Menú
La cara ambiental del programa de ampliación del Canal de Panamá

La cara ambiental del programa de ampliación del Canal de Panamá

La cara ambiental del programa de ampliación del Canal de Panamá

Talar, excavar, hurgar, abrir caminos profundos en el istmo que marca la división entre el océano Pacífico y el Atlántico para ampliar el Canal de Panamá ha traído, sin duda, una importante huella natural. Animales y plantas que habitaban en los alrededores de esta obra arquitectónica pasaron de ser espectadores a convertirse en invasores.

Consciente de esto, la Autoridad del Canal de Panamá, designó a un equipo de profesionales para coordinar las labores de impacto ambiental a raíz de los trabajos que empezaron en el 2007 y que se estima culminen en el 2014. Justo en el año 2007, antes de arrancar con el proyecto, se aprobó un estudio de impacto ambiental realizado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en el que se especificaron los requisitos ambientales a seguir, tales como: inspecciones, control de indemnizaciones ecológicas, reforestación, plan de rescate de fauna, rescate arqueológico, estudio paleontológico, entre otros.

“Más de 3.000 animales han sido rescatados y, por cada hectárea deforestada, se ha reforestado el doble. Ya van más de 565 hectáreas reforestadas con especies nativas y la colaboración de miembros de la comunidad”, explica Jovanka Guardia, redactora técnica del área de comunicación y documentación histórica del Programa de Ampliación del Canal de Panamá, en el marco del Seminario Taller Regional para Periodistas, Comunicación Ambiental: manejo integrado de aguas y áreas costeras realizado en la ciudad de Panamá del 14 al 16 de septiembre de 2011.

La cara ambiental del programa de ampliación del Canal de PanamáCuenta Franklin Guardia, uno de los especialistas ambientales en qué consiste la labor de rescates de animales. “Lo primero es ingresar al área y revisar qué especies tienen poca movilidad para ayudarlas a ubicarse en zonas aledañas pues, en los alrededores del Canal de Panamá, hay áreas boscosas donde es posible trasladar a la fauna”, señala. Perezosos, osos hormigueros, reptiles y anfibios han sido removidos a otros espacios naturales a fin de preservar sus vidas. Por otra parte, exigen a los trabajadores implantar medidas para evitar la erosión.

Hallazgos arqueológicos y paleontológicos

Tras los movimientos profundos de tierra han aparecido algunos descubrimientos arqueológicos interesantes. “Se les pide que verifiquen constantemente los trabajos por si se tropiezan con algún potencial hallazgo. Si surge algo en el proceso se suspenden las labores, se acordona el área y se busca la evaluación de un arqueólogo”, aclara María Eugenia Ayala, otra de las expertas. Hasta ahora, se han encontrado restos precolombinos, cerámicas, flechas, municiones, herraduras de caballo y herramientas. Todo lo recolectado se va clasificando de acuerdo al material y la época.
La cara ambiental del programa de ampliación del Canal de Panamá
En cuanto a la parte paleontológica la Autoridad del Canal de Panamá se apoya en el Instituto Smithsoniano con sede en la ciudad para realizar estudios de investigación que han dejado como resultado la recolección de 3.500 fósiles animales y unos 250 fósiles de plantas. Adicionalmente, se ha promovido una nueva discusión científica sobre el origen del istmo que, según estos estudios, parece ser más antiguo de lo que imaginaban.

Tasa de indemnización ecológica

Como una manera de asumir las consecuencias ambientales se estableció la tasa de indemnización ecológica que es cancelada a la Autoridad Nacional del Ambiente o a la Autoridad de Recursos Acuáticos dependiendo del tipo de vegetación. Esta indemnización se paga, una única vez, antes de intervenir el área. “Los montos son variables. Los bosques secundarios maduros se pagan a 5.000 dólares por hectárea, los pajonales a 500 dólares y los manglares a 20.000 dólares”, aclara María Eugenia Ayala.

De esta forma, las labores de ampliación del Canal de Panamá que están inevitablemente inmersas en el tema ambiental, buscan pagarle a la naturaleza por su intervención humana.

María E. Rodríguez
Miembro de Periodismo ante el Cambio Climático (PCC)

@rodriguezmariae para @Culturizando y @HoyVerde

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

--


Lo que más gusta

Lo más destacado