo da Vinci fue el precursor irrefutable de la técnica del «sfumato». La Gioconda es considerada la obra mejor lograda bajo el desarrollo de esta técnica, que consiste en difuminar suavemente los rasgos del retrato, hasta hacer indefinibles los contornos.

5. La enigmática sonrisa

Andrógina, ambigua y fundamentalmente emblemática, la modelo de Da Vinci corresponde a uno de los enigmas más interesantes dentro de la historia del arte.

De acuerdo con un reportaje realizado por El Mundo, la sonrisa de La Mona Lisa se trata de «una ilusión que aparece y desaparece debido a la peculiar manera en que el ojo humano procesa las imágenes».

Por este motivo, para captar la sonrisa de la modelo, es necesario mirarla directamente a los ojos, o a cualquier otra parte del cuadro, de manera en que sus labios permanezcan en el campo de visión periférica.

Incluso Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, se pronunció con respecto al significado de esta pintura. Freud interpretó que la expresión de la Gioconda corresponde al recuerdo latente de la sonrisa de la madre de Da Vinci.

6. La perspectiva atmosférica

Inmersa en la atmósfera y en el paisaje que la rodea, uno de los más grandes logros de Da Vinci en La Gioconda se encuentra determinado por el dominio de lo que, años posteriores a su realización, se denominó «perspectiva aérea o atmosférica».

Detalle del lado izquierdo del paisaje en ‘La Gioconda’ de Leonardo da Vinci – Fuente: Museo del Louvre (Wikipedia).-

Este término se emplea para desarrollar, pictóricamente hablando, una sensación de profundidad, capaz de imitar la palidez y transparencia de los objetos a distancia media y lejana. Esta perspectiva permite relacionar cómo los elementos se encuentran distribuidos dentro de la composición, gracias a la presencia de tonos pálidos, azules y nebulosos.

7. Parodias de otros artistas

En el marco de las vanguardias artísticas del siglo XX, diversos exponentes del dadaísmo, surrealismo y el arte figurativo, llevaron a cabo distintas e interesantes interpretaciones sobre la pintura, consolidándola como un irrefutable ícono cultural. Entre ellas:

  • H.O.O.Q. (Marcel Duchamp, 1919)
  • Mona Lisa (Andy Warhol, 1963)
  • La Mona Lisa a los doce años (Fernando Botero, 1958)
L.H.O.O.Q. es homófono en francés de la frase «Elle a chaud au cul», que se traduce, literalmente, como «Ella tiene el culo caliente» – Fuente: Wikipedia.-

Con información de: Museo del Louvre / BBC/ El Mundo / Arte-Historia / MET Museum

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia